USURPACIÓN Y ROBO CULTURAL DEL BORDADO TRADICIONAL PALESTINO

1.283 visitas

-Usurpación y robo cultural: primero el hummus, ahora el bordado tradicional Palestino.

Luis Miguel Cobo

Desde hace varios años si no es que desde siempre esto se lleva a cabo, el “robo de la cultura árabe-palestina” por Israel, me costa de alguna manera, me fue platicado de viva voz por amigos palestinos durante su estancia en México.

Eran los inicios de La Voz del Árabe, allá en 2011 o 2012, ya éramos conocidos en el la comunidad y las embajadas árabes de aquellos años, el que escribe como siempre haciendo labor periodística con todos ellos, sobre todo con los diplomáticos, embajadores y secretarios, es cuando se obtiene información de todo tipo, entre amigos siempre, fue lo que me sucedió, en una comida en la casa de una connotada y gran familia árabe, padres sirios, los hijos mexicanos, en un año nuevo, primer día del año, ahí estuve felizmente conviviendo con todos ellos, un gran banquete, todos unidos, todos felices.

Llegué, fui recibido por el anfitrión, el señor de la casa, como siempre, amabilidad y atenciones por doquier, empezó la plática, amena siempre, temas árabes para empezar. A los pocos minutos de estar ahí llegó la Sra. Randa Nabulsi, embajadora de Palestina en México de 2010 al 2012, gran señora con quien ya había platicado mucho en su oficina, en los eventos, llegó acompañada de sus hijos, estaban de visita en México, jóvenes palestinos educados y preparados, mucha cultura palestina en ellos, grandioso por lo que hablaban, estaban bien informados, increíble en jóvenes por ser jóvenes, la cultura no tiene edad.

Llegó el tema obligado: Palestina e Israel. Frente a mí ya en la mesa estaban los jóvenes, él y ella, a mi lado derecho la embajadora. Mientras comíamos ellos hablaban, una vez uno, una vez otro, como si estuvieran coordinados, él platicaba un detalle propio de las acciones negativas israelitas en Palestina, luego ella lo complementaba o decía otro ejemplo. Nada de lo que escuchábamos era agradable, nada positivo, todo cruel. La digestión no sería del todo buena…  

Me limitaba a escuchar, hablaban en inglés, les preguntaba una y otra vez del tema que platicaban, su madre la embajadora me traducía varios detalles que no comprendía, al final todo quedaba muy claro: Israel robaba su cultura.

“Ellos, comentaba el joven, han dicho que la hatta o pañuelo árabe mejor conocido como “palestina” lo han robado diciendo que es suyo, a sobrecargos de la línea aérea israelí les ponen la hatta y en la parte de atrás, la que queda abajo del cuello bajo la nuca, le han puesto con hilo cocida la estrella de su escudo oficial”. Al escuchar esto no quedaba claro, si es palestino el pañuelo o hatta, si todo el mundo lo sabe y utiliza, ¿por qué ellos a fuerza quieren hacernos creer que es de ellos? A la fecha, en 2020 no sabemos si aun siguen utilizando la hatta de esa manera. El hecho es que la cultura palestina es mucho más antigua que la israelita, por lo menos en la zona como está escrito y lo dice la historia, como lo sabe todo el mundo, los israelitas llegaron a Palestina después de la Segunda Guerra…

Hablaron de muchas cosas, de temas trascendentes palestinos atacados por Israel, de la comida que han robado, literal, de la gastronomía palestina, que la verdad es deliciosa. De costumbres islámicas que han transformado al judaísmo. De más y más temas, fue mucho tiempo de sobremesa, café y dulces árabes mientras platicábamos.

Llegó el momento en el que de ambos jóvenes brotaron lágrimas, hablando del maltrato a Palestina, a palestinos, la pena de ver y sentir su sufrimiento me caló, me sentí mal, la embajadora hablaba y entristecía, fue contagioso, me sentí igual…

Hablaron del tema que me llamó la atención para transmitir y publicar esta nota, la ropa y tejidos palestinos, cierto en verdad que los han plagiado, que dicen son israelitas cuando son palestinos, árabes, lo dijeron los jóvenes, la embajadora confirmó rotundamente lo dicho, “las costumbres y mano de obra israelitas son otras”, dijo, aseveró, “en la actualidad quieren lo nuestro para hacerlo suyo porque no tienen nada como nosotros…”, concluyó.

Fue este tema, la moda, los vestidos, al leer esta nota lo que me recordó aquel encuentro tan positivo en la comida del año nuevo del 2012, en aquella reunión festejando al año pero aprendiendo lo más de Palestino dicho por palestinos, actuales, jóvenes modernos, embajadora honesta, preparada y que hablaba lo que tenía que decir, “la verdad siempre”, me dijo en varias ocasiones. Aquí los recuerdos, aquí la nota publicada y aquí la verdad del Mundo Árabe una vez más…

Usurpación y robo cultural: primero el hummus, ahora el bordado tradicional Palestino. No conformes con la ocupación, los diseñadores de moda israelíes se están apropiando de la cultura Palestina como si fuese suya.

Desde los antiguos castillos en Japón a las pirámides de Egipto, desde la Basílica de San Pedro en el Vaticano a la ciudad vieja de Jerusalén en Palestina, las civilizaciones emergieron y crearon historias y tradiciones, costumbres y oficios. En cada país existe una rica historia, desarrollada por pueblos hábiles a través de sus talentos y los oficios que dominaron.

Pese al paso de distintas culturas a lo largo de los siglos, las costumbres y tradiciones palestinas han permanecido igual hasta nuestros días, testigos de la historia palestina. En los motivos de sus bordados y el tipo de punto en cruz, la herencia palestina tiene un toque distintivo.

Estas tradiciones emergieron durante el período Canaanita (1500 a.C). El bordado en cruz era realizado en casa y usado por los pobladores Palestinos o Fellaheen. Aún hoy el bordado es aprendido en los hogares, enseñado por las generaciones mayores y pasado tradicionalmente de madre a hija, y de hija a hermana.

El bordado en cruz no es fácil, y puede llevar días completar una pieza, pues requiere precisión, habilidad y paciencia. Muchas veces es realizado y disfrutado como una actividad grupal.

Conocí a Nadia Sahmoud, una joven palestina de la franja de Gaza, se especializa en bordado de vestimentas, en particular de los vestidos de las pobladoras. Mientras muchos persiguen un talento que aman, con Nadia, también es una forma de resistencia y de preservar sus costumbres palestinas.

Al empezar su relato, Nadia describe cómo una vez se encontraba viendo un programa de modas en la televisión en el cual se mostraban los vestidos tradicionales palestinos. Inicialmente se sintió orgullosa, alegre, “pero de repente, quedé estupefacta. El diseñador era israelí y afirmaba que también los diseños lo eran y que describían la historia israelí.”

Desde entonces, Nadia decidió aprender y dominar el oficio para corregir ese concepto errado del bordado palestino y resistir la apropiación cultural. Nadia sueña con ver sus diseños y productos compartidos en los programas internacionales de moda, convertirse en experta bordadora y tener su propia marca.

Como otros palestinos, Nadia comparte el sueño de enseñar al mundo sobre Palestina a través del desarrollo de sus talentos. Planea su primer vestido de novia bordado y vender globalmente con la esperanza “que el mundo pueda conocer esta herencia cultural palestina, no israelí.”

“Como sabes, cada país tiene una identidad representada por sus tradiciones y costumbres, y por supuesto el bordado es un símbolo que nace de la identidad Palestina, marcando una especial belleza en Medio Oriente y alrededor del mundo.”

Respondiendo a la pregunta si el bordado es un oficio o un talento, Nadia afirma que se trata de dos caras de una misma moneda. “Eso significa que cuando bordas necesitas un talento que perfeccionar”, explica. En medio de la actual crisis de desempleo en Gaza este oficio se ha convertido en la fuente de ingresos de Nadia.

Termina la conversación señalando que el bordado palestino debería ser tan famoso como otros bordados del Mundo Árabe, un signo de su historia, pues “un país sin historia no tiene sentido”…

Fuente: Mohammed Arafat en AlarabyFotos: The Palestine Project en Medium

Traducción del inglés: Felipe Alvarado Diaz para Palestinalibre.org – Copyleft: se permite el uso de esta traducción siempre que se mantenga enlace al original al inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Artículos sobre Apropiación Cultural: Jaffa, la historia de un símbolo palestinoHummus, falafel y ahora el aceite de oliva: la apropiación sionista de la cultura palestinaResistencia cultural: diseñadora palestina usa ropa para preservar la identidad de su puebloDelicias culinarias de Palestina y la apropiación cultural israelí The Palestine Project – Mohammed Arafat

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Información: Palestinalibre.org / Imagen: Palestinalibre.org / Modelo: Fady Jabr  

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, octubre 27 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 2 votes
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x