EL LEGADO DEL SULTÁN QABOOS EN OMÁN

701 visitas

-“Cualquiera que sea un estadista primero debe ser un político exitoso” – Richard M. Nixon 1982.

Rabih Rayes*

El Sultán Qaboos bin Said Al-Said quien fuera el decimocuarto descendiente de la dinastía reinante de la familia Albusai, hijo del monarca Said bin Taimur, murió el 10 de enero del presente año a la edad de 79 años. Fue un estadista que a lo largo de su gobierno (1970-2020) destacó por su pericia en el arte de gobernar, así como un mediador respetable no solo para las petro-monarquías del Golfo y sus aliados en occidente, sino también para el régimen clerical de los ayatolás en Irán.

Aunque la muerte del Sultán Qaboos es un hecho sumamente relevante para la estabilidad política a corto y mediano plazo para la región, este acontecimiento pasó casi desapercibido en muchas partes del mundo, dado que, como es común en Medio Oriente, siempre hay un acontecimiento de mayor impacto que acapara los medios de comunicación occidentales.

Desafortunadamente, en occidente y en el resto del mundo, prevaleció durante las tres primeras semanas del 2020, un ambiente de incertidumbre a raíz del asesinato en Irak del General Qasem Soleimani (3 de enero) y la respuesta iraní, el 9 de enero, al atacar la base aérea estadounidense en Irak “Ain Al-Asad”.

Mientras el mundo se encontraba prácticamente en “shock” y en medio de varias conjeturas sobre un conflicto armado a gran escala entre EEUU y la República Islámica de Irán por el asesinato de un hombre clave para la estrategia de seguridad nacional y regional iraní, del otro lado del Golfo de Omán, el mundo árabe se interrogaba sobre la sucesión y la estabilidad del sultanato.

Dicho lo anterior, el propósito es resaltar la relevancia geopolítica de Omán y su influencia dentro de la dinámica política de Medio Oriente. Además, de proyectar cuáles son los retos, en un mediano plazo, a los que se enfrenta el nuevo mandatario de Omán, Haitham bin Tariq, primo del estadista Qaboos bin Said.

Indiscutiblemente, la posición estratégica de Omán influyó no solo en su historia, sino también, en el proceso de construcción de una sociedad tribal distinta al resto de las que conforman la Península Arábiga actualmente.

Se consideran tres elementos clave para comprender la excepcionalidad de los omaníes y por qué el Sultán Qaboos bin Said, durante su reinado se posicionó no solo como un estadista capaz de salvaguardar la estabilidad nacional y regional, especialmente en los últimos años, ante la disputa geopolítica entre Arabia Saudí e Irán por la hegemonía regional sino también, en el puente de comunicación (indirecto) entre estas dos potencias regionales y sus aliados extras regionales.

La historia, la construcción social y su relevancia geopolítica son las tres claves de la excepcionalidad de los omaníes y la razón por la que su máximo mandatario debe ser recordado como uno de los estadistas más prominentes del mundo árabe contemporáneo.

En primera instancia, históricamente “la población de Omán jamás fue controlada en su totalidad por ningún imperio árabe, ni por la dinastía Omeya (661-750) tampoco por su subsiguiente la dinastía Abasida (750-1258) (JSOU Press MacDill Air Force Base, Florida, 2011, pp. 254).

Por el contrario, la combinación entre resistencia tribal ante los imperios árabes y el difícil acceso al “Jabal al-akdhar (el monte verde) que se ubica al sureste de la Península Arábiga, fue aprovechada por la población local, especialmente por los clérigos “ibadies” quienes practicaban y difundieron una doctrina distinta del islam y sus dos principales ramas, la suní y la chií.

De este modo, ese lugar remoto se convirtió en el santuario idóneo para albergar y desarrollar las interpretaciones del primer imam ibadi “al-Julanda bin Masud”. Posteriormente adquirieron adeptos entre las comunidades tribales hasta la consolidación del movimiento autoritario ibadi que implementó una política de aislamiento (en primera instancia para la supervivencia), fomentando así un desarrollo cultural e histórico distinto al resto de los países que actualmente conforman la Península Arábiga. Alejándose de la rama sunní y de los chiíes, los ibadies instauraron una doctrina abierta y tolerante.

Dicha doctrina prevaleció en Omán a pesar de las invasiones de otras tribus de la propia Península Arábiga. Tanto las dinastías omeyas, abasida, y en el siglo XX, los saudíes y yemeníes impulsaron procesos de expansión buscando controlar el territorio omaní. También, el territorio omaní enfrentó otros procesos similares provenientes del otro lado del Golfo Pérsico: las dinastías sasánidas y persas tuvieron incursiones a lo largo de la historia logrando controlar, en ciertos periodos, parte del territorio omaní. No obstante, los clérigos “ibadies” y su doctrina prevalecieron.

Por consiguiente, la dinámica histórica del pueblo omaní y la construcción de su excepcionalidad social se caracteriza por una lucha constante por preservar su independencia territorial, ideológica y comercial. El aislamiento que en un primer momento de la historia de Omán fue clave para salvaguardar a los ibadies y su doctrina, posteriormente, se convirtió en el estandarte de la excepcionalidad de las tribus de Omán y símbolo de distinción ante los invasores. 

Cabe mencionar, que paralelamente al proceso dirigido desde la cúpula religiosa descrita líneas atrás, comenzó un proceso de apertura y expansión impulsado desde Mascate, ciudad portuaria que constantemente, tuvo contacto con otras culturas, dada su relevancia geopolítica por ser el acceso al Golfo Pérsico.

Portugueses como británicos, buscaron tener influencia y relaciones cordiales con el sultanato, fomentando así dos vertientes de la política doméstica omaní. La primera, aislamiento impulsado desde los imames. La segunda, modernización desde Mascate, permitiendo así, a diferencia del resto de los países de la península, gozar de influencia en el Océano Indico y en las costas africanas de Zanzíbar, antigua provincia del sultanato, hoy parte de Tanzania. El reflejo de este proceso de expansión del sultanato yace en la historia con el nombre árabe de la ciudad Dar es Salam en el continente africano.

En 1951, el sultanato de Omán obtuvo su completa autonomía del Reino Unido dándose al interior, un debate entre dos posturas totalmente opuestas: una a favor el aislamiento y la otra promoviendo la apertura y modernidad. La primera de estas impulsadas por los clérigos ibadies, mientras que la segunda, por las elites comerciantes de Mascate.

Estos dos procesos paralelos, encontraron un equilibrio entre la excepcionalidad de la doctrina islámica promovida por los ibadies y las influencias tanto occidentales (interacciones con potencias marítimas por medio del comercio con mercaderes británicos y portugueses) como orientales (imperio persa, árabe y en menor medida, otomano) en la población tribal.

Efectivamente, el Sultán Qaboos consolidó un acuerdo que logró un balance al interior, respaldando el neo-ibadismo (que apareció en 1950), doctrina protegida celosamente por los clérigos, y al mismo tiempo, fomentando un proceso de desarrollo sin precedentes para el sultanato. Equiparando el progreso de su país con cualquier metrópoli europea, llevó el sultanato de la Edad Media hacia un Estado cosmopolita moderno gracias a su pericia como mediador entre el conservadurismo a través del aislamiento y el desarrollo por medio de la apertura.

Así el Sultán Qaboos gobernó durante un periodo de 70 años brindando estabilidad política al sultanato en medio de un contexto turbulento especialmente entrados los primeros años del siglo XXI debido a las revueltas populares árabes que comenzaron en octubre del 2011 y las repercusiones que aún persisten en la región. (JSOU Press MacDill Air Force Base, Florida, 2011, pp. 274).

El Sultán Qaboos como se describe líneas atrás, accedió al trono en 1970 siendo un joven político que a lo largo de sus 50 años de gobierno alcanzó el equilibrio al interior del país entre los imames ibadies e impulsó una modernización sin precedente en el sultanato posicionando a este país como la discreta potencia del mundo árabe (Rosselló, 2018).

Garante de la estabilidad del Golfo de Omán y del interior de su país se convirtió en un político exitoso y figura relevante como mediador confiable y respetado entre occidente y dentro del mismo oriente dada la excepcionalidad de su población (con relación especial con los suníes y chiíes) en medio de una disputa por la hegemonía regional entre Arabia Saudí e Irán. Así se debe resumir el papel dentro de la historia del Sultán Qaboos se considera que la siguiente frase: “Cualquiera que sea un estadista primero debe ser un político exitoso, como la más apropiada y la síntesis de su legado (Nixon, 1982).

La herencia del Sultán Qaboos es la de un político pragmático, autócrata, al interior de su país. Además, que, al exterior, es el símbolo de una sociedad conservadora y con apertura a favor de la solución pacífica de las controversias. El sultán bin Said Al-Said se convirtió en el puente de comunicación indirecto, discreto y confiable para EEUU y respetado por el mundo islámico. Acontecimientos como la mediación exitosa para la liberación de una ciudadana estadounidense detenida en Irán en noviembre del 2010, lo que ese año el diario El País (España) denominó “La diplomacia silenciosa de Omán.

También, la muestra de apoyo al multilateralismo al momento de fungir como mediador entre EEUU e Irán con la finalidad de preparar el terreno político para el regreso a las negociaciones que tuvieron como resultado la firma del acuerdo en julio de 2015 entre Irán y seis potencias (EEUU, Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania, P5+1) y concluyeron la negociación del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). (Garduño, 2018, p. 29).

Desafortunadamente, con la escalada de tensiones entre Irán y EEUU a principios de este año, específicamente, ante un contexto de deterioro por los precios del petróleo, en medio de una crisis provocada por la pandemia del COVID-19 que han desatado nuevas declaraciones de amenaza entre EEUU e Irán después del mensaje enviado por el presidente Donald Trump en su cuenta de Twitter “I have instructed the United States Navy to shoot down and destroy any and all Iranian gunboats if they harass our ships at sea” – (He dado instrucciones a la Marina de los Estados Unidos para que derribe y destruya todas y cada una de las cañoneras iraníes si acosan a nuestros barcos en el mar) (Trump, 2020).

Acto seguido, la Guardia Revolucionaria iraní a través del general Hosein Salami, resaltó que sus fuerzas destruirían los buques de guerra norteamericanos que amenacen la seguridad de su país en el Golfo Pérsico.

Este tipo de narrativas se vuelven más alarmantes cuando no existen comunicación indirecta lo cual el estadista Qaboos había garantizado con su pericia diplomática. Así el legado como mediador y emblema de la política exterior de Omán, una vez más se torna misterioso ante los retos actuales en materia de seguridad energética, sanitaria, económica de los cuales Omán Haitham bin Tariq ha de enfrentarse a escasos meses de inicio de su mandato.

 

*Rabih Rayes, Internacionalista egresado de La Universidad La Salle. Ha fungido como asistente de analista político en la SRE, en el Departamento de África y Medio Oriente. Temas de mayor interés. La geopolítica y seguridad internacional y su influencia en La región del Medio Oriente. Autor del Artículo : La Paradoja del Factor Geopolítico en Líbano ante la Crisis Política y Social del Medio Oriente, a Raíz de la Primavera árabe en la Revista Académica de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Año X No.19 Julio 2012, p.207-220 de la revista: https://goo.gl/oYyjLO) Hoy colaborador de La Voz del Árabe.

Referencias: Freeman, C. W. (2010). The Diplomat’s Dictionary (2.a ed.). Wshington DC, EEUU: United States Institute of Peace.  // Father of Oman: The Fragile Legacy of Sultan Qaboos. (2019, mayo 28). Recuperado 25 de abril de 2020, de https://www.albawaba.com/insights/father-oman-fragile-legacy-sultan-qaboos-1283394  // Garduño, M. (2018, abril 5). El multilateralismo a la medida. Foreign Affaires Latinoamérica, 18(2), 27-34. // JSOU Press MacDill Air force base, Florida. (2011). Oman: The Present in The context of a fractured Past [Kindle] (11.a-5 ed. ed., Vols. 11-5). Recuperado de https://jsou.socom.mil // Rosselló, D. (2018, abril 21). Omán, la discreta potencia árabe. Recuperado 28 de abril de 2020, de https://elordenmundial.com/oman-la-discreta-potencia-arabe/  // El País. (2010, noviembre 12). La diplomacia silenciosa de Omán. El País. Recuperado de https://elpais.com // Turmp, D. (2020, abril 23). Donald J. Trump on. Recuperado de – https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1252932181447630848?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1252932181447630848&ref_url=https%3A%2F%2Felpais.com%2Finternacional%2F2020-04-23%2Firan-responde-a-trump-que-no-va-a-ceder-en-el-golfo-persico.html

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imagen: LVÁ        

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, septiembre 30 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x