TERMOGRAFÍA: DETECCIÓN DE CÁNCER DE MAMA “MEJOR EVALUACIÓN DE RIESGOS”

478 visitas

-La termografía es un método de última generación, potencialmente salvador, para detectar el cáncer mediante el uso de imágenes térmicas.

La termografía es un método de última generación, y potencialmente salvador, para detectar el cáncer mediante el uso de imágenes térmicas. La tecnología utilizada para realizar termogramas se considera una de las más confiables para la evaluación y detección de riesgos, especialmente en el caso del cáncer de seno, en oposición a las mamografías potencialmente cancerígenas.

El sitio web de la termografía de mama llama al procedimiento de termografía «uno de los procedimientos complementarios de imágenes de mama más importantes disponibles en la actualidad».

Una herramienta clave en la evaluación de riesgos: La detección temprana del cáncer de seno es una de las claves para mejorar significativamente las tasas de supervivencia; de hecho, se estima que hasta el 95 por ciento de los casos de cáncer de seno se pueden superar cuando el cáncer se detecta en sus primeras etapas.

Cada año, más de 70,000 hombres y mujeres adultos entre las edades de 15 y 39 años son diagnosticados con cáncer en los EE. UU., Siendo el cáncer de seno el tipo más común y también el más mortal en las mujeres de este grupo de edad. Hoy en día, los médicos generalmente no ordenan mamografías para mujeres menores de 40 años, y debido a que hasta el 75% de las mujeres que contraen cáncer de seno no tienen antecedentes familiares de la enfermedad, la detección a menudo llega tarde.

En los últimos 20 años, la termografía (también llamada termografía infrarroja o IRT) ha recorrido un largo camino, y hoy los médicos confían en el uso de cámaras infrarrojas digitales ultrasensibles de alta resolución para rastrear los patrones térmicos (calor) en todos los pacientes. La termografía se realiza como una prueba no invasiva de 15 minutos: no hay compresión, radiación o contacto involucrado, explica el Dr. Alexander Mostovoy, DHMS, BCCT, de la Thermography Clinic Inc.

Los médicos también pueden realizar escaneos de imágenes de cuerpo completo utilizando termografía para predecir si alguna parte del cuerpo muestra signos de anormalidad o inflamación. Si los resultados de la termografía parecen anormales, se alerta al médico del paciente sobre los cambios que podrían indicar etapas tempranas del desarrollo de la enfermedad que podrían conducir al cáncer. Si se sospecha una enfermedad como el cáncer de seno y luego se confirma, un médico puede continuar monitoreando de cerca el progreso del paciente y encontrar el mejor plan de tratamiento del cáncer para combatir la enfermedad antes de que pueda progresar

¿Cómo funciona la termografía mamaria? – Las cámaras termográficas funcionan detectando el calor que emite naturalmente el cuerpo. Los resultados de las pruebas de imagen térmica se conocen como termogramas.

La termografía infrarroja es la técnica de convertir la energía infrarroja (calor radiante) en una imagen que se puede ver. Todas las sustancias en el universo emiten algo de calor en forma de radiación de forma natural, y la cantidad de radiación emitida aumenta con la temperatura.

En otras palabras, la energía infrarroja emitida por un objeto es directamente proporcional a su temperatura. Las pruebas de termografía pueden rastrear las variaciones en la temperatura corporal de una persona a otra, y también rastrear los cambios en la temperatura de la superficie de la misma persona con el tiempo. Pero es importante señalar que el calor que irradia el cuerpo no es lo mismo que lidiar con la radioterapia.

Si bien se ha investigado ampliamente por su papel en la detección del cáncer de seno, los beneficios de la termografía también se pueden aplicar al resto del cuerpo. Además de ayudar a proporcionar una evaluación de riesgos relacionados con el cáncer de seno, la termografía se usa para rastrear cambios en mujeres con afecciones fibroquísticas, infecciones, alergias e incluso enfermedades cardiovasculares que afectan las arterias. Las cámaras termográficas incluso se usan en los aeropuertos para detectar enfermedades (como la gripe porcina) o armas ocultas, por parte de los bomberos para detectar humo y encontrar civiles atrapados, y los militares las utilizan como parte de los protocolos de vigilancia.

La razón principal por la que las pruebas de termografía son tan beneficiosas es que ofrecen una forma más temprana y confiable de detectar actividades celulares anormales y crecimientos sospechosos de tumores en comparación con otras pruebas como los autoexamen.

Las pruebas de imágenes termográficas son precisas y sensibles, detectando incluso cambios sutiles en el cuerpo que pueden significar un problema al acecho. También son económicos y no requieren ninguna exposición a la radiación o procedimientos invasivos, lo que limita las barreras para las pruebas.

Datos clave sobre los termogramas: Las pruebas de visión térmica están diseñadas para detectar tumores activos de crecimiento rápido. Las pruebas demuestran patrones de calor que pueden ser muy indicativos de anormalidades, incluidas las asociadas con el cáncer de seno. También se pueden usar para evaluar la irritación del nervio sensorial o las lesiones significativas de los tejidos blandos e identificar las fuentes de dolor.

La forma principal en que funciona la imagen térmica es detectando variaciones de temperatura relacionadas con el flujo sanguíneo y demostrando patrones anormales asociados con la progresión de los tumores. Cuando se ve el cuerpo a través de una cámara termográfica, las áreas cálidas se destacan contra las áreas más frías, y los cambios en los patrones se pueden rastrear con el tiempo. Debido a que las células cancerosas crecen y se multiplican muy rápido, el flujo sanguíneo y el metabolismo es mayor en las áreas cercanas a un tumor en crecimiento, lo que significa que aumenta la temperatura de la piel cerca de estos lugares. La termografía no es invasiva, es de bajo costo y no requiere el uso de radiación. Estas pruebas pueden ser especialmente útiles en los intervalos entre otros tipos de exámenes, incluidas las mamografías (que generalmente no están indicadas para mujeres menores de 50 años). Aproximadamente el 15% de todos los cánceres de seno ocurren en mujeres menores de 45 años, lo que significa que la evaluación de riesgos en este grupo de edad sigue siendo muy importante. El cáncer de mama tiende a ser más agresivo cuando ataca a esta joven población de mujeres.

Los resultados del termograma difieren de una persona a otra, por lo que una vez que se graba una imagen térmica «de referencia», se guarda en el archivo para compararla con evaluaciones futuras. Algunos expertos describen los resultados del termograma como una «huella digital térmica», ya que son únicos para cada persona y sólo cambian si se desarrolla una patología (enfermedad). Los médicos rastrean las grabaciones de imágenes térmicas de un paciente para garantizar que sus imágenes permanezcan consistentes y estables durante varios años seguidos, lo que significa que no están experimentando cambios anormales.

Investigación y efectividad de la termografía del cáncer de mama: La Sociedad Estadounidense del Cáncer estima que 230,480 casos nuevos de cáncer de seno invasivo se diagnostican cada año solo entre las mujeres de EE. UU., y que de estos casos, alrededor de 1,200 mujeres menores de 40 años mueren cada año de cáncer de seno.

Aunque no están destinados a tratar casos de cáncer, hoy se realizan pruebas de termografía en muchas mujeres adultas como parte de los programas de evaluación temprana de riesgo de cáncer de seno. Incluso se recomiendan comúnmente para mujeres menores de 50 años, el grupo de edad para el que las mamografías pueden ser las menos precisas. Esto brinda a las mujeres de todas las edades la mejor protección posible contra el cáncer de seno al ofrecer la oportunidad de establecer factores de riesgo desde el principio. La termografía tiene la capacidad de identificar a las pacientes con el riesgo más alto y, de hecho, aumentar el uso efectivo de los procedimientos de imágenes de mamografías posteriores.

Una de las principales ventajas de la termografía es que generalmente se realiza años antes de que se ordenen las mamografías convencionales. Esto permite a los médicos identificar a los pacientes que tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer para que puedan ser monitoreados con más cuidado.

Después de la termografía que indica un problema potencial en el seno, es muy común utilizar otras pruebas como mamografía o ultrasonido para confirmar si hay una lesión, crecimiento o formación de tumor. Debido a que varias pruebas se usan juntas para brindarle al paciente la mejor oportunidad de una recuperación completa y un resultado positivo, la termografía se ha denominado «un complemento del uso apropiado de la mamografía, y no un competidor».
A partir de ahora, la Sociedad Estadounidense del Cáncer no recomienda la termografía como reemplazo de las mamografías. La termografía se puede usar para complementar la información de una mamografía para ayudar a identificar el cáncer, señala la organización.

Las pruebas de termografía pueden detectar cambios sutiles en la temperatura de los senos que también indican una variedad de enfermedades de los senos además del cáncer. Estos incluyen otras formas de síndrome fibroquístico o enfermedad de Paget. Una detección de patrones anormales de calor llevará a su médico a recetar procedimientos de seguimiento, para diagnosticar adecuadamente su condición y confirmar si, o si no, está desarrollando cáncer.

¿La termografía es siempre segura y efectiva? Esto es lo que necesita saber primero antes de hacerse un termograma: En febrero de 2019, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) emitió una comunicación de seguridad para advertir a los pacientes que la termografía «no está autorizada por la FDA como una alternativa a la mamografía y no debe reemplazar la mamografía para la detección o diagnóstico de cáncer de mama». En el momento en que la FDA también emitió una carta de advertencia a un clínico en California que ofrece termografía a pacientes indicando que la clínica estaba «comercializando y distribuyendo ilegalmente un dispositivo de termografía no aprobado como único dispositivo de detección de cáncer de mama y otras enfermedades». Esta es la sexta vez La FDA ha enviado cartas de advertencia a los fabricantes para comercializar dispositivos termográficos no aprobados y / o hacer afirmaciones engañosas sobre la termografía.  La FDA ha declarado que, en su opinión, las personas que sustituyen la termografía por mamografía pueden perder la oportunidad de detectar el cáncer de mama en sus etapas más tempranas y tratables. La FDA considera que la termografía IR es una práctica segura cuando se usa como una herramienta complementaria en la detección del cáncer; Las pruebas de termografía fueron registradas por la FDA a partir de 1982. Sin embargo, la termografía todavía se considera una «opción de detección alternativa» para el cáncer y no pretende reemplazar otros procedimientos.

Nota Externa: “También sabemos que la FDA ha aprobado la utilización de muchos medicamentos y alimentos extremadamente nocivos para la salud, así como bloqueado el uso de sustancias naturales maravillosas y procedimientos que ponen en peligro a la mafia farmacomédica, con quien mantiene una relación íntima atestada de conflictos de interés”

La última versión de las Pautas de la Sociedad Americana del Cáncer para la detección del cáncer de seno no considera que la termografía sola sea una forma efectiva de detectar el cáncer.  La FDA sigue preocupada de que las mujeres crean que las pruebas de termografía pueden remplazar a las mamografías por completo, y aconsejan a todos los pacientes que sigan recibiendo mamografías regulares de acuerdo con las pautas de detección recomendadas por sus proveedores de atención médica.

La termografía es indolora y no requiere el uso de procedimientos invasivos o incluso radiación, y no hay contacto. Sin embargo, no es 100 por ciento precisa (ninguna prueba lo es) y se usa mejor junto con otros métodos de detección. Los termógrafos siempre deben tener una certificación de una escuela profesional. Verifique con su proveedor para asegurarse de que la instalación siga todos los códigos de ética aprobados y las pautas de control de calidad.
Antes de realizar una prueba de imagen térmica, se espera que se prepare siguiendo estas pautas:

Evite asistir a fisioterapia, recibir un masaje o hacerse una prueba con electromiografía el mismo día de la termografía. Use ropa suelta para la prueba. No debe hacer ejercicio dentro de las 4 horas posteriores a la prueba, ya que esto puede afectar la temperatura interna de su cuerpo. No tome nada muy caliente o frío durante al menos 2 horas antes de la prueba, sin embargo, puede comer normalmente. Evite fumar al menos 2 horas antes de la prueba. No use ningún producto que incluya loción, desodorante, perfume y polvo entre otros en su piel antes de la prueba. No se haga una prueba de imagen térmica si tiene una quemadura solar en la piel. Y después de la prueba, manténgase alejado del sol por el día

Qué hacer después de la termografía: Si su termografía es anormal, ¿se pregunta qué hará después?

Si su médico sospecha que hay un problema en función de los resultados de su termograma, se lo controlará de cerca y se le ofrecerán varias vías de tratamiento. En última instancia, debe asegurarse de que los resultados de su termografía sean interpretados por un médico capacitado y con experiencia que pueda ayudarlo a tomar las mejores decisiones sobre su plan de tratamiento. No importa qué camino elija tomar para retrasar la progresión de su enfermedad, hay varias cosas que puede hacer para ayudarlo a controlar (y con suerte superar por completo) su condición de salud:

Coma una dieta rica en nutrientes y limite tanto cuanto le sea posible el consumo de alimentos procesados ​​y envasados. Asegúrese de incluir muchos alimentos para combatir el cáncer, como verduras de hoja verde, alimentos probióticos y bayas.

Considere probar la Terapia Gersen o los Protocolos Budwig y el jugo de vegetales, para suministrar a su cuerpo muchos nutrientes curativos y antioxidantes.

Haga ejercicio regularmente, controle el estrés y descanse lo suficiente. Evitar demasiados cócteles. El alcohol y el riesgo de cáncer de seno están estrechamente relacionados. Cuanto más bebe, mayor es su riesgo de desarrollar cáncer de seno.

Mejore la capacidad de desintoxicación de su cuerpo mediante el uso de suplementos (como la cúrcuma / curcumina, hongos medicinales, enzimas proteolíticas pancreáticas, potasio, aceites de pescado omega-3 y vitamina B12). Incluso considere probar enemas de café seguros y efectivos.

Pase unos 20 minutos al aire libre todos los días para producir suficiente vitamina D.

Encuentre apoyo de cualquier manera que funcione para usted, ya sea en línea, uniéndose a un grupo de apoyo o mediante la oración.

Investigue otros tratamientos alternativos para el cáncer, como la oxigenoterapia, las cámaras hiperbáricas, la terapia de quelación con vitamina C y el aceite esencial de incienso.

Pensamientos finales La termografía es una herramienta segura, sin contacto y sin radiación que se puede utilizar en la evaluación de riesgos de varias enfermedades, incluido el cáncer de mama. La termografía no debe tomar el lugar de otras pruebas de detección recomendadas, pero puede ser una herramienta poderosa para rastrear enfermedades en su cuerpo que podrían apuntar al desarrollo temprano de la enfermedad.

Traducido por Mauricio Saraya Ley de artículo publicado por el Dr. Josh Axe en el siguiente sitio: https://draxe.com/health/thermography/?utm_source=curated&utm_medium=email&utm_campaign=20191026_curated_gwpshaker

Asociación Morelense de Lucha Contra el Cáncer A.C.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Información: AMORCC Imagen: LVÁ  

La Voz del Árabe (LVÁ) – VIDA y SALUD – Cd. de México, noviembre 25 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

 *Descargo de responsabilidad: este artículo no pretende proporcionar consejos médicos, diagnósticos o tratamientos. Las opiniones expresadas aquí no reflejan necesariamente las de Asociación Morelense de lucha contra el Cáncer ACLa Voz del Árabe, o su personal.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x