PALACIO DE BELLAS ARTES EN LA CdMx

574 visitas

-Este ha sido escenario y testigo de impactantes acontecimientos tanto artísticos, como sociales y políticos.

El Palacio de Bellas Artes es un recinto cultural ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México (CdMx), considerado el más importante en la manifestación de las artes en México y uno de las casas de ópera más renombradas del mundo.

Este ha sido escenario y testigo de impactantes acontecimientos tanto artísticos, como sociales y políticos, su construcción data del final del mandato de Porfirio Díaz, por encargo del presidente mexicano con motivo de la celebración del centenario del inicio de la Independencia de México, sin embargo, fue inaugurado hasta el 29 de noviembre de 1934 tras el estallido de la Revolución mexicana. Como institución, depende del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), parte de la Secretaría de Cultura del gobierno federal. En 1987 fue declarado por la UNESCO como monumento patrimonio de la humanidad.

En su interior alberga diversos escenarios y salas para la práctica y exposición de obras. El Museo Palacio de Bellas Artes y el Museo Nacional de Arquitectura se alojan dentro, el primero exhibe de forma permanente 17 obras murales de siete artistas nacionales ejecutadas de 1928 a 1963, entre ellos Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, siendo el más antiguo en el país dedicado a la producción plástica nacional. Así también, es sede de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Ópera, Ópera de Bellas Artes, la Compañía Nacional de Danza y del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

El Palacio de Bellas Artes comenzó a construirse el 2 de agosto de 1904 con el objeto de reemplazar al demolido Teatro Nacional de México. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto italiano Adamo Boari. El edificio debía ocupar el área comprendida entre las calles La Mariscala, Puente de San Francisco, Santa Isabel y Mirador de la Alameda, hoy llamadas avenida Hidalgo, avenida Juárez, Eje Central Lázaro Cárdenas y Ángela Peralta, respectivamente. Sin embargo, debido a problemas técnicos de hundimiento del suelo, problemas económicos, la salida de Boari del país y la Revolución mexicana, la construcción se suspendió y se reanudó varias veces durante treinta años, en vez de terminarse en los cuatro años originalmente programados.

Con el estallido de la Revolución mexicana en 1910, el ritmo de la obra fue perdiendo velocidad hasta que finalmente se suspendió en 1916, Boari abandonó México y dejó en el país más de cuatro mil documentos para la continuación del proyecto. La obra se intentó retomar entre 1919 y 1928, con pocos avances.

Cuando México recuperó la estabilidad en términos económicos y sociales, la obra se reanudó en 1931 bajo el mando del arquitecto Federico Mariscal, para entonces tomó el nombre de Palacio de Bellas Artes, fue inaugurado oficialmente el 29 de septiembre de 1934, por el entonces presidente Abelardo L. Rodríguez, con la obra teatral La verdad sospechosa, de Juan Ruiz de Alarcón, interpretada por la actriz mexicana María Tereza Montoya. Aunque se inauguró aquella noche con una gran función de gala, ya antes se habían realizado conciertos en el edificio aún no concluido. El primer director de orquesta que dirigió un concierto en el Palacio de Bellas Artes fue José F. Vázquez.

El 19 de abril de 1938 hubo una manifestación popular impulsada por sectores femeninos, a la que acudieron personas de todas las clases sociales para realizar donaciones voluntarias que ayudaran a cubrir el monto de las indemnizaciones producto de la expropiación petrolera, algunas regalaron joyas, muebles, enseres personales, ahorros infantiles, otros objetos de bajo valor, incluso una anciana llevó una gallina para ayudar a cubrir el pago de la indemnización. ​ Aunque se lograron reunir poco más de 2 millones de pesos, este fue un monto realmente simbólico. ​ Las colectas y la emisión de bonos para cubrir la indemnización a las compañías petroleras estuvieron lejos de solucionar el problema económico, pero sí constituyeron movilizaciones impresionantes de la opinión pública en apoyo a la situación.

La construcción de este gran edificio propició la fundación, en 1946, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por parte del gobierno de México, según decreto presidencial de Miguel Alemán Valdés, desde entonces es un organismo desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal. Inició operaciones como instituto gubernamental con su propia ley orgánica el 1° de enero de 1947, como un instituto dedicado a las artes del siglo XX en México.

La altura del edificio es de 53 metros hasta el espiral y 42,5 m hasta el techo. Cuenta con 4 pisos y un estacionamiento subterráneo. Debido a la diferencia en las épocas de inicio y construcción, el palacio tiene varios estilos arquitectónicos predominando el Art Nouveau en su exterior y el Art Decó en el interior.

El Palacio de Bellas Artes está asentado sobre una peculiar arcilla llamada montmorillonita, esto provoca un continuo hundimiento del palacio. El hundimiento del suelo comenzó a manifestarse en 1907, para 1921 ya se había hundido más de 1.80 metros. Hasta la fecha se puede apreciar este fenómeno, el palacio se encuentra varios metros por debajo del nivel de la calle. La fachada principal, en la Avenida Juárez, está hecha de mármol de Carrara. En el interior del portal hay esculturas del italiano Leonardo Bistolfi, consiste en «Armonía«, rodeada de «Dolor», «Felicidad», «Paz» y «Amor». Otra parte de la fachada contiene querubines y esculturas que representan la música y la inspiración. En el frente de la plaza del edificio, diseñado por Boari, hay cuatro esculturas de Pegaso que fueron hechas por el catalán Agustí Querol Subirats, habían estado en el Zócalo antes de colocarlas en el palacio. El techo que cubre el centro del edificio está hecho de cristal diseñado por el húngaro Géza Maróti y representa las musas con Apolo. Una estructura del palacio que desapareció es la Pérgola que se encontraba en el costado poniente del palacio, en la Alameda Central. Fue construida para albergar exhibiciones pictóricas para las celebraciones de 1910, durante décadas alojó una librería siendo demolida en 1973. En 1982 se realizaron obras para la construcción de un estacionamiento subterráneo.

Cuenta con aforo para 1,677 personas, un escenario de veinticuatro metros de longitud. ​ En él se encuentra el gran telón anti fuego, único en el mundo dentro de un teatro de ópera, con la imagen de los volcanes mexicanos Popocatépetl e Iztaccíhuatl, un peso de 24 toneladas. De este telón la próxima semana e entregará un artículo especial, belleza única en el mundo.

En el techo de la sala se encuentra la lámpara de cristales, que fue diseñada por el húngaro Geza Marotti en la que se representa al dios griego Apolo rodeado de las musas de las artes. La Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Teatro, la Compañía Nacional de Ópera y la Compañía Nacional de Danza presentan sus temporadas anuales regulares en este recinto.

Sala Manuel M. Ponce – Es la segunda en importancia y en número de actividades. En ella se ofrecen actividades literarias, musicales, operísticas y exposiciones, entre otras. Se ubica en el primer piso, del lado oriente. Su nombre conmemora al compositor mexicano de igual nombre.

Sala Adamo Boari – En ella se realizan actividades como presentaciones editoriales, exposiciones y conferencias. Se ubica bajo el vestíbulo de la sala principal, del lado poniente.

Museo Palacio de Bellas Artes – Es la organización que se encarga de los murales permanentes y otras obras de arte en el edificio, además de organizar exhibiciones temporales. Estas exhibiciones cubren una amplia gama de medios y presentan artistas mexicanos e internacionales, centrándose en artistas clásicos y contemporáneos.

Museo Nacional de Arquitectura – Ocupa el último piso del edificio, cubierto por un techo de vidrio y hierro. Contiene exposiciones de reconocidos arquitectos mexicanos, incluyendo modelos, planos y fotografías de obras importantes. Este museo también organiza exhibiciones temporales de sus colecciones en otras instalaciones. El objetivo es exponer al público mexicano el gran patrimonio arquitectónico del país. Algunos de los principales arquitectos presentados en el museo incluyen a Jaime Ortiz Monasterio, Carlos Mijares Bracho, Adamo Boari y Luis Barragán. El museo está dividido en cuatro secciones llamadas «Arquitectura-contrastes: Jaime Ortiz Monasterio y Carlos Mijares Bracho«, «Corpus Urbanístico de la Ciudad de México«, «Teatro Nacional de México (Plano original)» y «Teatro Nacional de México«. También hay exposiciones temporales sobre arquitectura contemporánea.

INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES Y LITERATURA Mx.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información: INBAL / Imagen: LVÁ – Lm.CoBo.FoTo-Mx ©-2019      

La Voz del Árabe (LVÁ) – MÉXICO – Cd. de México, julio 31 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x