NO ES EL PRIMER PRESIDENTE, BIDEN, QUE VUELA DIRECTO DE ISRAEL A ARABIA SAUDÍ

-¿Mucho ruido y pocas nueces? Biden no es el primer presidente estadounidense que vuela directamente de Israel a Arabia Saudí – El presidente George W. Bush recibió una cálida bienvenida cuando llegó a Riyadh desde Tel Aviv en 2008

Luis Miguel Cobo*

Como se puede leer y sentir, el presidente Biden no fue muy bienvenido que digamos, se dijo mucho de su llegada pero que al parecer creyeron que los árabes no tenían memoria, “no ha sido el primer presidente en viajar de Tel-Aviv a Arabia Saudita”, lo hiso antes Trump, presumieron detalles que parecían tontos pero que se volvieron trascendentes que hasta llamaron la atención del mundo.

Se ha dicho que las relaciones de Arabia Saudita e Israel están a la vuelta de la esquina, pero se ha publicado también que no es así, dicho por un alto jerarca saudita, que solo es un sueño pensar en que ambos países lleguen a ser “diplomáticamente amigos”, detalle que importa más a Israel que a los sauditas quienes hoy por hoy y guste o no, son los amos de la región

Se ha confirmado con la reciente visita del presidente Biden al reino no está del todo bien, aseguran medios especializados que él está enfermo por la edad, así soportó y aceptó todo un tratado (publicado hace unos minutos en LVÁ, abajo la liga), según se aseguró por medios informativos árabes y occidentales, con el solo propósito de que el príncipe heredero bajara el precio del petróleo, se afirmó en medios árabes…

Se puede asegurar que Estados Unidos está en graves problemas actualmente, por un lado, la fuerte inflación, que nos ha tocado a todos por el problema en Ucrania, y las diferencias sociales en el interior del país cada vez son peores, dicho por gente que a viajado al país hace pocos días y comentaron al periodista, es un hecho que los jóvenes se están olvidando de que se tiene que trabajar, no hacen nada, los asaltos y asesinatos están al por mayor… O sea que Estados Unidos no está nada bien y esto los árabes lo saben y es hoy cuando se aprovecharán para quizá, lo digo de esta manera, tomen ellos la batuta para el orden mundial, porque sí, en México no lo dicen, pero cada vez EEUU se debilita más, pero aun con esta guerra que no es de ellos pero que como siempre se meten donde no los llaman, y muchos otros países se aprovecharán de este debilitamiento estadounidense de muchas formas, lo veremos al tiempo…

No olvidemos el trato que en años anteriores Estados Unidos (y sus socios de siempre, el triángulo sionista) le dio a Medio Oriente, el desprecio que hicieron al Mundo Árabe, las guerras que ellos ocasionaron junto con sus socios reconocidos en la zona, que aun continúan, y muchísimas cosas que se hicieron y que hiso el mismo Biden en la guerra de Iraq… Hoy se puede decir o creer que es el tiempo en que pagarán su cuota que sabían tendría por consecuencia aquellas guerras y molestias tan grandes que ocasionaron al Mundo Árabe durante muchos años, una de ellas Palestina, de quien se habló en el tratado entre el príncipe MBS y el presidente Biden, esperando se cumplan esos acuerdos veremos si en realidad son honestos o solo palabras de dientes para afuera de ambas partes…  

Estados Unidos ya no es el país que fue hace años, ha perdido mucho poder, Europa se deshace poco a poco, está mal, China en contra de ellos piensa en algún momento, como se ha publicado en LVÁ, en retirar su dinero de ese país lo que causará un grave problema para su economía, porque ellos tienen mucho que pueden vender y causar grades problemas al mundo, de igual manera lo podrían hacer los árabes y entonces sí, el problema para el país norteamericano sería un caos impredecible… El mismo que nos afectaría sin dudarlo a toda América y el mundo…

Tan solo recodemos que la Casa Blanca de Bush dijo que la visita tenía como objetivo, en parte, celebrar los 75 años de relaciones formales entre Estados Unidos y Arabia Saudí, pero el alto precio del petróleo (127 dólares el barril) también fue un factor. El aumento de los costes de la energía estaba siendo un dolor de cabeza político para el presidente y un importante lastre para la economía estadounidense, que estaba experimentando una desaceleración que presagiaba una importante recesión.

Y bueno, nadie tiene la bola de cristal para ver el futuro de manera certera, tan solo dejemos todo “al tiempo”, es el mejor informador de todo…

ArabNews – Como la mayoría de los frenesíes mediáticos, el que rodea al «histórico primer vuelo directo» del presidente estadounidense Joe Biden desde Tel Aviv a Jeddah fue recibido con mucha fanfarria al principio, pero -al menos entre los periodistas saudíes- pronto resultó ser un caso de mucho ruido y pocas nueces.

Todo comenzó con la declaración de Biden en un artículo de opinión en el Washington Post el 9 de julio, antes de embarcarse en su viaje a Oriente Medio, anunciando que «el viernes, seré el primer presidente en volar desde Israel a Jiddah (sic), Arabia Saudí».

Muchos medios de comunicación estadounidenses e israelíes se aferraron rápidamente a la frase como una prueba más de que la «normalización de las relaciones entre Arabia Saudí e Israel» estaba a la vuelta de la esquina, un rumor perenne que ha cobrado vida propia.

Un anuncio posterior de la Casa Blanca, el 15 de julio, alimentó la narrativa, al citar al presidente diciendo: «Hoy seré el primer presidente que vuele de Israel a Jeddah, Arabia Saudí».

Aunque la declaración era exacta en el sentido de que ningún presidente estadounidense anterior había emprendido un vuelo directo de Israel a Jeddah, Biden no era en absoluto el primero en volar directamente de Israel a Arabia Saudí.

Muchos empezaron a cuestionar la limitada memoria de los periodistas estadounidenses e israelíes, que parecían haber ignorado u olvidado el hecho de que sólo en 2008 otro presidente voló directamente al Reino desde Israel, aunque a la capital, Riyadh, y no a la ciudad costera de Jeddah.

De hecho, el último presidente que tomó un vuelo directo desde Israel a Arabia Saudí fue George W. Bush, que viajó desde Tel Aviv en mayo de 2008, el último año de su segundo mandato.

Según las crónicas de los medios de comunicación sobre ese viaje, cuando el Air Force One aterrizó en la capital saudí, Bush recibió una alfombra roja en la pista, y fue calurosamente recibido por los líderes saudíes mientras una banda militar tocaba el himno nacional de Estados Unidos.

La Casa Blanca de Bush dijo que la visita tenía como objetivo, en parte, celebrar los 75 años de relaciones formales entre Estados Unidos y Arabia Saudí, pero el alto precio del petróleo (127 dólares el barril) también fue un factor. El aumento de los costes de la energía estaba siendo un dolor de cabeza político para el presidente y un importante lastre para la economía estadounidense, que estaba experimentando una desaceleración que presagiaba una importante recesión.

Catorce años después de aquella visita, otro presidente de EEUU afirmó que había hecho historia con un vuelo directo, pero este fue en la dirección opuesta. El Air Force One de Donald Trump despegó de Riyadh con destino a Tel Aviv en mayo de 2017 como parte de su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo.

Otros cinco años después, le tocó a un demócrata presumir de haber estado en un «histórico primer vuelo directo» entre Israel y una ciudad saudí.

Varios periodistas saudíes que cubrieron la reciente visita de Biden dijeron que no están seguros de por qué este vuelo fue objeto de tanto revuelo: «Si se trata de una gira en la que participan dos países, el primero Israel y el segundo Arabia Saudí, ¿de qué otra manera iba a volar Biden?», se preguntó un periodista.

«En cuanto a la insinuación de los medios de comunicación occidentales de que se trata de un paso más hacia la normalización entre Arabia Saudí e Israel, no es cierto porque no es la primera vez que se produce un vuelo de este tipo. Pero, lo que es más importante, queda empequeñecido por la Iniciativa de Paz Árabe», dijo el editor de un periódico local, citando la propuesta de paz saudí a Israel que fue adoptada por la Liga Árabe en Beirut en 2002.

Sin embargo, una cosa sigue siendo cierta: Todas las visitas de un presidente estadounidense a Arabia Saudí han resultado históricas, de un modo u otro.

 

*Luis Miguel Cobo – Escritor y periodista desde hace más de 30 años, ha trabajado en medios informativos mexicanos y como gerente de Prensa & Relaciones Públicas en varias empresas trasnacionales. Fotógrafo profesional acreedor a varios premios y un sinnúmero de exposiciones. Cofundador y director general de La Voz del Árabe.

 

ARABIA SAUDITA Y EEUU, POR UNA REGIÓN MÁS SEGURA, ESTABLE Y PRÓSPERA – https://lavozdelarabe.mx/2022/07/27/arabia-saudita-y-eeuu-por-una-region-mas-segura-estable-y-prospera/

 

Información: ArabNews / Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, julio 27 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Luis Miguel Cobo

Luis Miguel Cobo – Escritor y periodista desde hace más de 30 años, ha trabajado en medios informativos mexicanos y como gerente de Prensa & Relaciones Públicas en varias empresas trasnacionales. Fotógrafo profesional. Director General de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.