LAS ELECCIONES IRANÍES Y EL ACUERDO NUCLEAR

958 visitas

Irán aceptó el acuerdo nuclear luego de las promesas de que se levantarían las sanciones en su contra y que dejaría de ser un régimen apestado en el ámbito internacional, también Estados Unidos regresarían los fondos iraníes congelados…

Dr. Román López Villicaña

El segundo fin de semana de este mes de junio 2021 los iraníes fueron a las urnas para elegir a un nuevo presidente y el triunfador fue Ebrahim Raisí. él es en Irán un seyyid, es decir un descendiente del profeta Muhammad, por lo tanto, bastante respetado. Al igual que los son los llamados Shariff en el Medio Oriente árabe, donde dos familias descendientes del profeta siguen gobernando en Marruecos y en Jordania.

Raisí era el presidente de la Superama Corte de Justicia de Irán, tiene 60 años y es un conservador convencido, lo mismo que fue el presidente anterior Ahmadinejad. Raisí se dice que puede ser el sucesor del líder supremo el Ayatola (Maryah Taqlid) Alí Khamenei actual líder del país. Es todavía miembro del Consejo de Guardianes, órgano de 14 miembros encargado de vigilar que las leyes en Irán sean de acuerdo con el Corán, la sunnah (dichos y hechos) del profeta y de los santos Imanes. En el caso de Irán se reconoce la sunnah de los doce Imanes, por los que se les llama musulmanes chiitas duodecimanos.

Raisí ganó con mayoría aplastante las elecciones dejando muy atrás a sus competidores que fueron 6. Cabe destacar que los candidatos aspirantes al puesto eran 592, de los cuales el Consejo de Guardianes seleccionó a siete. Se dice que muchos progresistas y partidarios de un acercamiento con occidente fueron eliminados. Esto hizo que el número de votantes disminuyera y que solo se presentara un poco más del 50% del padrón electoral.

El sistema político iraní es único y no se parece a ninguno, es una especie de parlamentarismo dirigido, sin que pueda decirse que es así. En la cima del poder se encuentra el Ayatola Alí Khamenei sucesor del líder de la revolución el extinto Ruhallah Jomeini, debajo de él se encuentra el Consejo de Guardianes que es un órgano poderoso que se encarga de revisar que la legislación esté de acuerdo con la sharía chiita. Este órgano como hemos visto puede vetar las leyes aprobadas por la Asamblea. Luego del Consejo se encuentra el presidente de la República, quien es responsable ante la Asamblea, el Consejo y el Líder. Esto hace que el papel del presiente sea uno de constantes roces y conflictos con el líder supremo. Raisí tendrá que negociar con el líder, aunque parece que ambos se llevan muy bien al ser el flamante presidente su posible sucesor además de ser seyyid, como ya se ha mencionado.

Raisí, cuando todavía no tenía el cargo que ocupó antes de ser presidente, se opuso fervientemente a la negociación del Acuerdo Nuclear con las grandes potencias del Consejo de Seguridad más Alemania. Él era partidario de que Irán desarrollara el arma nuclear, lo que daría al país seguridad en una región que resulta ser bastante peligrosa, ya que Pakistán, India, China e Israel poseen armas atómicas. Además, en la vecindad se encuentra Arabia Saudita que con solo 27 millones de habitantes es el primer importador de armas en el mundo, y también Emiratos Árabes Unidos que con solo un millón y medio de habitantes es el décimo importador de armas a nivel mundial, aunque estos dos últimos países gastan gran parte de ese armamento queriendo imponer su voluntad al empobrecido Yemen.

Irán ha tenido que soportar que maten a sus científicos nucleares e incluso a sus generales como el general Qasim Sulaimani muerto en enero por los Estados Unidos. Irán aceptó el acuerdo nuclear luego de las promesas de que se levantarían las sanciones en su contra y que dejaría de ser un régimen apestado en el ámbito internacional, también los Estados Unidos regresarían los fondos iraníes congelados en ese país, desde el derrocamiento del Sha.

Irán por su parte dejaría que se visitaran sus instalaciones nucleares por la OIEA y no produciría uranio enriquecido para hacer una bomba atómica. Obviamente no negaba el desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos y el desarrollo de sus cohetes quedaba fuera del Acuerdo. El presidente Trump calificó a ese acuerdo como el peor acuerdo firmado por los Estados Unidos y se retiró del mismo. Con eso Estados Unidos aplicaron la política de máxima presión para hacer que Irán cambiara su postura, lo cual no prosperó, e Irán continuó con el desarrollo normal de su programa de energía nuclear, lo cual no gusta a sus vecinos del Golfo y al Estado de Israel.

Ya se están dando algunos encuentros entre representantes de los dos países, pero no se ha alcanzado ningún acuerdo. Con la llegada de Raisí al poder, la postura de Irán no se moverá de lo acordado originalmente.

Habrá que estar atentos a la evolución de las negociaciones, si Rohani da algunas concesiones, no podrán ser muy amplias ahora que tendrá en contra al nuevo presidente y al Consejo de Guardianes.

 

*Dr. Román López Villicaña: Dr. En Relaciones Internacionales por la UNAM.  Profesor pensionado por la UDLAP. Colaborador en La Voz del Árabe. 

 

Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, junio 28 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x