XOLOITZCUINTLE SÍMBOLO CANINO MEXICANO

810 visitas

-Suelen ser muy deportistas, buenos vigilantes y singularmente tranquilos con la gente. Diego Rivera y Frida Kahlo criaron estos ejemplares como mascotas, los convirtieron también en animales de culto e inspiración para su obra.

Del universo mexicano de la abundancia natural o de la riqueza natural no faltaría, como en muchos otros países, que existiera el perro mexicano, el símbolo canino mexicano, este es el xoloitzcuintle, un perro por demás extraño, su extrañeza no lo hace feo, pero si es que piensa que es feo, su fealdad es lo que hace un ser hermoso, por su carácter, aseguran es noble y muy amistoso, por su fidelidad y su esencia en sí, es un gran perro de acompañamiento que siempre estará a su lado en su hogar.

Hemos escogido el tema porque hemos hablado del perro saluki egipcio, hoy entregamos en nuestra sección MÉXICO la historia del perro mexicano cien por ciento, el xoloitzcuintle.

El xoloitzcuintle o xoloitzcuintli es una raza canina prácticamente sin pelo con promedio de vida entre 12-14 años. Es originario de México. En tamaño toy, estándar y mediano. Se le conoce por su endemismo en ese país y su estrecha relación con la cultura mexica.

Existe otra variedad con pelo.​ Los perros que nacen con pelo siguen siendo xoloitzcuintles puros, al cruzar a estos con uno sin pelo, también tienen crías sin pelo. En una camada pueden nacer cachorros de las dos variedades. Se le agrupa en los tres tamaños. Las dos clasificaciones mayores se destacan como perros guardianes, la miniatura como perro de compañía.

El 12 de agosto de 2016, el gobierno de la CdMx declaró al perro xoloitzcuintle como “patrimonio cultural y símbolo” de la Ciudad de México.

La palabra xoloitzcuintle conlleva varios significados, uno de ellos es que proviene del náhuatl: Xólotl = dios del ocaso y gemelo de Quetzalcóatl, e itzcuintli. es perro, «Perro de Xólotl«, otros autores descifran que Xólotl es el dios mexica de la vida y la muerte, que comúnmente era asociado con figuras monstruosas. El xoloitzcuintle también se conoce con el nombre perro pelón mexicano o perro azteca.

Este perro, natural de México, se cree específicamente del Estado de Colima​, es una raza muy antigua, originada, según algunos cálculos, hace más de tres mil años. ​ Según investigadores de la UNAM este perro tiene más de 7 mil años.​ En la mitología mexica, se creía que los xoloitzcuintles acompañaban a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo, por lo que se les sacrificaba y enterraba junto con los muertos a los que debían guiar. Hay leyendas que hablan de que Xolotl le dio el xoloitzcuintle como regalo al hombre, después de haberlo fabricado de una astilla del Hueso de la Vida, el hueso del que toda vida fue creada. ​ Debido a esto, los mexicas lo consideraban sagrado, y esta adoración se manifestaba en muchas representaciones esculturales y pictográficas. Se dice que los dioses tenían que descender a Mictlán y obtener un hueso que haría posible la formación de la humanidad. Xólotl se ofreció para efectuar tal hazaña, aunque eso implicará transformarse en un perro, el Xoloitzcuintle. Xólotl fue representado como hombre con cabeza de perro, representando la cara de venus nocturna acompañando al sol en su trayecto al inframundo. Tras el ocaso, el astro rey moría y luchaba con su ayuda para renacer al alba.

Desde entonces este animal se convirtió en el favorito de los dioses. Cuando se cumplió el objetivo, se presentó ante el pavoroso Mictlantecuhtli, el señor de la muerte, y le entregó el apreciado hueso. Entonces, el Xoloitzcuintle regresó al mundo de los vivos y los dioses pudieron crear al primer hombre y a la primera mujer. ​ La tradición mexica apuntaba que debía ser completamente negro, porque si presentaba manchas en su cuerpo esto decía que ya había servido al alma de otro difunto. Además, para el pueblo mexica, el Xoloitzcuintle tenía la capacidad de alejar y proteger los hogares de espíritus malignos, pero como todo para ellos era dualidad también representaba un lado maligno ya que se le identificaba con la enfermedad y deformidades físicas. ​

En el territorio mexicano, la primera manifestación encontrada de un perro fue en la Cueva del Tecolote, en Huapalcalco, Estado de Hidalgo, 3500 años a.C. Hay evidencias de que diferentes culturas mesoamericanas tuvieron contacto con perros, entre ellas, los tlaxcaltecas, mayas, zapotecas, mexicas, por citar algunas. En el Códice Florentino (años 1500), fray Bernadino de Sahagún menciona a estos perros de la siguiente manera:  «Otros perrillos criaban que llamaban xoloitzcuintle que apenitas ningún pelo tenía, y de noche abrigábanlos con mantas para dormir. Estos perros no nacen así, sino que de pequeños los untan con resina, que se llama óxitl, «aguarrás», y con esto se les cae el pelo quedando el cuerpo muy liso. Otros dicen que nacen sin pelo en los pueblos que se llaman Teátrico y Toztlan.»

Después de la colonización europea, este tipo de perro estuvo muy cerca de desaparecer, y fue rescatado de la extinción por la apreciación hacia este perro de los miembros de la Federación Canófila Mexicana (FCM), la cual inició un programa de registro y reproducción el 1 de mayo de 1956. A pesar de que fue exhibido en las competiciones de belleza canina, en Estados Unidos desde 1883, y aceptado en las federaciones más respetadas, no logró gran aceptación popular. A mediados del siglo XX, su popularidad en México tuvo un renacer, llegó a ser admitido en muchas federaciones caninas mexicanas. Hoy es reconocido por muchas de las más distinguidas federaciones en otros países y federaciones internacionales, como la Federación Cinológica Internacional (FCI). Existen pocas líneas de sangre, entre las más reconocidas a nivel internacional están la línea tarango, orígenes y milenarios.

A pesar de los más de 3000 años de historia de Xolo en México, la raza no recibió ningún aviso oficial en su país de origen hasta la década de 1950. La FCI, fundada en 1940, no estaba preparada para declarar al Xolo oficial de raza pura en ese momento. Según el historiador de razas Norman Pelham Wright, autor de The Enigma of the Xoloitzcuintli​, el Xolo comenzó a aparecer en las exposiciones caninas mexicanas a finales de los años cuarenta. Aunque fueron reconocidos como especímenes indígenas de una raza nativa, el interés por ellos era mínimo en ese momento, porque la información era escasa y no existía un estándar para juzgarlos. En una década, la FCI se dio cuenta de que la raza se extinguiría si no se tomaban medidas drásticas para salvarla. Esto llevó a la Expedición Xolo de 1954, ampliamente publicitada. Con la aprobación oficial de la FCI, Wright y un equipo de autoridades caninas mexicanas y británicas se pusieron en marcha para descubrir si todavía existían Xolos de raza pura en áreas remotas de México.

Finalmente, se encontraron diez Xolos estructuralmente fuertes y esos perros formaron la base del programa de México para revivir la raza. Un comité encabezado por Wright fue el autor de la primera norma oficial para la raza, el 1° de mayo de 1956, el Xolo fue finalmente reconocido en su tierra natal y, como México es miembro de la FCI, en todo el mundo.

Personalidades como Diego Rivera y Frida Kahlo criaron estos ejemplares como mascotas, los convirtieron también en animales de culto e inspiración para su obra. Son buenos perros de compañía y guardianes del hogar, en función del tamaño. A pesar de que no tienen una apariencia atractiva, el xolo es popular entre algunos por su inteligencia que es fácil de educar, su resistencia y su carácter es amigable. Aparentemente, aquellas personas que aprecian al perro como compañero fiel son las que le han dado una nueva ola de popularidad en la actualidad. Suelen ser muy deportistas, buenos vigilantes y singularmente tranquilos con la gente.

La raza tiene un rango de peso de 4 a 20 kg. Su falta de pelaje causa una mayor pérdida de calor corporal, por lo que su cuerpo se ve obligado a mantener una temperatura de alrededor de unos 40 °C. Su apariencia es similar a la del Pharaoh Hound, con un cuerpo esbelto, ojos estirados, orejas triangulares y rectas y un cuello largo. En cuanto al pelaje, diferentes individuos pueden presentar diferentes grados de crecimiento de pelo.

Entre las ventajas de su falta de pelo están que no causan problemas a las personas con alergia al pelo canino, al contrario, se cree que ayuda a los problemas de alergia, y las molestias frecuentes en otros perros, como pulgas y garrapatas quedan eliminadas. Sin embargo, también es cierto que un ejemplar de la variedad del xoloitzcuintle con pelo es idéntico a un ejemplar desnudo, salvo por el pelaje. Sin embargo, como estos no han sido sujetos seleccionados, el pelaje puede presentarse en distintas longitudes. El pelaje más valorado es un pelaje corto y de colores sólidos en una amplia gama, con manchas blancas en el pecho y en los dedos. Por otra parte, las orejas también marcan una diferencia, ya que la mayoría de los xolos con pelo no suelen alzar las orejas, a pesar de que sus hermanos desnudos sí lo hacen.

Los xolos con pelo son perros modestos, a la vista no tienen la espectacularidad que tienen los xoloitzcuintles «desnudos». Se podría decir incluso que son perros «corrientes» o mestizos, ya que conservan una estructura fenotípica similar al perro prehispánico o mesoamericano, del cual se cree surgió el xoloitzcuintle original.

El Xolo ha sido desarrollado por selección natural durante miles de años, por lo tanto, generalmente no es propenso a problemas de salud y estructura, ya que otras razas de perros son más modificadas por los esfuerzos de selección humana. Los xolos provienen de climas tropicales y no son adecuados para la vida al aire libre en climas templados y más fríos. Deben ser considerados una raza de perro de interior, aunque han logrado adaptarse a climas como el de Rusia. Necesitan el baño, el aseo personal y el cuidado de la piel al igual que con otros perros de tipo físico similar, o puede provocar acné. La mayoría de los problemas de la piel se deben a la mala reproducción, el abandono o el exceso de baño y la loción excesiva, eliminando las protecciones naturales y obstruyendo los poros. ​

Genéticamente, los xoloitzcuintles sin pelo se caracterizan por la falta de pelo y de algunos dientes, fenotipo que se denomina displasia ectodérmica canina, que se hereda como un carácter monogénico autosómico semi dominante. ​ Esto quiere decir que el rasgo de falta de pelo es determinado por un solo gen de un cromosoma no sexual, que este gen tiene dominancia parcial.​ Debido a la dominancia parcial, los xolos tienen un poco de pelo en la cabeza y en la cola. Los xolos sin pelo siempre son heterocigotos (Hh), es decir, su genotipo se compone por un gen dominante, no tener pelo, y un gen recesivo, tener pelo, ya que tener dos genes dominantes resulta ser letal. Los homocigotos dominantes (HH) no se gestan, probablemente porque el gen afectado, denominado FOXI3, es importante en la formación del ectodermo. Las cruzas entre dos xolos con pelo (hh) sólo puede producir un xolo con pelo, por ser un carácter producido por la expresión de un gen recesivo. De acuerdo con las leyes de la genética de Gregor Mendel, la cruza entre un xolo con pelo y un xolo sin pelo tiene un 50 por ciento de probabilidad de producir xolos sin pelo y otro 50 por ciento de probabilidad de producir xolos con pelo (Hh, hh, Hh, hh), la cruza entre dos xolos sin pelo tiene un 50 por ciento de probabilidad de producir xolos sin pelo y 25 por ciento de probabilidad de producir xolos con pelo (HH, Hh, Hh, hh), el otro 25 por ciento de probabilidad corresponde a los homocigotos dominantes, que mueren antes de nacer. Cabe mencionar que la única raza de perros sin pelo que resulta de un gen recesivo es el Terrier americano sin pelo.​ La FCM prohíbe la cruza de dos xoloitzcuintles con pelo , del mismo modo está comprobado que cruzar un xolo con pelo con uno sin pelo mejora la raza ya que al cruzar solo xolos sin pelo aumenta los problemas bucodentales.

Aunque la piel está expuesta a lesiones, las heridas y fisuras se curan rápidamente. Además, no necesita cuidados del pelaje, sólo en algunas ocasiones requieren una ducha caliente. Ante la falta de pelo, la piel del xoloitzcuintle es extremadamente sensible, por lo que requiere de la aplicación de crema humectante o de pomadas calientes, de dos a tres veces por semana. En caso de una exposición constante al Sol, el dueño de la mascota tendrá que untar bloqueadores, para evitar quemaduras. El uso de aceite de almendras para dar brillo y lubricar la piel, collares de nylon o fibras naturales para evitar rozaduras.

Los cachorros pequeños comen de 4 a 5 comidas pequeñas al día hasta las 10 semanas de edad. Entre las 10 semanas y los 5 meses: 3 comidas al día. A partir del quinto o sexto mes: 2 comidas al día. Proteínas y vitaminas diarias para dar brillo a la piel.

El empleo del término xolo (pronunciado “cholo”) aplicado a algunos grupos humanos de forma peyorativa durante la era colonial, se referencia en los comentarios reales de los incas del escritor peruano inca Garcilaso de la Vega, y publicada en 1609:

Al hijo de negro y de india, o de indio y de negra, dicen mulato y mulata. A los hijos de éstos llaman cholo, es vocablo de la isla de Barlovento, quiere decir perro, no de los castizos (raza pura), sino de los muy bellacos gozcones, y los españoles usan de él por infamia y vituperio.

Xolos en la cultura popular: los xolos son un tema común en las pinturas de la artista mexicana Frida Kahlo. Un Xolo participó en los espectáculos de teatro de calle de Royal de Luxe en Guadalajara, México, noviembre de 2010, Nantes, Francia, mayo de 2011, y Liverpool en abril de 2012. Un enorme títere del perro acompañó a los famosos gigantes de la compañía. Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente es un club de fútbol mexicano con el nombre de la raza de perro. Un Xolo se presentó por primera vez en la Exposición canina de Westminster en 2012. Una fotografía de Xolo ganó el 1er lugar en el concurso «Animal Framer» Life Framer en 2015. Una foto de un xoloitzcuintle en un puesto de tacos fue la primera foto en subirse a Instagram. Un Xolo llamado Dante aparece en la película Coco de Disney / Pixar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información: Agencia Canófila Mx / Imagen: Agencia

La Voz del Árabe (LVÁ) – MÉXICO – Cd. de México, junio 12 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x