POLYFORUM SIQUEIROS – CdMx

Entre las instalaciones del Polyforum Siqueiros se encuentra La Marcha de la Humanidad, gran mural que cubre todas las paredes y el techo del Foro Universal

David Alfaro Siqueiros, además de ser uno de los pintores más emblemáticos del siglo XX en nuestro país y de reconocimiento mundial, se declaró comunista y militó por la clase obrera y las causas sociales. Este hecho lo llevó a la cárcel en varias ocasiones e incluso un par de veces se auto exilió. También participó en la milicia española alternando sus actividades como artista.

Dio nombre al sufrimiento que se acallaba bajo el manto del abuso y buscó las conquistas del proletariado. Promovió la reforma social con su febril actividad política, pero sobre todo con su fecunda producción artística. Como artista, su obra siempre reflejó su preocupación por la liberación de los oprimidos.

Tras la Revolución, surgió el muralismo, movimiento artístico que proponía plasmar la realidad mexicana en obras monumentales. Los principales protagonistas de este movimiento que tuvo una importancia decisiva en la plástica contemporánea iberoamericana fueron los tres grandes: Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Cada uno en su estilo y con técnicas distintas, constituyeron la crónica de la lucha y la historia del pueblo mexicano. Conjuntamente, el artista destacó por su constante interés en el uso, estudio y aplicación de técnicas y materiales vanguardistas en la mayoría de sus obras.

A mediados de los años sesenta, don Manuel Suárez contrató a Siqueiros para realizar dieciocho obras de gran formato que llevarían por título La Industria y El Campo. Esas piezas serian destinadas a decorar un salón de convenciones que se construía anexo al Hotel Casino de la Selva, en la capital morelense.

En 1965 el empresario anuncio el cambio de sede y propuso a Siqueiros la realización del mural más grande del mundo. Él por su parte, ante las impactantes dimensiones del espacio, decidió cambiar el proyecto inicial y dedicarse al mural que sumaría un total de 8,700 metros cuadrados. En este espacio aplicaría trucos de perspectiva que romperían visualmente las aristas de la arquitectura. Por sus imponentes dimensiones y alto contenido social y humanista, el Polyforum sintetiza una existencia de búsquedas y hallazgos alimentada por el afán de llamar al ser humano a establecer la libertad, el bienestar y la justicia sobre la tierra por medio del arte.

La Marcha de la Humanidad, obra cumbre del artista y estandarte del muralismo social mexicano, surgió del anhelo común de legar un patrimonio cultural que representara la evolución de la conciencia de libertad y de justicia en la historia de Latinoamérica. La construcción del Polyforum Siqueiros dio inicio en 1966 y la obra fue inaugurada en diciembre de 1971 con una ceremonia encabezada por el presidente Luis Echeverría y con discursos de don Manuel Suárez, del arquitecto Rossell de la Lama, de David Alfaro Siqueiros y de Salvador Novo, entonces cronista de la ciudad.

Entre las instalaciones del Polyforum Siqueiros se encuentra La Marcha de la Humanidad, gran mural que cubre todas las paredes y el techo del Foro Universal, y se considera el mural más grande del mundo. El trabajo muestra la evolución de la humanidad del pasado al presente, así como una visión del futuro, el edificio también tiene un teatro llamado «Teatro Polyforum«, exhibiciones de arte y eventos diversos. Al igual que el resto del complejo World Trade Center México, el Polyforum Siqueiros aprovecha los servicios de la estación Polyforum del Metrobús, ubicada a unos metros de distancia.

Es una bóveda de 900 metros cuadrados de superficie y 2400 metros cuadrados completamente decorados por el Mural de La Marcha de la Humanidad el cual es el mural más grande del mundo. En este foro, se ofrece un espectáculo de luz y sonido en donde una plataforma central de 24 metros de diámetro gira mientras una grabación del propio David Alfaro Siqueiros narra el mural y su significado, el foro mide 11 metros de altura.

Este teatro es uno de los pocos en el mundo de forma circular al estilo griego. Ha albergado a varias puestas en escena entre las que destaca «Diario de un loco» la cual fue una de las más taquilleras en el recinto.

La fachada en forma de dodecaedro, pintada en negro, cuenta con doce paneles los cuales sirven cada uno para un mural distinto:

Liderato – En él se encuentra un líder que levanta las manos hacia arriba para invitar a las masas al triunfo. Las personas que lo siguen, dibujadas de forma esquemática, se encuentran en la parte inferior con las manos levantadas hacia el líder, signo de lealtad y proyección al futuro. El fondo es verde, y blanco y hay una campana roja, todo esto como símbolo de la Independencia de México. Además, el líder invita también al espectador a ingresar al interior del recinto, para ser más exactos, a ver el mural interior que se encuentra en el Foro Universal.

Árbol seco y árbol renacido (El Medio Ambiente y la Ecología) – Aquí se muestra un árbol seco y otro que apenas reverdece. Simbolizan la esperanza y la desesperanza de la humanidad como en el mural del «Árbol del amate» que se encuentra en el Foro Universal. Es la representación de la esperanza en proceso de surgimiento.

El Circo – Es representado por una figura, posiblemente una mujer, que se encuentra haciendo un acto de equilibrio en una cuerda floja. La escena es vista desde lo alto de la carpa y se pueden ver a los espectadores representados como esferas siempre con el trazo característico de Siqueiros. Significa el tránsito del espectáculo de una forma de diversión a un valor integral de la cultura.

Alto a la agresión – Este mural tenía como única finalidad hacer un llamado a la guerra de Vietnam que se llevaba a cabo cuando fue pintado. Es representado por un hombre y una mujer que se unen y levantan la mano para rechazar la guerra y la masacre.

Decálogo – Este mural es representado por Moisés el cual junta sus 2 grandes manos. Su cara es seria y firme y está dibujada por figuras geométricas, originalmente este mural iba a tener una figura femenina llamada la «Madre Dinamita» de significado antiyanqui. Pero dado que el Hotel de México que se localiza a un costado, podía albergar visitas judías, Manuel Suárez, su mecenas en aquel entonces, le recomendó cambiar el tema. La Madre Dinamita compartiría rasgos esenciales a la Corregidora que pintó en el mural Patricios y Patricidas en la Ex Aduana de Santo Domingo, el mural quedó inconcluso dado que le faltan la estructura metálica que tienen los otros murales.

Cristo Líder – Es el mural más dramático de la serie. Aquí se muestra a Cristo en agonía, ensangrentado y con las manos atadas enseñándolas al espectador. Cristo voltea desesperado a la izquierda viendo como el mundo se destruye a sí mismo y se da cuenta de que su sacrificio ha sido en vano.

Danza – Se muestra un holocausto o ritual prehispánico previo a un sacrificio. El ritual es realizado mediante una danza. Los bailarines, con sus grandes penachos (que ocupan gran parte del mural) bailan debajo de la víctima la cual solo espera su final. El movimiento es sugerido por varias piernas pintadas de forma abstracta que dan la impresión de velocidad, estilo muy similar al futurismo.

Huida – Este mural es muy sencillo. Una mujer huye desesperada y angustiada de un holocausto. Al mismo tiempo, invita al espectador a que lo acompañe y escape de un sistema económico injusto que solo conducirá a la destrucción. Significa el sacrificio por la liberación.

El Invierno y el Verano (Mitología) – Es otra alegoría muy similar a la del segundo mural del «Árbol seco y el árbol renacido», pues también es símbolo de la esperanza y la desesperanza. El invierno es representado por una mancha blanca y gélida que simboliza a su vez una etapa estática, la resignación que al mismo tiempo es un drama de la humanidad. El verano, en contraparte, es una mancha roja, cálida y brillante. Simboliza el momento en el que el hombre vuelve a humanizarse.

El mestizaje: drama de la conquista – Es representado por Hernán Cortés y la Malinche. Cortés marcha desnudo sobre una pirámide circular y la Malinche lo sigue distraída, originalmente, las figuras eran el Tío Sam y una vietnamita.

La música – La música es representada por 3 grupos de círculos concéntricos que aluden al sonido. Debajo de ellos está el compositor el cual, es representado con muchas caras para aludir a las distintas etapas de la música.

El átomo – Presenta un significado bueno y otro negativo de esta partícula. A la derecha hay una explosión atómica que ilumina a todo el mural. De forma opuesta, un grupo de hombres, se abrazan mirando al protón que está delante de ellos, listos para usarlo por el bien de la Humanidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

VIDEO – https://www.youtube.com/watch?v=kiPCSXZWmS8&ab_channel=CanalOnce

Información: Polyforumsiqueiros / Imagen: Polyforumsiqueiros     

La Voz del Árabe (LVÁ) – MÉXICO – Cd. de México, septiembre 30 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.