GABRIELA NEME, PRIMERA DAMA DEL CENTRO LIBANÉS

1.472 visitas

“Esta es una forma de pagarle al club todo lo que nos ha dado a nosotros…” – Gabriela Neme, Primera Dama del centro Libanés México 2019.

Luis Miguel Cobo

En las instalaciones del Centro Libanes en la calle de Hermes, al sur de la CdMx, tuvimos la oportunidad de sostener una agradable charla con la esposa del actual presidente del Centro, Lic. Tufic Neme, ella Gabriela Neme (GN) nos recibió de manera muy cordial en la majestuosa sala de juntas, detrás de una taza de café la plática abordó varios temas de interés, desde sus inicios hace algún tiempo, nos dijo que fue adoptada por la comunidad libanesa en México, enamorada, como a todos nos sucede, de la cordialidad y hermandad de los libaneses.

Gabriela platicó y fue mucho, de lo que hace como la Primera Dama del Centro Libanés y de lo que le gustaría hacer, sin descuidar el hogar ella trabaja y lo hace duro, porque es más bonito ayudar y regalar que cualquier otra cosa… Habló de sus logros y de su preocupación por los jóvenes, por los niños, los ancianos nunca olvidados, por muchas cosas que tan rápido como despacio se han logrado y se van cumpliendo…

LVÁ – Gabriela platícanos sobre lo que haces, ¿desde cuándo empezó como trabajo de la esposa del presidente del Centro Libanés?

GN – Hola, buenas tardes. Bueno, todo esto comenzó porque desde hace 18 años se construyó la casa de retiro Cedros del Líbano, que está en la unidad Fredy Atala, cuando se dan cuenta de que hay la necesidad de crear una fundación para poder sostener algunas necesidades que tiene la casa de retiro, aunque los habitantes de la casa pagan su cuota hay gastos que se requieren para ayudar cuando se comienza esta labor, por ejemplo: hay algunas personas que están becadas o dieron donativos cuando se amuebló la casa, en fin, hubo necesidad de crear fondos, para poder hacer eso se tuvo que crear un voluntariado para que gestionara los fondos para la fundación, porque la fundación como tal empezó sin dinero, cero pesos. Y bueno, tenía que haber alguien que juntara ese dinero.

Entonces a partir de la presidencia de Jorge Chamlati que fue hace 16 años más o menos, que, aunque se construyó antes, a Jorge le tocó la inauguración de la casa de retiro, y ahí se decidió que la esposa del presidente en turno, la Primera Dama, sería quien encabezaría el voluntariado, en un principio solamente era para ayudar a que los habitantes de la casa tuvieran clases de arte, llevarlos al súper, o llevarlos al teatro, era un poco como ayuda a la casa de retiro. Después ya se convirtió en una labor en la que teníamos que procurar fondos porque empezamos con tener este compromiso año con año para ayudar a la casa de retiro.

Después se empezaron a realizar muchas más actividades, esto ha diversificado, como, por ejemplo: hacemos un bazar navideño, los señores hacen el torneo de golf, en fin, diferentes actividades como el concierto de Mauricio Hanaine al que tu viniste. Al procurar esos fondos dijeron bueno ya no nada más vamos ayudar a la casa de retiro, también podemos ayudar a otras causas, a niños mexicanos o a personas de la tercera edad, en diferentes fundaciones. Ahorita hay un catálogo de once fundaciones a las que se ayuda, mes con mes se les da una cantidad, o donativos en especie, queremos crecer ese catálogo de fundaciones a las cuales a su vez nosotros ayudamos.

LVÁ – ¿Y eso cómo lo hace?    

GN – Para esto yo tengo que hacer diferentes actividades durante todo el año para estar consiguiendo esos fondos, entonces mi labor es doble. Primero que nada, ver en pro de la fundación para que ellos puedan seguir juntando fondos para así cumplir con nuestros compromisos que tenemos mes con mes con las diferentes fundaciones. Y la otra labor que tengo es la de hacer comunidad, a veces organizo eventos gratuitos que se hacen porque se han convertido en una tradición del Centro Libanés, como por ejemplo el “día del niño”, que fue un éxito rotundo, rompimos récord por primera vez entraron 1400 personas…

LVÁ – ¿Aquí en el Centro Libanés?

GN – Sí, lo hicimos junto con el Comité Infantil, y fue un exitazo. Otra cosa que hice también, que no fue con ningún comité, más bien fue mi labor, hice un desayuno estilo libanés, como se le llama, estilo árabe o estilo libanés, es para seguir las tradiciones porque mucha gente no conoce lo que es el desayuno libanés como tal, como que siempre comen los mismos platillos, les falta una gran variedad de lo que es la comida libanesa que es una delicia, nadie las cocina ahora, era la cocina de las abuelas hace muchos años, entonces gracias a Mohamed con su apoyo realizó todo un buffet delicioso…

LVÁ – ¿Todo el desayuno al estilo libanés?

GN – Sí por supuesto, delicioso como siempre. Asistieron cien señoras, nos pusieron narguiles o shishas, lectura de café*, todo fue como se hace en Líbano, muy bonito y con mucho éxito…

LVÁ – ¿Qué más comprende el trabajo de la Primera Dama del Centro Libanés?

GN – Pues es hacer eventos, primordialmente, tanto para juntar comunidad. Un comentario es que apoyar a mi esposo Tufic es muy importante. Yo no soy libanesa, soy mexicana, a mí me adoptó la comunidad, no soy de descendencia libanesa, me apellido Lara Hermida. Cuando me adoptan me enamoro de la manera en como son, de la manera cuando se juntan, como se quieren y apoyan, porque yo no venía de una comunidad tan unida, la verdad, y cuando empiezas a sentir este sentido de pertenencia, que ya perteneces y estás dentro, pues adopté el apellido Neme, la gente me conoce como Gaby Neme, soy Neme, la mamá de los niños Neme, la esposa del señor Neme, en todo soy Neme, ¿no? Por eso para mí es muy importante apoyar a mi marido en todo lo que haga, por ejemplo, hoy hubo un desayuno para los maestros, creo que es muy raro que venga una primera dama a un desayuno de esos, pero para mí es importante porque para esas personas que están ahí, que son los maestros del club, es importante vernos ahí…

LVÁ – ¿Cuántos maestros tiene el club?

GN – Aproximadamente ciento cuarenta… Hay de todo, desde cursos de oratoria, los de deportes, de idioma árabe, de danza árabe, natación, spinning, futbol, basquetbol, tenis y muchos más…

LVÁ – ¿Todos ellos trabajan para el club?

GN – Sí, trabajan para el club, porque tenemos club Fredy Atala, allá es muy grande, tiene una alberca olímpica, creo que 8 canchas de tenis, entonces imagínate la cantidad de profesores que se necesita para mantenerlo activo, yo les digo “son el alma del club”, entre los empleados, de intendencia, los de los baños, secretarias, las que están en la oficina, contabilidad, todos y los profesores son el alma del club, sin ellos no subsistiríamos…

LVÁ – ¿Acerca de la juventud qué nos platicas?

GN – Yo tengo un comité no estaba el años pasado, se llama “Comité de Adolescencia”, es un comité que va y viene porque aun no tiene un presupuesto, sin embargo, hace tres años, ya existía, se hiso una fiesta muy pero muy exitosa, “La fiesta del adolescente” en la que no hay alcohol, se invitan a niños de 14 a 16 años para que aprendan a divertirse “sin alcohol”, para muchos de ellos es su primera fiesta, así de noche, con niños y niñas, con música, si su primera experiencia en una fiesta es sin alcohol creo que pueden tener mucho más éxito en ir a otras fiestas y saber que no tienen que tomar para divertirse.

Hace dos años se hiso junto con el comité adolescente que había en ese momento la fiesta “The colors”, es una fiesta en donde se avientan gises de colores, pusimos un Dj, una pelota que rodaba por todos lados, y se la pasaron bomba los chavos…

LVÁ – ¿Eso fue aquí en el Centro Libanés?

GN – Sí, lo hacemos aquí, y es una fiesta en donde la verdad la cuota de recuperación es súper bajita, es nada más para que el que diga que viene y podamos contratar los tacos que se necesitan, refrescos y demás. Le cuesta al club, pero lo platiqué con Tufic y dije “yo creo que son los valores que queremos sembrar en nuestros adolescentes”, que puedan divertirse sin alcohol, entonces este año se repite por el comité de adolescencia esta fiesta que será el 30 o 31 de agosto, se repite y es una fiesta que le cuesta al club, vale la pena, es un dinero muy bien invertido en nuestra juventud.

LVÁ – ¿A los no tan adolescentes qué les están dando?

GN – A los no tan adolescentes, algo que hicimos para los de los 18 a los 25 años, de lo que hacia Jorge Chamblat junior, algo que le propuse hacer el torneo de padel, hacer una fiesta en la alberca o cosas así. El día del niño rentamos unos inflables y unos juegos mecánicos muy grandes, pedimos que se instalaran dos días antes para que el sábado, un día antes del día del niño, vinieran niños de alguna fundación para que usaran los juegos, niños de escasos recursos, huérfanos o de mamás solteras, que no tienen la oportunidad de utilizar ese tipo de juegos en un lugar cerrado como el Centro Libanés, y los chavos vinieron a estar con ellos, a convivir con esos niños, este es el tipo de valores que queremos inculcar en los chavos. Los niños que vinieron tenían de 3 a 6 años más o menos, y los jóvenes libaneses tenían entre 18 y 25 años. Con esto un poco vas inculcando este tipo de acciones, a veces no saben ni qué hacer, que van al boliche, o lo que sea que ellos hacen, y está bien, pero donen su tiempo y hagan algo por otra comunidad, lo bueno fue que al final les gustó, les costó trabajo porque fue un sábado en la mañana cuando venían de la fiesta de la noche anterior, pero una vez que estaban ahí entendieron que es más bonito dar que recibir, tu alegría, tu amor, tu cariño, los niños no los soltaban, los traían cargando, de la mano, los alzaban, estuvieron muy contentos los niños…          

LVÁ – ¿Ustedes ayudan a las fundaciones, por qué con las fundaciones y no directamente con los orfanatorios, asilos u otros centros?

GN – Nosotros no podemos abarcarlo todo, hay fundaciones que se dedican a un solo orfanatorio o a un asilo de ancianos, o a un hospital o alguna causa. Tu me traes tu causa, yo veo qué es lo que necesitas y te apoyo. El chiste es no ayudar a uno solo, es ayudar a muchos. Trabajamos mucho con el comedor Santa María, ese comedor es manejado por una parte de las Damas Ortodoxas, ellos dan de comer  varios cientos de niños diario, los apoyamos, también hacemos eventos con ellos, traemos a Sebastián Yatra y varios grupos musicales aquí en el Centro y vendemos los boletos, mi voluntariado del que soy presidenta somos quienes nos encargamos de vender esos boletos, al igual que estas señoras con las que me llevo para poder juntar el dinero, tanto para mi fundación como para la de ellas.  

Hice un desfile de modas con Pineda Covalin, fue un evento más enfocado a México, hubo una cata de mezcal, después hubo un desfile de modas, aquí en el Centro Libanés, luego hubo una subasta de arte y Mexicraneos y después hubo una rifa. Esto lo hice con la Unión Benéfica Las Primas y la Unión de Damas Maronitas, el dinero que se recauda de esos eventos se divide entre los tres organizadores.

LVÁ – ¿Y la gente viene, se logra recuperar los gastos?

GN – A la gente le gusta ayudar, pero le tienes que dar cosas que sean divertidas para que te ayuden, porque si nada más le dices dame el dinero pues no lo van hacer, pero si le dices: mira, verás un show, habrá un desfile de modas, además te vamos a dar un mezcal gratis, y luego habrá una rifa en la que te podrás ganar un viaje o un reloj la gente lo hace con gusto, acude con gusto.

LVÁ – Por lo visto el Centro Libanés tiene una gran gama de actividades y grupos de trabajo.

GN – Es que no nada más es un centro deportivo, como lo dijiste, es un centro con muchas actividades, es la casa de los libaneses y de todos porque son bienvenidos…

LVÁ – ¿Cuál es tu prioridad para lograr en tu misión como Primera Dama para lograr este año?

GN – Pues… la parte de ayudar, me encanta, la parte de representar una comunidad cuando vamos algún lugar, nosotros vamos en representación del Centro Libanés, por ejemplo, si nos invitan de una embajada, Tufic y yo vamos como representantes de esta comunidad. Te preparas todo este tiempo en el que él estuvo de consejero, tesorero, secretario, te estás preparando para esto, por eso toda la gente me dice “¿cómo puedes tener tanta pila, hacer tanta cosa…?” Porque es un año en el que, si no me como el mundo a bocanadas se va a ir y me voy a quedar con muchas cosas, si tu me dices ¿cuáles prioridades? Pues no, no tengo, todo, todo lo hago con muchas ganas y mucho amor porque nada más tengo un año…

En enero 17 acaba… y ya, se va la oportunidad de hacer tantas cosas, esto es en pro de ayudar a otros…

LVÁ – Lo pudimos ver en el concierto de música clásica de Mauricio Hanaine, fue un éxito…

GN – Bueno sí, el repertorio estuvo precioso, muy fácil de escuchar, la verdad es que la orquesta sinfónica de Hidalgo fue magnífica, espectacular, esa fue mi labor, hacer que la gente asistiera al concierto de música clásica, se llenó el salón Baalbek. Fue un evento con una calidad muy alta. Hacer un concierto así es muy complicado, se tienen que ver muchísimas cosas, detalles de producción y un sinfín más de detalles para lograrlo, pero si, fue un éxito para la comunidad libanesa.

LVÁ – ¿Es mucho tiempo el que dedicas a todas tus labores como Primera Dama del Centro Libanés?

GN- La verdad es que sí, estoy metida aquí todo el día, o en el club de arriba, en el Fredy Atala. Vengo por lo menos cuatro veces a la semana. Y vengo desde Santa Fe… Es cosa de casi todos los días, imagínate que un comité o una asociación haga un evento, además del gasto económico es el gasto energético de coordinar que venga el cantante, que venga el de las luces, que pongan las sillas, que saquen el vino y mil cosas más, que todo quede divino, invitar a la gente, la difusión, todo lo que tienen que planear, al final que el presidente o alguien del consejo se presente para ver y coordinar lo que se está haciendo, y la gente cundo mira a los directivos dice: “ah mira, si es importante porque vinieron ellos…” Eso para mí es importantísimo estar, ellos trabajan para eso y no cobran, ninguna asociación ni comité cobra, lo haces por el amor al arte. Si ellos lo hacen con ese amor, yo por qué no les voy a corresponder viniendo a estar con ellos y ver lo que hacen, que además lo haces gratis y me lleno de cultura, de aprender cualquier cosa cada día, todo lo que puedas aprender te sirve.

No cobramos, ni Tufic ni yo, esta es una forma de pagarle al club todo lo que nos ha dado a nosotros…

LVÁ – Con esta excelente frase cerramos Gabriela, agradeciendo tu amble atención y tu tempo. Muchas gracias y mucha suerte…

*Lectura del café – La lectura de la borra del café es un arte milenario que comenzó a practicarse en medio oriente, específicamente en Turquía y Siria. Los hombres a través de la historia han tratado de descifrar la simbología desde la natural a la jeroglífica, así la lectura del café representa encontrar la luz del destino, cuando dicha oscuridad queda desvelada gracias a su continua lectura, desarrollaba en los iniciados el sexto sentido para ver más allá sobre los destinos de las personas creyentes. – “TOMA ESTA TAZA Y QUE DIOS TE HAGA HABLAR”

 

CENTRO LIBANÉS A.C.

 

Imagen: LVÁ-México ©-® 2019

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, junio 3 del 2019

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x