“TLAHUELPUCHIS” LAS BRUJAS TLAXCALTECAS

576 visitas

– El día de hoy nos ocuparemos de desentrañar a las llamadas tlahuelpuchis, especialmente representativos de Tlaxcala, uno de los Estados de México.

Alan Mac Donald*

Seguramente has escuchado hablar sobre las brujas alguna vez en tu vida, tal vez las figuras aún con sombreros puntiagudos, narices largas y piel verdosa, tal vez rías cuando alguien saca el tema durante una conversación. A pesar de que la literatura, el cine y diferentes medios han desmitificado la imagen de la bruja medieval que tanto terror causó en sus siglos, hay aún pueblos donde se ven como criaturas de leyendas inimaginablemente malignas y perversas. Es el caso de muchos pueblos mexicanos, donde los padres aún temen la presencia de las brujas y abrigan a sus hijos con infinitud de remedios que habrán de alejarlas de sus aposentos.

El día de hoy nos ocuparemos de desentrañar a las llamadas tlahuelpuchis, especialmente representativos de Tlaxcala, uno de los Estados de México.1 Estas brujas son descritas como aterradores seres que se alimentan de la sangre de los niños pequeños mientras estos duermen.2

La figura de la bruja fue traída a estas tierras con la llegada española y establecimiento colonial, donde la inquisición estaba aún jugando un importantísimo papel pues la cacería de brujas. Es bien sabido que la conquista fue a través de espada, pero también de la cruz, mediante el rechazo de las deidades que se adoraban en estas regiones y es en este escenario que el (ya muy citado) libro de “Historia de cosas de la Nueva España” de Sahagún juega un rol esencial, pues marca el antecedente de la figura de la bruja de tiempos prehispánicos en México.

Sahagún retrata en su libro cuarto, capítulo XI que aquellos que nacían en el signo ce quiáhuitl son “nigrománticos, bruxos, hechiceros, embaidores” se podían volver animales, hechizar mujeres y podían dominar a quienes quisieran, haciendo sus encantamientos de noche. Más adelante habría de especificar más información en torno a los nahualli, a quienes definiría con dos polaridades, una tendiente a la protección y el progreso y otra al uso egoísta de sus habilidades, dañina e que incluso se alimentaba de los niños. Las tlaltepuchis pueden asumir diferentes formas, como menciona Sahagún, pues se dice que vagan de nocturnamente, echan fuego por la boca, andan con un hacha ardiendo y son dañinas.3

“Tlaltepuchis” viene del náhuatl y significa “sahumador luminoso”.4 Se dice que pueden convertirse en animales (mayormente aves) y cuando lo hacen, una luminosidad advierte su presencia, de ahí que muchos testimonios digan ver luces alejarse y acercarse, también pueden transformarse en una figura vaporosa y extraña.5 A diferencia de los “coven” o “aquelarres” de las brujas del wiccanismo, las tlahuelpuchis practican sus actos de hechicería solas e incluso son muy territoriales.

Además de su vampírica dieta y su habilidad de metamorfosis, también se dice que tienen poderes hipnóticos; pueden manipular los pensamientos de las personas y volver su sueño pesado para acudir durante la noche a saciar su apetito.5 Los padres reconocen que un niño se encuentra siendo visitado por estos visitantes debido a que los pequeños despiertan normalmente con moretones en ciertas zonas o simplemente muertos.6

Inmersos en sus leyendas, algunos pobladores han desarrollado métodos de defensa en contra de las tlahuelpuchis, algunos en los que se les ahuyenta colocando metal bajo la cuna o cama de los niños, pues dicen que las brujas (y otras criaturas mágicas) lo aborrecen. Otro remedio popular en los tlaxcaltecas es envolver dientes de ajo en una tortilla que se debe esparcir alrededor de su cuna.

Este personaje, comparte algunas características con las brujas clásicas como: su dieta a base de infantes y su poder de hechicería y manipulación, pero también poseen propiedades que las vuelven un hito legendario de los pueblos que habitan, tales como sus avistamientos comparados con los de esferas de fuego y luces extrañas que se observan durante la noche o, incluso a plena luz del día en el cielo. Una criatura con un modus operandi similar es el Dtundtuncan (la extraña ave del sur de México que se alimenta de los niños durante su sueño).

Estos avistamientos de extrañas luces emocionan a más de un ufólogo (investigador del fenómeno de Objetos Voladores No Identificados), no obstante, los antropólogos atribuyen sus avistamientos a fenómenos más cotidianos, tal es el caso de Hugo Nutini, quien más recientemente en los 60’s concluyó en una investigación que realizó sobre estas brujas, que los pueblos indígenas de Tlaxcala atribuían a estas figuras las (de otra forma) inexplicables muertes de los infantes que se debían a fallecimientos accidentales, muerte de cuna o inclusive hasta  infanticidios encubiertos.5

A pesar de estas investigaciones, las brujas son temidas aún en muchos sitios y aún muchos niños han crecido con macabras historias sobre aquellas extrañas luces, aves y humo que se aproxima a ellos mientras duermen, esperando succionar su vida y ahogarlos para jamás despertar de nuevo…

  1. Vive Tlaxcala, ed. (16 de abril de 2011). «Tlahuelpuchi»(HTML). Mitos y leyendas. Tlaxcala, México: Turismo Tlaxcala. Archivado desde el original el 1 de abril de 2013. Consultado el 13 de diciembre de 2021
  2. Guiley, Rosemary (2003)«Entrada letra T». En Rosemary Guiley, ed. The Encyclopedia of Vampires, Werewolves, and Other Monsters (en inglés)(1º edición). Nueva York, EE. UU. Visionary Living, Inc. p. 280. ISBN 978-1-4381-3001-9. Consultado el 4 de abril de 2013.
  3. Sahagún
  4. «Tlahuelpuchi»Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana. Biblioteca digital de la Medicina Tradicional Mexicana. Archivado desde el original el 7 de marzo de 2016. Consultado el 4 de abril de 2013.
  5. Nutini, Hugo Gino; Roberts, Jonh M. (1993). Bloodsucking witchcraft: an epistemological study of anthropomorphic supernaturalism in rural Tlaxcala (en inglés)(1º edición). Arizona, EE.UU.: The University of Arizona Press. p. 66. ISBN 0-8163-1197-7 |isbn= incorrecto (ayuda). Consultado el 4 de abril de 2013.
  6. Xiu, Ed (2 de agosto de 2017), «La leyenda de las tlahuelpuchis, las mujeres vampiro de Tlaxcala» (HTML) https://matadornetwork.com/es/tlahuelpuchis-las-mujeres-vampiro-de-tlaxcala/ consultado el 13 de diciembre de 2021.

 

*Alan Mac Donald – Ingeniero civil egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, plantel FES Acatlán, donde tomó el cargo de presidente del Capítulo Estudiantil de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica y fue miembro directivo de dos organismos estudiantiles (CE-ACI y CECICM). Aficionado de la mitología e historia universales con especial entusiasmo por la cultura mexicana. Cofundador de la empresa mexicana MEKALI, donde funge como escritor y director creativo. Colaborador en La Voz del Árabe. Contacto: alan.mac05@yahoo.es  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Voz del Árabe (LVÁ) – MÉXICO – Cd. de México, diciembre 17 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x