QUDSIYA: HUMMUS CON HABAS

-Qudsiya: hummus con habas al estilo palestino

 Tradicionalmente, la Qudsiya se elabora con más ful que humus, pero como me encanta el humus, pongo más cantidad de humus, pero las proporciones dependen de las preferencias de cada uno.

Cuando pensamos en el desayuno de Oriente Medio, una de las dos primeras cosas que nos vienen a la mente son el ful y el hummus, pero ¿sabías que hay un plato que toma estos dos increíbles alimentos y los combina en uno solo? Se llama Qudsiya. La Qudsiya no es tan conocida como otros platos de Oriente Medio y se elabora principalmente en Palestina, y es extremadamente popular en Jerusalén, de ahí su nombre que significa «de Jerusalén».

El ful y el hummus ya son perfectos tal y como son, cada uno por su cuenta, pero si se combinan ambos y se les añade el adictivo aderezo picante y ácido con el que se adorna la Qudsiya, alcanzan otro nivel. Tradicionalmente, la Qudsiya se prepara con más ful que humus, pero como me encanta el humus, yo pongo más humus, pero las proporciones dependen de las preferencias personales. Lo mismo ocurre con el nivel de especias y sabor, a mí me gusta el mío bastante picante y con limón, porque corta la cremosidad de las alubias, pero sin duda se puede ajustar a tu gusto.

Aunque se pueden utilizar alubias secas y dejarlas en remojo toda la noche, las alubias enlatadas son igual de buenas, lo que significa que se puede hacer este plato en el último momento y se prepara muy rápidamente. A mí me gusta que la Qudsiya quede con trozos, así que sólo utilizo un mortero para machacar algunas habas, mientras que el resto las dejo enteras o ligeramente machacadas. Si desea que la suya sea suave, puede utilizar el mortero o una batidora de inmersión para obtener la consistencia deseada.

Una vez añadidos todos los ingredientes, me parece que hay que probar y ajustar todo a tu gusto, ya que a veces las guindillas no son lo suficientemente picantes, o los limones no son lo suficientemente jugosos. Cuando esté listo para servir, añada los tomates y la guindilla picados, un generoso chorro de aceite de oliva y, por supuesto, el aliño, y sirva este plato abundante y delicioso con un poco de pita caliente y saboree esta combinación celestial.

Ingredientes:

400 g de garbanzos mezclados con el líquido de la lata y 2-3 cucharadas de pasta de tahina

800 g de habas en lata

1 cucharada de comino

Sal al gusto

Tomates picados (guarnición)

Perejil picado (guarnición)

Aceite de oliva para aderezar

Aderezo Guindillas al gusto

4-5 dientes de ajo

½ taza de zumo de limón

Sal

Instrucciones

  1. En una olla, calentar las habas en el líquido de la lata. Llevar a ebullición y bajar el fuego.
  2. Con un mortero, triturar las habas hasta conseguir la consistencia deseada. A mí me gustan con trocitos, pero puedes hacerlas tan suaves o con tantos trocitos como quieras.
  3. Para hacer el aliño, machacar el ajo y las guindillas con una pizca de sal en un mortero hasta obtener una pasta suave. Añade el zumo de limón y resérvalo.
  4. Añade la mezcla de garbanzos a la olla y remueve.
  5. Añadir 2-3 cucharadas del aliño a la olla y mezclar, seguido de un poco de sal y comino e ir mezclando bien. Probar y ajustar la sazón si es necesario. Se puede añadir más pasta de tahini o aderezo si es necesario.
  6. Deje que se cocine a fuego lento durante uno o dos minutos y luego viértalo en una fuente de servir.
  7. Adorne con los tomates picados y el perejil y vierta una cantidad generosa de aceite de oliva por encima, así como la cantidad de aderezo que desee. Servir con pan de pita y a disfrutar.

Por último, sólo queda disfrutar de este delicioso platillo de la cocina árabe…

Sahtain

 

Información: MonitordeOriente / Imagen: MonitordeOriente   

La Voz del Árabe (LVÁ) – GOURMET – Cd. de México

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.