ENCUENTROS COINCIDENTES DE NOUR KURI

680 visitas

Esperamos siempre mucho de la autora, de Nour, pero ella ¿qué espera de la gente? Para el artista no es fácil dar respuesta a eso, pero Nour lo tiene claro, la reacción de la gente siempre es maravillosa sin ella esperarlo…

Luis Miguel Cobo

NOUR KURI Y LA VIDA EN SU OBRA – Hace unos días, en la mañana quieta y tranquila de un domingo gozamos del buen café y una excelente plática, el testigo fue la cafetería, la gente que estaba y hablaba, de pronto el silencio rodeó nuestro lugar y detrás de la taza empezó la gran plática, más que eso, no hay palabras para describir cuando se escucha a la artista hablar de su obra, pasión desbordante, luego su vida, los recuerdos vivos de años, la añoranza de una vida que pasó pero ahí está, de la experiencia en las ciencias de la comunicación, traspasó la barrera de la vocación, su corazón la dirigió hasta llegar a lo que hoy realiza, escultura, su vida sería el barro abrazado y protegido por sus manos, creadoras de una obra magnífica que habla por sí sola, que nos alcanza y nos toca el sentimiento y el corazón, ahí la vemos, la escuchamos, a la autora y su obra, su obra habla lo que ella nos dijo, lo que nos dirá, Nour Kuri es la creadora de un estilo, su obra que ha trascendido allende las fronteras, hoy nos tocó en la Ciudad de México, en el Museo del Telégrafo, en el Centro Histórico

Uno o dos o tres tazas de café esa mañana, pudieron haber sido más, pero importante sin más fueron sus palabras, hiladas como sólo ella sabe hacerlo, como su obra cuando la miras, la sientes y todo es una cadena universal que nos une, del artista mediante su obra, del observador quieto, mirando y sintiendo, se traduce en el tiempo perdido ganado, en la vista muerta que revive mirando cada obra, los matices de colores que sólo las texturas los hacen brillar, las ganas de tocar, de acariciar cada obra, chica o grande, todas te llaman para algo especial, te seducen en el momento exacto, coincidencia temporal en el momento ideal, el universo ordena, el título ayuda más no describe el sentimiento que dentro del recinto te causa, historia vieja renovada con la modernidad de la obra de Nour, la combinación perfecta en el lugar exacto, en museo del Telégrafo, eso es tan solo una parte de ENCUENTROS COINCIDENTES, la nueva exposición de la autora, una nueva vida dentro de su vida, un nacimiento que todos vivimos ayer, que la gente aplaudió, sintió las palabras de Nour, se vivió el momento observando cada obra cada invitado, esa fue la inauguración, la fiesta de la nueva exposición, una más para la vida de la artista, en su natal México, en el país tan querido por todos…

ENCUENTROS COINCIDENTES es el arte creador del creador del arte, nuevas obras, antiguas, hermosas esculturas modernas de finas texturas y formas caprichosas nos mueven la mente, nos indican muchos caminos, el que sientes, el que te llame sin buscarlo que sin duda alguna será el exacto, sintiendo cada obra que al principio fue inspiración, luego barro y al final la obra que vimos, el corazón late pensando que fue un proceso de días, meses y hasta años se puede ver, desde la concepción de la obra en la mente de Nour hasta su nacimiento engalardonado por tanta gente que la quiere y admira, ayer lo vimos, lo sentimos, entra amigos, diplomáticos y observadores la sala llena nos dijo mucho, la obra de Nour es muy válida en cualquier lugar, es auténtica porque así fue creada, con sentimiento auténtico y un pedazo de vida de la autora robado por cada obra, son ENCUENTROS COINCIDENTES…

La sensibilidad que mata y revive al autor: detrás de cada obra hay mucho sentimiento, dice Nour, cada obra es una expresión de un momento muy íntimo, vivencial de mí, no analizo, Nour asegura que llega y se encuentra con su barro, o la cera cuando no hay barro, se da el diálogo, la empatía con lo que se creará, sus manos, la humedad de la tierra y lo más importante que es “lo que el corazón habla…” y se deja ir, la conexión universo, corazón y mente alcanza el clímax sagrado para la creación. Porque muchas de esas obras son historias que nunca son comunes, aunque son de ella, propias, sólo ella y su mente, su corazón habla y hablará en cada creación…  “Lo mismo me sucede cada vez que escribo y es lo que comparto…”, nos dice claro y conciso.

Esperamos siempre mucho de la autora, de Nour, pero ella, ¿qué espera de la gente? Para el artista no es fácil dar respuesta a eso, pero Nour lo tiene claro, la reacción de la gente siempre es maravillosa sin ella esperarlo, la conexión existe lo pudimos ver, lo vemos en cada exposición, el hacer su obra, la creación es como de toda artista, sólo son para ella, cada una de ellas, sus hijas, tan personales como ella misma: “cuando las expongo y desnudo el alma y me someto  al gusto de la gente, cuando veo que alguien le sale una lágrima por lo que mira, se me enchina la piel pero es cuando llega la comunicación, positiva o negativa…” Porque como en todo género artístico de las bellas artes o cualquier otro siempre hay gustos encontrados, a quien gusta y a quien no, se lo han dicho: “no me gusta”, pero ella sabe del gusto de la gente mejor que nadie, es autora, no crítica…

La exposición nos mueve cosas que no se pueden describir del todo, el sentimiento es eso, sentir y ya, lo que viene cada vez que se observa a cada obra, nos jala y vivimos el instante, convivimos con una parte de Nour, de sus momentos, de su intimidad absoluta escondida en cada obra, de su creatividad, lo que ella vivió que nosotros sólo sentimos, es una muestra mucho muy madura en todo lo que se mira y se siente, se escucha, el autor se desvive por vivir cada obra, aquí se puede ver, observar, desde la entrada hasta llegar al ajedrez que ella realizó exclusivo para un regalo, maravillosa pieza que arrebata la atención, como las demás, como cualquiera que uno puede ver pero sobre todo sentir…

Así pues fue nuestro encuentro con ENCUENTROS COINCIDENTES, con Nour Kuri a quien admiramos por su integridad artística, por su sencillez humana y por su gran creatividad que mueve mentes y corazones,  siempre los encuentros humanos, físicos, llevan entre los seres la espiritualidad que hoy en día se pierde a pasos acelerados, pero es el arte y sus creadores quienes pueden mantenerlo vivo, aquí una experiencia que se pudo vivir… Mente, Cuerpo y Alma al unísono admirando esta gran obra…

ENCUENTROS COINCIDENTES estará hasta el 23 de octubre, todos los días, entrada libre, en el Museo del Telégrafo (Antiguo Palacio de Comunicaciones, MUNAL)  en Tacuba 8, Centro Histórico CdMx.

Si te comunicas con Nour Kuri con anticipación, en su sitio web o por Facebook, o en el museo, ella estará ahí para platicar contigo de su obra en la sala del museo.

www.nourkuri.com / Facebook: Nour Kuri

ARTICULO RELATIVO: LOS REFLEJOS DE NOUR KURI

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografía: Rodrigo Garzapeña

La Voz del Árabe (LVÁ) – SOCIALES – Cd. de México, septiembre 27 del 2019

 

COMPRA ARTÍCULOS ÁRABES EN

La Voz del Árabe STORE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.