MIRAR LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO PARA ENTENDER LO QUE PODRÍA SUCEDER (II)

335 visitas

-No lo es porque así lo señalen los organismos internacionales o lo declare el Secretario General de Naciones Unidas, sino porque eso está sucediendo.

Emb. Jorge Álvarez Fuentes

La semana pasada apuntábamos, que, en esta hora del mundo, en los tiempos del coronavirus, en las primeras semanas de una pandemia global que ha venido a poner en jaque todo cuanto importa para las vidas de miles de millones de personas, no debiéramos limitar la mirada y prestar atención solamente al sinfín de noticias, análisis y pronósticos, cuando estamos preocupados empeñados en entender cuáles serán los desastrosos escenarios futuros. Debiéramos observar mejor, mirar hacia adelante y hacia atrás, procurando tener un enfoque diacrónico con un mayor alcance, para conocer y comprender esas historias que están ocurriendo, al mismo tiempo, tanto en México como en otras latitudes, las cuales podríamos, quizás, no tener registradas en nuestras pantallas, comentar mientras permanecemos confinados en nuestras casas, discutir en nuestros encuentros virtuales, o tener como referentes en nuestras comunicaciones. La crisis por la que atravesamos reclama otra óptica local, regional y global.

En México hay un millón 679 mil 152 hablantes de lenguas indígenas que, siendo adultos mayores, pobres y dispersos en cientos de comunidades aisladas, constituyen la población de mayor riesgo de contagio, esto es, el 14 % de los pueblos originarios. Debemos tener presente, también, que miles de jornaleros indígenas se han quedado sin trabajo y permanecen junto con sus familias en los campos agrícolas de Sinaloa, Sonora, Baja California, Jalisco, Nayarit, Guanajuato y San Luis Potosí, sin poder regresar a sus lugares de origen. La grave crisis sanitaria está desembocando en una crisis económica y de derechos humanos. No lo es porque así lo señalen los organismos internacionales o lo declare el Secretario General de Naciones Unidas, sino porque eso está sucediendo. A guisa de ejemplo, en medio de la pandemia, el gobierno mexicano decidió cancelar los recursos destinados a las 19 Casas de la Mujer Indígena y Afro mexicana, decisión que pondrá en riesgo la continuación de la atención básica de salud reproductiva para miles de mujeres, niñas y niños, muchas de ellas víctimas de violencia de género, en 10 estados. En varios de ellos, el número de infectados tanto en los asilos de ancianos como entre el personal médico y de salud, están aumentando peligrosamente. Si bien en este primer trimestre se incrementaron en un 49 % las remesas enviadas por los migrantes mexicanos desde EUA, ello difícilmente amortiguará la caída entre un 20 y 30 % este año. Vendrá el retorno forzoso de miles de ellos, en condiciones sumamente difíciles.

La situación de los inmigrantes en México continúa empeorando, habiéndose incrementado los riesgos de salud dadas sus condiciones de extrema vulnerabilidad. Miles permanecen aún en estaciones, centros migratorios o albergues, sin tener acceso a apoyos fundamentales, encontrándose muchos a su suerte, sin trabajo ni ingresos, luego de haber sido abandonados en zonas cercanas a las fronteras que fueron cerradas. Más de 150 ONG’s han interpuesto una queja ante la CNDH en contra del Instituto Nacional de Migración por omisiones, en el contexto de la actual emergencia sanitaria, para proteger la salud de las personas en las estaciones migratorias. Asimismo, en este primer trimestre, el gobierno de los Estados Unidos excluyó de cualquier apoyo médico o financiero a los migrantes, habiendo deportado a 57 mil 475 connacionales, 16 mil más que en 2019. Una cuarta parte de ellos han sido repatriados a Tijuana y a otras ciudades de la frontera norte, las cuales ya tenían una numerosa población flotante de migrantes mexicanos y extranjeros en espera de la resolución de sus solicitudes de asilo, ahora suspendidas, siendo ciudades binacionales severamente golpeadas por la propagación y los diversos impactos de la crisis económica. En California se producen dos terceras partes de la fruta y una tercera parte de las verduras que se consumen en Estados Unidos, y la mayoría de quienes las siembran y cosechan son migrantes mexicanos. Algunas disposiciones migratorias, en medio del caos del manejo de la crisis por la administración Trump, están siendo revertidas para retener un número indeterminado de trabajadores y garantizar el abasto que tanto preocupa a los consumidores estadounidenses.

En América Latina, la pandemia hizo crisis, además, en las cárceles, sobrepobladas en su mayoría, provocando fugas y motines, con cientos de muertos en Venezuela, Brasil, Perú, Honduras, El Salvador, Argentina, Colombia y México, forzado incluso a varios gobiernos a tomar la medida impopular de liberar a presos, los más vulnerables. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha externado su preocupación por las precarias condiciones de hacinamiento, violencia, falta de higiene y acceso a asistencia médica en numerosas prisiones, pidiendo se investiguen los casos de tratos inhumanos, crueles o denigrantes. En la península arábiga o en la India la suspensión de las actividades y el cierre de proyectos turísticos o de infraestructura han llevado a algunos gobiernos a adoptar medidas drásticas como recluir a los trabajadores inmigrantes en centros de aislamiento, ante la imposibilidad de que regresen pronto a sus naciones de origen. En el Mediterráneo, organizaciones humanitarias están abogando para que se levanten, de inmediato, las restricciones impuestas al rescate de migrantes, luego que Malta e Italia volvieran a prohibir, ahora por razones sanitarias, el arribo y desembarco de naves con migrantes rescatados de frágiles embarcaciones provenientes de las costas de Libia, cuyo número se ha cuadruplicado.

¿Qué forma y dirección tomarán las protestas populares conforme vayamos viendo que los conflictos, el hambre, el desempleo y la pobreza se incrementan?

*Jorge Álvarez Fuentes: Licenciatura en Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, ex embajador de México en Líbano y Nueva Zelanda. Estuvo adscrito a la Embajada de México en Canadá como Encargado de los Asuntos Culturales y de Medio Ambiente. Encargado director para África y Medio Oriente en la S.R.E. México. Entre sus publicaciones destacan: “La diplomacia en acción”, “De cara al mundo» y “Bandera al viento” @JAlvarezFuentes

Información: El Siglo de Torreón / Imagen: LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, mayo 18 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x