DRA. ANA SILVA, EN LAAYOUNE “CUERPO ADENTRO”

427 visitas

No quiero expresar ciertas cosas si no es desde el lugar de la poesía que obedece más al plano de las intuiciones, sentimientos, emociones y también del pensamiento, pero de un pensamiento emocionado que es diferente. Ana Silva

Rabih Rayes*

En el marco del cuarto Foro Científico y Cultural Internacional entre dos orillas: En la ciudad de Laayoune (Marruecos), del 4 al 7 de julio del 2019.  Tuve la oportunidad de conocer a la Dra. Ana Silva (AS) catedrática e investigadora de la Universidad de Granada, excelente ser humano que no solo resalta por su inteligencia y el amplio conocimiento en materia jurídica, sino también por su pasión por la poesía.

Además, su excelente participación con la ponencia titulada “Migración y género”, tuvimos la oportunidad de entablar excelentes conversaciones que reflejan la pasión de Ana Silva por la literatura y la poesía, además del compromiso que tiene por ser una referente mediante la poesía de mayor vigilancia a los derechos humanos y la integridad de las mujeres. En esta ocasión nos habla un poco sobre el poemario “Cuerpo Adentro” y sus motivaciones personales que se congratularon al consolidar una obra que muchos en América Latina deseamos leer. Aquí la conversación que tuvo para con La Voz del Árabe (LVÁ):

LVÁ – ¿Cuál fue el hito que marco tu vida para escribir tu libro sobre poesía?

AS – Este libro no responde a un único hito, sino que confluye muchos acontecimientos y al mismo tiempo responde a la necesidad profunda de poner al exterior al expresar todo lo que estaba sucediendo en mi realidad que tiene que ver con una parte la persecución y la búsqueda de mis raíces, de mí memoria y de mí pasado árabe andalusí.

Por otro lado, tiene que ver con un momento concreto de la investigación de la que yo encuentro que tiene que ver con el cuerpo de la mujer y el derecho en específico en cómo se contempla en el Código Penal la mutilación genital femenina, cómo llegamos a mutilarnos no solamente a través del ritual de la destrucción, sino que este estudio me hace reflexión de otras mutilaciones invisibles.

Por otro parte, es que comienzo a estudiar árabe y me doy cuenta que el árabe me está, de alguna manera, haciendo recuperar una lengua que para mí tiene tintes de ser una lengua materna, pese a que no es lengua materna, pero me deja cubierta una orfandad que yo siento al no haber podido estudiar árabe y por lo tanto no poder comprender cuáles son los códigos que explican mi propia historia, el lugar en donde yo vivo e incluso la ciudad en la que vivo, entonces es un cúmulo de acontecimientos y circunstancias que llevan a inspirarme y a confluir con la palabra poética, decir todo lo que en el libro intento transmitir.

LVÁ – Además de ser Doctora en Derecho e investigadora en temas de migración y las peculiaridades del efecto que éste tiene en las mujeres, ¿Por qué te has interesado en la poesía?

AS – La poesía para mí constituye un lenguaje que en este caso lo llamo el lenguaje del cuerpo, por eso el libro se titula “Cuerpo Adentro”, es un lenguaje que intenta trasgredir y que intenta ir mas allá de los planteamientos de la razón en los que se encuentra el propio Derecho y el paradigma de la vida occidental, porque está con algo muy profundo de la persona que normalmente se representa con el corazón, pero que en realidad va más allá que son las entrañas, entonces yo revindico la palabra poética como una manifestación de la integridad del ser humano.

Es decir, no quiero expresar ciertas cosas si no es desde el lugar de la poesía que obedece más al plano de las intuiciones, sentimientos, emociones y también del pensamiento, pero de un pensamiento emocionado que es diferente.

Con la poesía se puede criticar, poner en tela de juicio el sistema en el que vivimos la corrupción del cuerpo en sociedad que es uno de los objetivos que yo he intentado con el poemario. A demás, criticar la superficialidad estética imperante en occidente que pretende enfocar el filtro de las personas, en ese sentido hay un reclamo con la poesía.

También busco ser fiel a mi tradición literaria de la tierra en la que yo vivo y en la que me he criado, en la que es muy importante la expresión a través del arte, la poesía, el baile flamenco, entonces yo me he querido situar en el mismo plano que muchos intelectuales y maestros que para mí que han sido fundamentales, sobre todo María Sambrano, que desafía a la filosofía occidental y coloca a la poesía en plano de esencialidad para la comprensión del ser humano, incluso la propia crisis europea de valores, todo se puede explicar por haber dejado a un lado todo lo que tiene que ver con el sentir.  

LVÁ – ¿En qué aspectos de tu vida consideras que más ha impactado la cultura árabe?

AS – Yo creo que la cultura árabe me ha dado una visión del mundo de la que al mismo tiempo me siento heredera. La manera en la que yo me he interesado más en lo que está escrito en árabe y lo que viene del mundo árabe, aunque yo soy muy crítica con esta expresión mundo árabe, cultura árabe, la lengua materna árabe se da en muchos contextos geográficos diferentes y las manifestaciones culturales.

Pero la mía en concreto, mi referencial árabe, tiene que ver con el tiempo en el que se produjo el esplendor Andalusí en el sur de la Península Ibérica. La asimilación del árabe como sistema gubernamental, político, social y religioso.

A mí me ha aportado una cosmovisión diferente al referencial católico actual que está rigiendo en Andalucía, España y Europa. Asimismo, me ha aportado una cosmovisión de la comunidad,  lo que significa vivir en comunidad que desafía los parámetros del actual capitalismo y neoliberalismo, y me ha aportado sobre todo para mí, ser mujer, que no podría creerse ahora con las oleadas islamofóbicas y racistas, es el reconocerme libre como mujer sin intermediarios ni validaciones sociales, y tener el referente espiritual como una base fuerte que junto a otras mujeres puedo construir una libertad relacional, algo que se ha perdido en occidente y es algo que yo he aprendido de esta cultura a la que denominamos árabe.

LVÁ –  ¿Podrías compartirles a los lectores de La voz del Árabe algunas ideas que se abordan en tu libro de poesía?

AS – Bueno, mi libro se llama “Cuerpo Adentro”, y tiene ese título por que pretende visibilizar todo proceso que la persona de forma individual experimenta dentro de sí hasta sentirse, en este caso sentirme yo mujer de frontera, que significa que he construido una identidad atreves de la relación con el otro y la otra y que reconozco en mí lo que hay de su alterno también.

Lo que pretendo transmitir al lector y a la lectora, es también, toda una enseñanza que en mí ha sido transmitida por vivir en Andalucía, con contar con una dialéctica de la vida o una metafísica del sur. Pues los procesos individuales son procesos de transformación que no adquirirán de tanta importancia si no los dotamos de esos caris de transformación social.

Es decir, lo que ocurre adentro se transforma hacia afuera, y lo que ocurre adentro se transforma hacia adentro. Aunque yo pongo en referente, en el cuerpo adentro. Entonces con la poesía he querido de alguna manera recoger ese proceso, de hecho el libro tiene tres partes. La primera es hacia dentro, la otra es el reflejo cuando la persona va viendo que lo que hay afuera nos repercute en lo de adentro que es el sistema de valores, político, todo es un orden que nos afecta. Finalmente, la tercera, es hacia afuera todo el aprendizaje adquirido y también la posibilidad de transformación social.

LVÁ – ¿Cómo consideras que la poesía árabe y española se han retroalimentado? ¿Es debido a la cercanía inminente de ambas culturas?  

AS – En mi opinión hay rasgos característicos de la poesía que se escribe en España y otros distintos que en el sur del país. Es importante resaltar que escribir donde está el cuerpo es distinto a escribir en donde está la mente.

En Andalucía existe una manera de expresarse que está representada con la profundidad del cante hondo que es flamenco y que es poesía también. Que recoge la síntesis de la mescolanza que hemos recibido como herencia. Lo árabe no es ajeno en Andalucía porque nuestra ciudad está llena de poesía árabe, nuestro monumento “Alhambra” por ejemplo, es una expresión poética constante de la poesía árabe.

No ha habido una ruptura en sí a pesar que en 1492 hubo una expulsión de los andalusíes musulmanes y sefardíes, por lo tanto de lo árabe y ahí la ruptura, hizo que el árabe el “Aljamiado” despareciera y que el latín se impusiera como lengua materna. Después de esa gran ruptura lo que ha habido, es una reconciliación pues los poetas de ahora, los artistas, los historiadores, necesitamos volver continuamente a nuestro referencial histórico andalusí.

Entonces necesitamos seguir leyendo a “Muhammad Ibn ‘Arabi”, Ibn Jamif de Córdoba, que escribió el “Collar de la Paloma”, Ibin Tufai que escribió “El filoso autodidáctico”, necesitamos seguir leyendo la poesía de estos autores, porque ahí encontramos una manera de expresión que nos resulta propia. Un referente que se incorpora al acervo poético actual porque a mí me ha ocurrido, igual que a muchos poetas con los que estoy en continua relación.

La poetisa de Wallada Córdoba que representa el feminismo de la mujer andalusí.  Por lo tanto, creo que se vive una reconciliación no con el árabe extranjero sino con lo árabe propio con nuestras fuentes árabes en poesía que nos reconcilian con nuestro pasado.

LVÁ – Doctora, en nombre de La Voz del Árabe y mío, le agradezco por su tiempo para la entrevista, y por su activismo en favor del derecho de las mujeres, sin duda alguna como lo expuso usted en su ponencia “Migración y Genero”, las mujeres tienden a ser más vulnerables que el resto de los individuos al momento de emigrar.

Ana Silva-  Muchas Gracias La Voz del Árabe, les envió un cordial saludo a México, he de decir que siempre he querido conocer México y aún no he tenido la oportunidad a pesar de tener grandes amigas ahí.

*Rabih Rayes, Internacionalista egresado de La Universidad La Salle. Ha fungido como asistente de analista político en la SRE, en el Departamento de África y Medio Oriente. Temas de mayor interés. La geopolítica y seguridad internacional y su influencia en La región del Medio Oriente. Autor del Artículo : La Paradoja del Factor Geopolítico en Líbano ante la Crisis Política y Social del Medio Oriente, a Raíz de la Primavera árabe en la Revista Académica de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Año X No.19 Julio 2012, p.207-220 de la revista: https://goo.gl/oYyjLO) Hoy colaborador de La Voz del Árabe.

Imagen: Rabih Reyes Mx-R-2019

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, agosto 14 del 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.