EXPERTOS EN SALUD DE CHINA PIDEN SUSPENSIÓN DE LAS VACUNAS COVID

759 visitas

-Expertos en salud de China piden la suspensión de las vacunas COVID mientras Noruega investiga 33 muertes y Alemania sondea 10 muertes más.

Mauricio Saraya Ley

Noruega aumentó el número de muertes bajo investigación, de 23 la semana pasada a 33, mientras que, en Alemania, los funcionarios de salud dijeron que están investigando 10 muertes que ocurrieron entre pacientes de edad avanzada que recibieron la vacuna COVID.

Los expertos en salud de China dicen que Noruega y otros países deberían suspender el uso de vacunas de ARNm como las producidas por Pfizer y Moderna, especialmente entre los ancianos, según Global Times.

Los funcionarios de salud de Noruega dijeron la semana pasada que estaban investigando las muertes de 23 personas mayores que murieron poco después de recibir la vacuna, y habían confirmado que 13 de ellas estaban directamente relacionadas con la vacuna.

Hoy, Bloomberg informó que el número de muertes bajo investigación en Noruega había aumentado a 33 y que todo había ocurrido en personas que van desde los 75 a los 80 años. Según Bloomberg, Camilla Stoltenberg, directora del Instituto Noruego de Salud Pública, dijo hoy en una conferencia de prensa:

“Es importante recordar que alrededor de 45 personas mueren todos los días en hogares de ancianos en Noruega, por lo que no es un hecho que esto represente un exceso de mortalidad o que exista una conexión causal.”

La Agencia Noruega de Medicamentos dijo con anterioridad a Bloomberg que todas las muertes ocurrieron en personas que recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech, que hasta el viernes era la única vacuna COVID aprobada para su uso en Noruega.

El Instituto Noruego de Salud Pública, que originalmente había dado prioridad a los ancianos para la vacuna, ha revisado sus consejos para instar a más cautela al vacunar a los ancianos, especialmente a aquellos con afecciones subyacentes.

El instituto le dijo a Bloomberg que «para aquellos con la fragilidad más grave, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias. Para aquellos que tienen una vida útil restante muy corta de todos modos, el beneficio de la vacuna puede ser marginal o irrelevante.”

El Instituto también admitió a Global Times que los ensayos clínicos que resultaron en la aprobación de emergencia de la vacuna incluyeron «muy pocas personas mayores de 85», pero agregó «suponemos que los efectos secundarios serán en gran medida los mismos en los ancianos que en los mayores de 65 años.”

Según el Global Times, un inmunólogo con sede en Beijing que solicitó el anonimato dijo que las vacunas de ARNm no habían demostrado ser seguras para el uso a gran escala o para prevenir enfermedades infecciosas. Observando que las personas mayores de 80 años tienen un sistema inmunológico más débil, dijo que no deberían recibir la vacuna, sino que deberían tomar medicamentos para mejorar su sistema inmunológico.

Mientras tanto, el BMJ y otros medios de comunicación informaron la semana pasada que, en Alemania, el Instituto Paul Ehrlich está investigando 10 muertes en personas de entre 79 y 93 años que murieron poco después de recibir la vacuna COVID.

Los funcionarios de salud estadounidenses continúan presionando las vacunas COVID en hogares de ancianos, a pesar de la creciente resistencia entre los empleados de hogares de ancianos para tomar la vacuna.

Hasta ahora, no hay información de ninguna investigación sobre la muerte de 29 personas mayores en un hogar de ancianos en Nueva York. De acuerdo con un informe de noticias del 9 de enero de Syracuse.com, un solo hogar de ancianos en el norte del estado de Nueva York ha vacunado 193 residentes a partir de diciembre 22 y posteriormente reportaron 24 muertes en el lapso de un par de semanas.

La instalación atribuyó las muertes a un «brote» de COVID-19, a pesar de que no había habido muertes de COVID-19 en ningún hogar de ancianos en todo el condado «hasta que las primeras tres muertes … se reportaron en diciembre. 29.”

Los funcionarios de salud de la Florida y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos están investigando la muerte de un médico de 56 años que murió de una rara enfermedad autoinmune 15 días después de recibir la vacuna Pfizer. Un científico de Johns Hopkins le dijo al New York Times que era una «certeza médica» que la muerte estaba relacionada con la vacuna de Pfizer.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos está investigando numerosas reacciones alérgicas graves, incluida la anafilaxia, en los trabajadores de la salud que recibieron la vacuna.

El domingo por la noche, los funcionarios de salud de California pidieron una pausa en el uso de un gran lote de la vacuna COVID de Moderna debido a su «número más alto de lo habitual de posibles reacciones alérgicas. Como informó The Defender esta mañana, la principal epidemióloga de California, Dr. Erica S. Pan, recomienda a los proveedores que detengan la administración del lote ‘041L20A’ de la vacuna Moderna COVID.

De acuerdo con las últimas cifras, actualizado enero 7, del sistema de notificación de eventos adversos de vacunas (VAERS), se han reportado 66 muertes en los Estados Unidos como posiblemente relacionadas con una vacuna COVID. Se estima que solo el 1% de las lesiones por vacuna se reportan a VAERS.

Cualquier persona que sospeche una lesión o muerte relacionada con la vacuna COVID, o cualquier vacuna, puede ir al sitio web de VAERS y presentar un informe.

Paralelamente, Funcionarios de salud de California piden una pausa en el lote de vacunas Moderna debido a informes de reacciones alérgicas

Los funcionarios de salud de California están pidiendo una pausa en el uso de un gran lote de la vacuna COVID de Moderna debido a su «número más alto de lo habitual de posibles reacciones alérgicas.”

Erica S. Pan emitió un comunicado el domingo por la noche recomendando a los proveedores detener la administración del lote ‘041L20A’ de la vacuna Moderna COVID-19 debido a posibles reacciones alérgicas que están bajo investigación.

«Se notificó un número mayor de posibles reacciones alérgicas con un lote específico de vacuna Moderna administrada en una clínica de vacunación comunitaria. Menos de 10 personas requirieron atención médica durante el lapso de 24 horas «, dijo el Dr. Pan.

Según la declaración, «Fuera de una extrema abundancia de precaución y también reconociendo el suministro extremadamente limitado de vacunas, recomendamos que los proveedores utilicen otro inventario de vacunas disponible y detengan la administración de vacunas de Moderna Lot 041L20A hasta que la investigación realizada por el CDC, FDA, Moderna y el estado esté completa. Vamos a proporcionar una actualización a medida que aprendemos más.”

Más de 330,000 dosis de este lote se han distribuido a 287 proveedores en todo el Estado. Los envíos llegaron a California entre enero 5 y 12, dijeron las autoridades.

«El fabricante, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) están revisando el lote y la información médica relacionada.

«Los proveedores de la vacuna COVID-19 deben continuar con sus precauciones de rutina para reconocer y manejar las reacciones alérgicas y los posibles eventos adversos», dijo el comunicado.

Los funcionarios de salud esperan proporcionar una actualización esta semana. El gobernador de California Newsom se ha fijado la meta de inocular a 1 millón de californianos más para fines de esta semana con la primera inyección de la vacuna de dos dosis.

Con todo lo dicho, aún prevalece el discurso popular propagado por los medios de comunicación masiva, quienes han estado afirmando que “las vacunas SARS-CoV-2 prometen controlar la pandemia y ayudar a restablecer la vida social y económica normal.” Sin embargo, esto es muy cuestionable, teniendo en cuenta el hecho de que la efectividad de las vacunas sólo se mide por su capacidad para disminuir los síntomas de COVID-19 moderados a graves, como tos y dolor de cabeza. Presumiblemente, esto reduciría el riesgo de hospitalización y muerte para las personas vacunadas. Sin embargo, de manera intencional, las vacunas no fueron evaluadas por su capacidad para prevenir realmente la infección y la transmisión del virus. “Si, lo leyó bien, se omitió dicha evaluación en los estudios clínicos”. Las pruebas clínicas fueron diseñadas específicamente así. Y, si la vacuna no puede reducir la infección, las hospitalizaciones o las muertes, entonces no puede crear la inmunidad de rebaño adquirida por la vacuna requerida para poner fin a la pandemia.

Lo que, es más, en un artículo del 26 de noviembre de 2020, BMJ,8 Peter Doshi, editor asociado de The BMJ, señala que mientras Pfizer afirma que su vacuna es 95% efectiva, esta es la reducción relativa del riesgo. La reducción absoluta del riesgo es en realidad inferior al 1%. También enfatiza que los efectos secundarios graves parecen ser comunes:

«El comunicado de prensa de Moderna indica que 9% experimentó mialgia de grado 3 y 10% fatiga de grado 3; La declaración de Pfizer informó que 3.8% experimentó fatiga de grado 3 y 2% dolor de cabeza de grado 3. Los eventos adversos de grado 3 se consideran graves, definidos como la prevención de la actividad diaria. Las reacciones de gravedad leve y moderada están destinadas a ser mucho más comunes.”

En contraste, parafraseando al “New England Journal of Medicine” en un escrito del pasado Octubre: “No se ha encontrado una protección correlativa con el COV2 establecida” o sea: Como resultado de las pruebas clínicas, no se ha encontrado una correlación de protección a la infección del SARS COV2.

Así mismo, el prestigioso “Lancet” declaró el pasado diciembre: “Ninguna vacuna existente ha demostrado efectividad contra ninguna beta coronavirus, la familia que incluye SARS COV 2 que (presumiblemente) causa COVID19. “¡Estos son los hechos!”

En una conferencia de prensa virtual celebrada por la OMS diciembre. 28, 2020, los funcionarios advirtieron que no hay garantía de que las vacunas COVID-19 evitarán que las personas se infecten con el virus SARS-CoV-2 y lo transmitan a otras personas.

En una entrevista de Año Nuevo con Newsweek, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, reforzó la admisión de la OMS de que los funcionarios de salud no saben si las vacunas COVID-19 previenen la infección o si las personas pueden transmitir el virus a otras personas después de vacunarse.

Según los funcionarios de salud de Estados Unidos y la OMS, las personas vacunadas todavía necesitan enmascarar y distancia social porque podrían ser capaces de propagar el nuevo coronavirus a otros sin saberlo.

Paralelamente, un exjefe de investigación respiratoria de Pfizer y un exjefe del departamento de salud pública presentaron una petición conjunta a la Agencia Europea de Medicina, solicitando la suspensión inmediata de todos los estudios de la vacuna SARS-CoV-2.

Pero todo esto no es suficiente para pasar al irracional e insensato proceder de tantos que, sin verdadera validación científica continúan con su plan de inocular a todo aquel que lo permita.

¡Y por favor escucha con atención!: “No te estamos diciendo que no te vacunes (si es que a esta sustancia se le puede llamar realmente vacuna, porque nada tiene que ver con la descripción de lo que hasta hace muy poco vacuna significaba *) pero si te estamos pidiendo que indagues a profundidad, porque el único que sufrirá los beneficios o los daños serás tú y todos aquellos a quienes amas tanto”.

El Dr. Michael Yeadon y el Dr. Wolfgang Wodarg dijeron que no se han abordado ciertas preocupaciones de seguridad con las vacunas. Un problema es que la prueba de PCR es notoriamente inexacta. Pero otro tema más urgente es que las proteínas de pico en las vacunas contienen proteínas homólogas a la sinctitina, que pueden causar infertilidad.

También es preocupante que las vacunas de ARNm de BioNTech / Pfizer contienen polietilenglicol, que puede causar reacciones potencialmente mortales a la vacuna. El dúo dijo que presentó la demanda en diciembre porque los estudios de las vacunas no han sido lo suficientemente largos como para saber cuáles podrían ser los efectos secundarios a largo plazo.

En el caso de la vacuna COVID-19, no es posible proporcionar una lista completa de los riesgos potenciales, considerando la velocidad sin precedentes con la que se desarrollaron y se lanzaron al público; los efectos a largo plazo son completamente desconocidos. Sin embargo, se han planteado preocupaciones importantes en torno a la mejora dependiente de anticuerpos (ADE) y la posibilidad de que las vacunas COVID-19 puedan empeorar la enfermedad COVID-19 a través de ADE.

Cualquiera que reciba este procedimiento médico experimental sin duda querrá estar informado de su potencial para empeorar la misma enfermedad que están tratando de evitar, pero no está incluido como parte de la divulgación del consentimiento informado, a pesar de que los investigadores recomendaron en octubre de 2020 que sea » divulgada de forma destacada e independiente».

En un artículo del International Journal of Clinical Practice, Timothy Cardozo de NYU Langone Health y Ronald Veazey de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane, señalaron: «La comprensión del paciente es una parte fundamental del cumplimiento de los estándares de ética médica del consentimiento informado en los diseños de los estudios». “Las vacunas COVID-19 diseñadas para provocar anticuerpos neutralizantes pueden sensibilizar a los receptores de la vacuna a una enfermedad más grave que si no estuvieran vacunados. Las vacunas para SARS, MERS y RSV nunca han sido aprobadas, y los datos generados en el desarrollo y prueba de estas vacunas sugieren una seria preocupación mecanicista: que las vacunas diseñadas empíricamente utilizando el enfoque tradicional (que consiste en el pico viral de coronavirus no modificado o mínimamente modificado para provocar anticuerpos neutralizantes), ya sea que estén compuestas de proteína, vector viral, ADN o ARN e independientemente del método de administración, pueden empeorar la enfermedad COVID-19 mejora dependiente de anticuerpos (ADE) «.

«Este riesgo está lo suficientemente oculto en los protocolos de los ensayos clínicos y los formularios de consentimiento para los ensayos en curso de la vacuna COVID-19, por lo que es poco probable que se produzca una comprensión adecuada de este riesgo por parte del paciente, obviando el consentimiento verdaderamente informado de los sujetos de estos ensayos».

A menudo se recomienda que los pacientes sopesen los riesgos y los beneficios de los procedimientos médicos antes de tomar una decisión médica. Desafortunadamente, solo los riesgos menores, como las reacciones en el lugar de la inyección, los riesgos poco comunes del pasado o los riesgos de vacunas y virus no relacionados, generalmente se revelan en los formularios de consentimiento informado de ensayos de vacunas.

Tomar la decisión adecuada solo es posible si el consentimiento informado proporciona una imagen precisa del riesgo. En el caso de las vacunas COVID-19, los investigadores creen que el consentimiento informado ha fallado en muchos casos, y ha sido un profundo fracaso de omisión la mayoría de las veces.

  • De acuerdo con las declaraciones recientes del Dr. David H Martin, tanto Moderna como Pfizer llaman a su tecnología terapia de genes (gene therapy technology) pero no para inducir una inmunidad de infección con un virus ni para bloquear su transmisión, sino para aminorar síntomas asociados con el pico de proteína S1 y por lo tanto no es una vacunación, pues según los CDC (Centros para Control de Enfermedades) quienes regulan y deciden lo que esto significa en el país vecino, su estándar legal de inmunidad es la protección de una enfermedad infecciosa (si eres inmune puedes estar expuesto a la infección sin enfermarte). Los CDC dicen que la vacuna es un producto que estimula el sistema inmune de las personas para producir inmunidad y protegerle de una enfermedad en específico. Por si no queda claro, los estatutos de Washington DC describen Vacuna como: preparación de un microorganismo muerto o atenuado vivo (que nada tiene que ver con mrna desarrollado sintéticamente) ¡Las terapias sintéticas de genes no son vacunas! El punto es: Si lo que Pfizer y Moderna proporcionan no es una vacuna ¿por qué le llaman así? El objetivo primario debería ser crear inmunidad y disminuir contagios, pero en ninguno de los casos es así. Peor aún, según declaraciones de Moderna, el segundo objetivo incluye prevención de infección de SARS COV 2, pero según la declaración “resultaba impráctico” medir la infección, por lo que ninguna de las pruebas en su tercera etapa tiene nada que ver con la infección. Así que, si no se trata de inmunidad ni transmisión, esto no es una vacuna y sus efectos colaterales desconocidos son insospechados.

Si de algo nos sirve recordar un documental relacionado con lo que estamos viviendo, realizado a fines de los años setenta, cuando el periodismo estaba comprometido siempre con la verdad, no con el mejor postor, aquí les dejamos una liga para que tomen la mejor decisión por su salud.

Artículos publicados originalmente en inglés, traducidos, editados y adaptados para su publicación en español. Fuentes originales:

https://childrenshealthdefense.org/defender/china-health-experts-suspension-covid-vaccines-norway/

https://childrenshealthdefense.org/defender/california-health-officials-pause-moderna-vaccine-batch-allergic-reactions/?utm_source=salsa&eType=EmailBlastContent&eId=7b46a5ba-55be-41b9-b367-cbc141546570

https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2021/01/19/covid-19-vaccine-may-become-mandatory.aspx?ui=0287eaae1d32c184ada3075d74b4617be24030d3b8ebf1c3a47377c2d5ea2bbe&cid_source=dnl&cid_medium=email&cid_content=art1ReadMore&cid=20210119_HL2&mid=DM779458&rid=1063148199

https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2021/01/19/informed-consent-for-covid-vaccine.aspx?ui=0287eaae1d32c184ada3075d74b4617be24030d3b8ebf1c3a47377c2d5ea2bbe&cid_source=dnl&cid_medium=email&cid_content=art2HL&cid=20210119_HL2&mid=DM779458&rid=1063148199

 

EL VIDEO DEL PASADO HOY, UN SIMIL EN EL TIEMPO:

¿SERÁ QUE LA HISTORIA SE REPITE?

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Artículos adaptados y traducidos por: Mauricio Saraya Ley.

MAURICIO SARAYA LEY – Ganador de los premios: “EL HERALDO”, “La Letra Impresa”, “Premio Nacional Rincón Gallardo”. En 2003 publica su primera novela “Efervescencia”. Se han adaptado sus cuentos para cortometrajes. En 2013nace “Ruido”, libro de su autoría de denuncias con propuesta filosófica . Desde 2018 es director de AMORCC y colabora con La Voz del Árabe desde su fundación. Activista bien documentado que aplaude el escepticismo y actúa con valentía invitando a sus lectores a la reflexión, aun cuando su reputación s ponga en tela de juicio ante la incomodidad de muchos.

Video relativo de RT Noticias 2021

 

Imagen: LVÁ – Agencia       

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, enero 25 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 4 votes
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x