JORDANIA Y SUS POSTRES

532 visitas

Postres jordanos; el lado más dulce del Reino Hachemita de Jordania…

Las primeras cosas que resaltan cuando queremos investigar sobre el Reino Hachemita para visitarlo son sus fascinantes paisajes, su arquitectura y las riquezas naturales que posee. Entre esta lista de atractivos encontramos el desierto de Wadi Rum, la ciudad romana de Jerash, Madaba y sus famosos mosaicos, la hermosa ciudad de Petra y el Mar Muerto, entre muchos más. Sin embargo, este país guarda otra joya; su gastronomía, y en ella no se pueden pasar por alto sus exquisitos postres.

Se puede decir que Jordania es un país que ama las golosinas, pues toda comida que se realiza termina, casi siempre, con postres dulces. Éstos son parte importante de la cultura jordana ya que, además de ser platillos cotidianos y actuales en la sociedad y modo de vida, son testigos de la mezcla de las diferentes culturas que han tocado e influido en Jordania. Esta rama de su cultura se considera un arte que se expresa en pastelillos, tartaletas, galletas, bizcochos y más. Su base contiene ingredientes sencillos que van desde azúcar, agua, harina y leche hasta el aceite de oliva y los frutos que, unidos en sutiles combinaciones conquistan al paladar más exigente.

Algunas de estas gemas representantes del sabor jordano son las siguientes:

Konafa: posiblemente el postre jordano que más se conoce. Una masa parecida a la de la pasta en la cual se añade queso, mantequilla, azúcar, agua y jugo de limón. El resultado; un pastel de queso liviano con un sabor potente y delicioso.

Baklava: un dulce típico de países árabes que se puede encontrar al final de las comidas jordanas o como el guiso principal de un desayuno. Agua, limón, azúcar, canela, frutos frescos, harina y semillas como nueces o pistachos son lo que encontramos en cada bocado de esta exquisita receta de la cual hay muchas variantes.

Mushabbak: un azucarado buñuelo en el que los sabores del agua de rosas, cardamomo y el aceite de oliva le dan gran carácter al unirse con ingredientes base como la harina de maíz, el azúcar y el jugo de limón. Suele disfrutarse también como postre de año nuevo pero se puede disfrutar todo el año. 

Booza: un helado muy dulce que se ve en diferentes países árabes tiene una peculiaridad; su textura elástica muy parecida a la de un chicle. El sabor que más renombre le ha dado es el que obtiene por un tubérculo de orquídea que se usa para hacer una harina aromática y algunas bebidas.

Zalabiyye: bañando en almíbar, este pastelillo relleno de queso en crema es una golosina que todo aquel que visita Jordania debe probar y que muchas veces va acompañado de booza al momento de servirse.

Ahora ya conoces al menos cinco nombres que podrás anotar en tu memoria para disfrutar de un café, restaurante, o la terraza de tu preferencia para conocer, sin lugar a dudas, el lado más dulce de Jordania y consentir a tu paladar al final de cada comida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información-Imágenes: Visita Jordania

La Voz del Árabe (LVÁ) – GOURMET – Cd. México

 

COMPRA ARTÍCULOS ÁRABES EN

La Voz del Árabe STORE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.