CRÓNICA DE LA CONSPIRACIÓN

2.080 visitas

Lucrar con la enfermedad y la muerte en nombre de la salud es parte primordial de la agenda del nuevo gobierno mundial que está implementándose.                                                                                                            

Mauricio Saraya Ley

Una crónica es muy diferente a una teoría. Mientras la primera reporta hechos, la segunda es sólo una hipótesis. Una vez aclarado esto, hablemos de hechos sólidos, innegables, reales y comprobables; lo único que se precisa es abrir los ojos y estar dispuesto a hacerse responsable del cómo actuamos ante la evidencia, o bien, asumir que el no actuar es volverse cómplice de lo que nos están haciendo al tratarnos como idiotas. 

“Aclaro que ser idiota y estar idiotizado son dos cosas totalmente diferentes”. Mientras que la primera es no tener la capacidad de utilizar el cerebro para razonar, cuestionar y deducir, la segunda es, pese a ser capaz, optar por limitarse a confiar en quienes no debemos, pretendiendo que los medios “informativos” (con sus verdades precarias y millares de mentiras) nos hablan con la verdad y nos informan, cuando en realidad nos desinforman.  Lo más peligroso del último enunciado es que no tomar acción es en sí misma una acción.

La vieja receta “Al pueblo pan y circo” les sigue funcionando, sólo que ahora es más peligrosa y dañina que nunca, porque en lugar de pan, nos atiborran de Organismos Genéticamente Modificados con glifosato, bebidas y comestibles ultra-procesados disfrazados de alimentos (que lejos de alimentar enferman), y el circo se basa en una industria del entretenimiento tan seductora y bien lograda, que nos distrae por completo del curso que están tomando las cosas mientras se siembra hoy el destino que viviremos mañana, si es que sobrevivimos a un mañana.

Hablemos de hechos reales que no reciben la difusión que ameritan, y que están íntimamente relacionados entre sí. Aun cuando a primera vista parecen ser temas sin nada en común, veremos cómo todos nacen de la avaricia y la corrupción sin escrúpulos. Vayamos uno por uno y luego veamos su conexión. Empecemos:

A principios del siglo pasado empezaron a crearse Organismos y Entidades que supuestamente velarían por nuestra seguridad, nuestra salud, nuestra economía y nuestros derechos. La propaganda ha hecho un estupendo papel en posicionarlas ante las grandes masas como lo mejor que nos pudo suceder, sin sospechar que todas estas entidades son parte integral de un nuevo gobierno mundial, edificado a base de hurto, engaño y muerte, que poco a poco ha ido ganando terreno bajo las sombras.

Así como la inmensa mayoría de los gobiernos del mundo han sido cómplices directos, (o en el mejor de los casos indirectos con su falta de valor y acción) de crímenes y atrocidades que se cometen a diario frente a los ojos de todos, la mayoría de las personas sigue confiando ciegamente en la moralidad y buena intención de estas entidades. Tal es el caso de la Organización de las Naciones Unidas “ONU” (Organización corrupta hasta la médula desde su creación) que nació justamente sobre terrenos sionistas para perpetrar delitos bajo la falsa bandera de luchar por “la justicia y la paz mundial”, donde los hechos nos hablan de otra cosa.

Dicha entidad otorgó a 5 países del consejo de seguridad el poder de vetar cualquier decisión de ¡todos los demás países juntos! Esta distinción absurda la tienen Gran Bretaña (cuna del racismo mucho antes de Alemania), Francia, Estados Unidos (conocida alianza tripartita anglosajona y sionista cuyo distintivo es la doble moral) así como China y Rusia, los otros 2 grandotes con los que nadie se puede pelear. A partir de ahí, además de la evidente falta de democracia, se les ha negado un lugar de participación a varios países como lo son Taiwan o Nueva Rusia, por no convenir a los intereses de algunos, mientras que le concedieron validez oficial y privilegios a un estado edificado sobre la ilegalidad más abominable a base de genocidios “Israel” quien no tiene razón ni legal ni moral de existir” y todos los que lo han permitido son sus cómplices.

El Covid19, no el virus, sino la orquestación que pretende destruir a todas las economías regionales y adueñarse de una nueva gobernanza mundial por medio de una policía globalizada en nombre del bien común (dime de qué presumes y te diré de qué adoleces) no es más que la nueva farsa ya estudiada y ensayada para su implementación desde hace más de un siglo.

Para no ir tan lejos, concentrémonos en las últimas décadas y veamos que tras el pánico propagado por el VIH, vino el SARS, luego la Gripe Aviar, La Porcina, el Ébola(si te quieres curar ya hay patente, y los CDC son sus propietarios), Zica, la simulación en secreto y tras bambalinas del evento 201 del Corona (prácticamente igual a la que hoy vivimos), clara continuidad del Lockstep de Rockefeller de 2010, y ahora la puesta en práctica de la simulación del Coronavirus cuyas medidas de control son lo verdaderamente peligroso.

Con el fin de liberarnos de la complacencia incapacitante que nos rodea, creo que es hora de que todos hablemos con sinceridad sobre la realidad: esto no es una pandemia clásica, sino una «PLAN-demia«, es decir, este evento fue premeditado, como muchos de los mencionados en el párrafo anterior, y sirve a agendas mucho más allá de la simple protección de la salud pública. Si alguna vez hubiera sido la salud pública la prioridad, no habrían existido empresas como Monsanto, IG Farben, Dupont, y tantas otras que se han dedicado a envenenar al planeta y a sus habitantes siguiendo claros objetivos. En el memorándum No. 200 de Seguridad Nacional USA, fechado 10/Dic/1970, Henry Kissinger declara “somos demasiados” y utiliza como recomendación el término “Depopulation” (matar a alguien que ya existe).

Quizá la verdad (documentada con más detalle a continuación) puede ser perturbadora, en este punto, no tenemos nada más que perder (estamos en arresto domiciliario global) y sólo será levantado por temporadas hasta que nuestra voluntad sea totalmente doblegada y quien sobreviva forme parte de la nueva esclavitud (según la visión de esta élite).

La verdad nos liberará a todos, en una situación en la que el engaño casi universal es la razón por la que estamos actualmente en bloqueo global. La propaganda, pese a sus esfuerzos, no puede explicar la realidad de que las muertes de COVID-19 que se registran en todo el mundo no se están confirmando clínica o virológicamente como algo más que «sospechado, y la Organización Mundial de la Salud ha anunciado que la certificación de «muertes por COVID-19» requiere CERO pruebas de que un virus es la causa de la muerte. Sin embargo, estas «fatalidades» se informan en todos los medios de comunicación del mundo como verdaderas, sin lugar a dudas. Y esto es lo que los medios de comunicación como CNN (y miles como ellos, por cierto, propiedad de las mismas 4 corporaciones que controlan la desinformación) usan para abanicar las llamas del miedo, la histeria y, en última instancia, justificar un bloqueo global altamente destructivo que probablemente causará que millones pierdan la vida debido a los efectos adversos socioeconómicos y psicobiológicos adversos que seguirán.

En China se reportaron 3,337 muertes por Coronavirus, 87,000 infectados y 77,000 recuperados, números ridículos si se les compara contra los 300,000 decesos por neumonía suscitados durante 2019 en ese mismo país.

Hasta el 20 de abril de 2020 las exageraciones (perdón, quise decir las estimaciones) de descensos supuestos por el Coronavirus según la subsidiaria de Gates, mejor conocida como “WHO” u “OMS” Organización Mundial de la Salud, asciende a 217,000, mientras que los causados por neumonías y enfermedades respiratorias el año pasado se calculan en cerca de 6 millones quinientos mil. Así, ¡de qué carajos de pandemia nos están hablando! ¡Nos están tomando el pelo y tratando como imbéciles! ¿Dónde demonios está la comunidad científica y médica preparada y comprometida con la verdad y el bienestar de los demás? Médicos brillantes y dedicados suelen sentirse agredidos porque aceptar la verdad significa que mucho de lo aprendido y practicado es equivocado e incluso ha causado daño, lo cual está en contraposición a su buena voluntad. Yo sé que muchos de ellos han sido adoctrinados a través de una educación sesgada y confían por costumbre en las instituciones médicas y laboratorios casi como un acto reflejo, pero ¿acaso no juraron proteger a toda costa la salud de sus pacientes y evitar que se les suministre veneno alguno o sustancia que les haga daño? Hoy es el momento de dudar, de mí, de las instituciones y de todo, para luego de indagar, encontrar el por qué la alza exorbitante de tantas enfermedades autoinmunes, cánceres infantiles, autismo y atrocidades. No se trata de seguir poniendo cubetas a la proliferación de cada vez más goteras, sino de subsanarlas a través de recordar por qué estudiaron medicina, o abogacía, o una carrera humanística, para juntos alzar nuestras voces y revelarnos, porque de otra forma el mañana que nos espera se vislumbra muy poco alentador, donde nuestros hijos y generaciones futuras estarán condenadas porque cuando pudimos hacerlo no actuamos.

Cabe mencionar: “Si hay algo a lo que debemos tenerle miedo es al miedo en sí mismo”, porque ese sí es capaz de destruirnos al deprimir nuestro sistema inmune y al eclipsar nuestro ánimo y entendimiento, pero no a la ridícula pantomima que se ha montado en torno a un virus con una mortalidad mucho menor al de una influenza o gripe estacional común. Lo repito hasta el cansancio: El dichoso virus ni siquiera ha podido ser aislado y las pruebas para identificarlo carecen de fundamentos científicos que avalen su veracidad. El mismo creador de esa prueba declaró en su momento, cuando pretendieron utilizar la prueba para otras enfermedades virales infecciosas: «Los científicos vendidos al mejor postor están haciendo mucho daño al mundo en nombre de ayudarlo. No me importa atacar a mi propia fraternidad porque me avergüenzo de ella.» – Kary Mullis, Inventor de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR o RCP).

La verdadera «ciencia» nunca es una mala noticia. La ciencia globalista es sólo malas noticias, basadas en presunciones y especulaciones, no en realidades. ¿Cuántos de nosotros estamos «infectados» con este novedoso virus Corona, y cuán asustados deberíamos estar?

Primero que nada, la mayoría estamos a salvo. Tenemos un sistema inmunológico que es un milagro. Soporta inundaciones tóxicas y microbianas a gran escala en todo momento, mientras opera una súper autopista de información genética adaptativa que sostiene la vida, en puentes celulares, emitiendo telegramas de código evolutivo vital, calumniados como «virus» o «retrovirus».»

Las personas mueren, sí. Pero la gente no muere como Bill Gates te haría creer, a merced de patógenos depredadores maliciosos, «al acecho» en todas las superficies, y especialmente en otros humanos. Eso no es ciencia. Eso es ingeniería social. Terrorismo practicado por psicópatas y difundido por los medios de comunicación a su servicio.

Quienes tras bambalinas en realidad están quitado todas nuestras libertades en las últimas semanas son ingenieros sociales, políticos, líderes de pensamiento globalistas, banqueros (negocios privados en muchos países como lo es la Reserva Federal en USA), fanáticos de la OMS (la hija predilecta de la ONU, pero corregida y aumentada) y similares. Su ejército está compuesto por «medios principales», que ahora son literalmente una máquina de propaganda perfecta las 24 horas del día para el “Pandemic Reich” liderado aparentemente por Gates, pero en realidad orquestado por muchos otros actores desde 1903, tras la muerte de la reina Victoria, como lo son la actual reina de Inglaterra y su esposo, quien declaró que quisiera reencarnar en un virus que acabara con la humanidad, los Rockefeller y su actual sucesor George Soros, Los Rothschild, JP Morgan (quien se encargó de evitar que Tesla compartiera energía eléctrica libre e ilimitada de forma gratuita a todo el mundo) y un grupo de multimillonarios que se llamó el club de los 300.

Lucrar con la enfermedad y la muerte en nombre de la salud es parte primordial de la agenda del nuevo gobierno mundial que está implementándose, y al que todavía podemos parar si nos revelamos a aceptar como un hecho consumado.

Lo han repetido hasta el cansancio e incluso lo han dejado grabado sobre piedra en ocho lenguas distintas. Un monumento de 120 toneladas y 7 metros de altura ubicado en Georgia de origen anónimo (como todo lo que suelen hacer los reyes de la hipocresía) que estipula 10 principios, la prueba materializada en piedra de un vínculo existente entre las sociedades secretas, la élite mundial y la presión para lograr un Nuevo Orden Mundial. En las leyes de las Piedras Guía de Georgia se pide una reducción drástica de la población mundial, la adopción de una nueva lengua mundial, la creación de un tribunal internacional totalitario y evidentes referencias  a la eugenesia (donde sólo deben subsistir las razas superiores, o que se creen superiores). En otras palabras, un plan para un Nuevo Orden Mundial, cuyo primer mandamiento, particularmente chocante, estipula esencialmente que 12 de cada 13 personas en esta tierra no deberían existir. No en vano años antes el Papa Juan Pablo II advirtió: el 25% del hemisferio Norte quiere eliminar al otro 75%.

Y qué mejor que deshacerse de los más viejos, que sólo cobrarán pensiones de por vida al tiempo que consumirán espacio, aire y recursos. Si ya no producen, desechémoslos, y que todos los países endeudados con el Fondo Monetario Internacional y/o el Banco Mundial puedan adueñarse del dinero de esas pensiones como parte de los intereses de esas deudas diseñadas para nunca poder pagarse.

Además, si todavía existe el respeto y compromiso por la familia y valores morales es precisamente en estas generaciones que un día se comprometieron con el civismo, la ética y la lógica, aspectos que estorban y entorpecen el proceso de deshumanización que ha venido implementándose a través de Hollywood (comprada por Rockefeller II en 1950) y toda la industria del entretenimiento.

Y aquí yo les pregunto a todos los que están leyendo si tratar a nuestros viejos, y a los no tan viejos (a partir de los 60) como si fueran leprosos, evitando abrazarlos y aislándolos de nuestras vidas no es como colaborar a que los depredadores mencionados lleven a cabo sus planes de exterminio en el menor tiempo posible, porque envenenada la mente y el alma a través del miedo y abandono, sólo es cuestión de esperar un poco más para que enferme el cuerpo. Yo me niego a ser partícipe de tal adoctrinamiento que además es infundado, y de perderme de la dicha de seguir aprendiendo y disfrutar de ese sector tan lleno de sabios. Si me equivoco, en el peor de los casos, prefiero mil y una veces morir viviendo a vivir muriendo.

Mas ahora, antes de continuar, quiero ahondar un poco sobre uno de tantos científicos cuyo compromiso ético pesó más que los sobornos multimillonarios y las amenazas por perder la chamba, la reputación, la libertad o incluso la vida, como a tantos sucedió por no mantener la boca cerrada.

Kary Mullis, genio ganador del premio Nobel que nunca habló como un globalista dijo una vez, memorablemente, cuando se le acusó de hacer declaraciones sobre el VIH que podrían poner en peligro vidas (cuando lo único que ponían en peligro era la economía de las farmacéuticas y laboratorios patrocinados para su investigación): «Soy un científico. No soy un salvavidas. Esa es una línea muy importante en la arena. Alguien que va por ahí diciendo que están «salvando vidas», es un animal muy peligroso, y usted debe correr en la dirección opuesta cuando se encuentra con ellos. Su arma es el miedo, y su palabra favorita es «podría”. Te atrapan con una forma de bio-deuda, creando simulaciones de todo lo imaginable que «podría» suceder, pero no ha sucedido.

Bill Gates ha estado esperando mucho tiempo para un virus con tanto, como él dijo, «potencial pandémico”. Pero Gates tiene un problema, se llama PCR, porque resulta que el PCR, aunque su inventor murió el año pasado, no está aquí para abordarlo, juega un papel central en el terrorismo del Corona.

Mullis apoyó las afirmaciones más controvertidas de uno de sus más prominentes colegas, Duesberg. «Los seres humanos están llenos de retrovirus”, “No sabemos si son cientos o miles o cientos de miles. Recientemente hemos empezado a buscarlos. Pero nunca han matado a nadie antes. La gente siempre ha sobrevivido a los retrovirus.»

Cuando le declaramos la guerra a las bacterias, los microbios, los hongos, los virus y todos los microorganismos en general, en realidad nos estamos declarando la guerra a nosotros mismos, pues nuestro organismo es como un contenedor gigante donde todos ellos coexisten y cuando viven en equilibrio nos brindan la salud que de otra forma sería imposible mantener en nuestros cuerpos. Lo que necesitamos es mantener dichas colonias en equilibrio y eso sólo se logra con un sistema inmune fortalecido a base de buena alimentación (lejos de los artículos y bebidas ultraprocesados), movimiento o ejercicio moderado, sueño adecuado y mantenerse alejado del estrés físico (causado en mucho por campos electromagnéticos y miles de químicos tóxicos no regulados) y psicológico, causado en mucho por tantos problemas imaginarios (TV y en particular noticiarios).

Mullis desafió la sabiduría popular de que los mecanismos causantes de enfermedades como por ejemplo del VIH son simplemente demasiado «misteriosos» para comprender. «El misterio de ese maldito virus», dijo en ese momento, «ha sido generado por los $ 2 mil millones al año que gastan en él. Toma cualquier otro virus, gasta $ 2 mil millones, y también puedes inventar grandes misterios al respecto.»

Cuando «Nightline» de ABC se acercó a Mullis para participar en un documental sobre sí mismo, los instó a centrar su atención en el debate sobre el VIH. «Esa es una historia mucho más importante», dijo a los productores, que hasta ese momento nunca habían reconocido que existía controversia.

«Lo que ABC tiene que hacer», dijo Mullis, «es hablar con el presidente de los Institutos Nacionales de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) Dr. Anthony Fauci (el mismo que violando la ley estadounidense patrocino el desarrollo del coronavirus fabricado en laboratorios) y el Dr. Robert Gallo (uno de los descubridores del VIH), y demostrar que son imbéciles, lo que se podría hacer en diez minutos.»

Aunque señaló: Gallo se negará a discutir el debate sobre el VIH, tal como siempre lo ha hecho. «Pero ¿sabes qué? Estaría dispuesto a perseguir al pequeño bastardo de su auto a su oficina y decir: Este es Kary Mullis tratando de hacerte una maldita pregunta simple, y dejar que las cámaras sigan. Si la gente piensa que estoy loco, está bien. Pero aquí hay un ganador del Premio Nobel que intenta hacer una pregunta simple de aquellos que gastaron $22 mil millones y mataron cuando menos a 100,000 personas.

La PCR es una aguja en una tecnología de pajar que puede ser extremadamente engañosa en «el diagnóstico de enfermedades infecciosas.” La prueba de PCR para Corona es tan buena como… esa prueba de Cienciología “Scientology” que detecta tu personalidad y luego te dice que debes dar todo tu dinero a Scientology.

Si tienes oportunidad de hacerte la prueba oficial (que no cumple con los lineamientos científicos reales preestablecidos y se limita a presuponer) yo te recomendaría que no lo hagas, porque su significancia es tan relativa que no te brindará ningún beneficio, pero por otro lado tiene la capacidad de hacer tu vida completamente miserable tras un diagnóstico de adivinanza.

“Yo no pretendo decirte qué hacer o en qué y en quién creer, sino decirte información verídica para que tú decidas.” La verdad nos liberará a todos, en una situación en la que el engaño casi universal es la razón por la que estamos actualmente en bloqueo global. Sólo recuerda que la ciencia es accesible para todo aquel que tenga sed y hambre por conocerla.

Al parecer, dos de los escritores que tanto admiro, Aldous Huxley con su visionaria novela “El Mundo Feliz” y el reportero George Orwell con su famoso libro “1984” no se inspiraron de la nada para describir al mundo que hoy nos acontece. Habiendo vivido justamente durante la maquinación de estos planes de implantar un Nuevo Orden Mundial, tuvieron ambos accesos a información privilegiada, y la utilizaron junto con su innegable talento para plasmarla en novelas consideradas hasta el momento como ciencia ficción, donde una vez más, constatamos que la realidad supera la ficción.

La propaganda, pese a sus esfuerzos, no puede explicar la realidad de que las muertes de COVID-19 que se registran en todo el mundo no se están confirmando clínica o virológicamente como algo más que «sospechado, y la Organización Mundial de la Salud ha anunciado que la certificación de «muertes por COVID-19» requiere CERO pruebas de que un virus es la causa de la muerte. Sin embargo, estas «fatalidades» se informan en todos los medios de comunicación del mundo como verdaderas, sin lugar a dudas. Y esto es lo que los medios de comunicación como CNN (y miles como ellos, por cierto, propiedad del 96% de las mismas 4 corporaciones) usan para abanicar las llamas del miedo, la histeria y, en última instancia, justificar un bloqueo global altamente destructivo que probablemente causará que millones pierdan la vida debido a los efectos adversos socioeconómicos y psicobiológicos adversos que seguirán.

Jamás vi tanta verdad y sabiduría encubiertas en un dicho popular: “SALIÓ PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD”. El problema es que para los farsantes que han inventado toda esta falsa pandemia las cosas les han salido tan bien como lo esperaban, pues tuvieron la precaución de adormecer a las masas y secuestrar los valores morales que antaño regían a las sociedades. ¿Recuerdan cuando los líderes de opinión eran los intelectuales y la gente más culta de todos los ámbitos? Hoy día son los futbolistas, cantantes, actores de telenovelas o películas taquilleras y personas que indudablemente pueden ser muy buenos en sus profesiones, pero difícilmente se han preparado cultural e intelectualmente para fungir como verdaderos líderes de opinión. No estoy menospreciando a nadie, pero baste con observar los presidentes electos de muchos países desde hace varias décadas para darse una idea de lo lejos que hemos llegado, tratando de votar por el menos peor, sin opción a hacerlo por el mejor. ¿Será cierto que cada pueblo tiene el gobierno que se merece?

Hay muchas clases de armas. Creo que la más peligrosa de todas es precisamente los medios de comunicación que mienten deliberadamente “con sus Fake News” e irónicamente utilizan su poder de ignorar los hechos reales y calificarlos como noticias falsas, (como en un mundo al revés) que hacen peligrar las agendas de sus amos empeñados por negar y aniquilar cualquier cosa o persona que se interponga en su camino.

La sistemática censura de grandes personalidades que alzan la voz es la mejor prueba de cómo están manipulándonos a través de la mentira. Para muestra basta un botón, así que mencionemos el muy reciente ejemplo de un vídeo del Dr. Rashid Buttar en particular con más de 9 millones cien mil vistas en tan solo 6 días, (raiting que cualquier cadena de noticias envidiaría) borrado de plataformas como Youtube, Facebook y Pinterest, sólo por exponer verdades incomodas y exaltar la nula investigación de diversos temas. ¡Entre esta censura asfixiante y la quema de libros repletos de sabiduría no existe diferencia alguna!

En cuanto a la seguridad de las vacunas, repletas de metales pesados y otros venenos, por imposible que parezca, en 2011 fueron clasificadas por la Suprema Corte de Justicia como ineludiblemente inseguras, razón por la cual, lejos de ser prohibidas o se les exigiera como mínimo pruebas contra doble placebo y cumplir con un periodo precautorio, ahora simplemente no puede demandársele por daños a la industria que las fabrica, ni a los medios que las distribuyen, personal que las suministra ni gobiernos que paulatinamente las van haciendo obligatorias. Se trata de una locura donde nunca se ha hecho un estudio de seguridad contra placebos inocuos, y mucho menos respecto al efecto sinérgico que tiene la aplicación de vacunas múltiples, siendo que en la mayoría de los casos los riesgos son mayores a los posibles beneficios, pero sin un consentimiento verdaderamente informado, se torna cada vez más difícil demostrar dónde acaba la ciencia y dónde empieza el fraude. “ver libro (Millers Review/Critical Vaccine Studies)”

Coincidentemente también en 2011 sucedió el autoatentado terrorista contra las torres gemelas, con un costo insignificante si se contempla que dicho evento les valió un importante escalafón en el camino al control, vigilancia y restricción de libertades individuales de todos los ciudadanos que viajan por el mundo entero.

De la misma manera, los peligros de la tecnología 5G, la cual nos quieren vender como sumamente rápida y eficiente, pero ocultan que no se trata de una frecuencia específica, sino de un amplio rango de frecuencias que alteran tu propio campo electromagnético, así como la evidencia de más de 400 estudios científicos independientes de efectos adversos, donde aparece la evidencia cuya toxicidad electromagnética tiene el potencial de deteriorar al ADN, deprimir al sistema inmune, bloquear la absorción celular de oxígeno y ser causal de Cáncer entre otras consecuencias, vs. CERO estudios de seguridad hechos por la industria de Telecomunicaciones o por el Gobierno. ¿Acaso no hay algo turbio en todos estos hechos?

Pues, aunque parezca no haber relación entre todos estos tópicos, escucha al Dr. Scott Jensen (médico político miembro del Senado en Minnesota) describir cómo las pautas de informes de muerte COVID-19 de los CDC son esencialmente infundadas, engañosas y ridículas, y cómo el Dr. Fauci está llamando a cualquiera que señale que esta es una Plan-demia como «teóricos de la conspiración», cuando el término correcto sería “cronistas de la conspiración”. Prácticamente Fauci, La OMS y Gates no tienen nada para defender su anticientífico proceder en el camino de la credibilidad, por lo que recurren a insultos y deshumanización.

Ya sea un arma biológica, o un virus natural, o no un virus en absoluto (pero una epidemia de pruebas falsas), esta crisis está siendo una oportunidad para acelerar una serie de agendas que se oponen directamente a nuestra soberanía, bienestar, capacidad para ganarse la vida y derechos humanos y civiles básicos.

El engaño y encubrimiento en contra de la verdadera ciencia debería ser perseguido y castigado tanto como cualquier otro crimen contra la humanidad. Aléjate de las noticias porque sólo te están adoctrinando y manipulando a base de mentiras, y de la televisión enajenante, que se encarga de idiotizarte.

Silicon Valley e Israel están creando una tecnocracia que censura todo lo que les resulta inconveniente, pero los poderosos dejan de ser poderosos cuando las masas despertamos. El engaño se rompe cuando nosotros lo rompemos. Nuestro poder radica en nuestra consciencia y la única forma que tienen de controlarnos es poniéndonos dentro de una pequeña caja, pero si no lo permitimos, al expandir conciencia no pueden seguir controlándonos.

No hace demasiado tiempo que se empezó a utilizar la propaganda y el control de la información proporcionada a la sociedad, con el fin de controlar la opinión pública, e intentar generar un entorno de pensamiento único, tan necesario por los gobiernos. De hecho, la primera campaña seria que se elaboró para ello, fue apenas hace un siglo en los EEUU en 1916 bajo el mandato de Woodrow Wilson. Por aquel entonces, Europa se veía inmersa en la Primera Guerra Mundial, y la sociedad estadounidense no veía ningún interés por una guerra que estaba ocurriendo tan lejos de casa. El presidente Wilson partidario de involucrarse en la guerra europea, intentó cambiar el modo de pensar de la sociedad a través de una campaña propagandística llamada ComisiónCreel.

Los resultados fueron extraordinarios; en seis meses se pasó de una sociedad pacifista totalmente desinteresada por la guerra en Europa, a una sociedad plenamente enfurecida por el fenómeno bélico y totalmente contraria a los alemanes.

La estrategia es muy fácil de entender, el gobierno primero intentaba convencer a los intelectuales de prestigio del país, a través de datos y ´pruebas´ de lo que los alemanes hacían, y apoyados por otros sectores económicos interesados en que el país entrara en guerra. Por ejemplo, imágenes de alemanes mutilando niños belgas, y otras atrocidades generadas por el Ministerio de propaganda británico (primeros interesados en que USA se unieran a la guerra), y emitidas al gobierno estadounidense. Posteriormente se supo que fueron generadas por los británicos de forma deliberada. Las pruebas eran facilitadas a estos intelectuales y periodistas influyentes con poder mediático, para que extendieran la información a lo largo y ancho del país. La campaña fue más que efectiva, y la estrategia se ha utilizado a lo largo de los años hasta nuestros días, no solo en USA sino en todo el mundo.

Años más tarde y durante la segunda Guerra Mundial, Joseph Goebbels ministro de propaganda Nazi, hizo suya el método de propaganda ideado por sus enemigos aliados en la Primera Guerra Mundial, e incluso lo mejoró con sus “principios de propaganda” y máximas tales como, ¨una mentira repetida mil veces, se convierte en una realidad¨, hizo de la propaganda política y el control de la opinión de la sociedad un arte en sí mismo.

Obviamente, se había descubierto un arma muy poderosa para el control de las masas, cambiando la opinión pública en virtud de los intereses políticos. Arma que sigue existiendo en nuestros días de forma perfeccionada gracias a la instrumentación mafiosa del Silicon Valley que mientras lees este artículo te está espiando. Pero, ¿quién controla la industria de la comunicación a nivel mundial en la actualidad?

Las cifras ponen de manifiesto que son cuatro los holdings de comunicación que controlan el 96% total del negocio a nivel mundial, y paradójicamente esos cuatro holdings multinacionales, están dirigidos por lobbies sionistas. Vayamos un poco más allá, y analicemos en hecho con más detalle.

Estos conglomerados empresariales son Walt Disney, Time Warner Inc, Viacom/CBS controlados por la familia de banqueros judíos Rosthchild (los mismos usureros que financiaron paralelamente a ambos bandos de la guerra y engañaron con alevosía  a Inglaterra diciéndole que había perdido contra  Napoleón, logrando desplomar la bolsa británica y el precio de acciones hasta el suelo, para adueñarse de tanto cuanto pudieron comprar, antes de que a las 24 horas se supiera la verdad, haciendo que las acciones se elevaran a los cielos, pero con la novedad de ya no ser del dominio Británico, sino del Judío Sionista). Century Fox (con su subsidiaria News Corporation liderada hasta 2012 por el carismático Rupert Murdoch (¨News of the World¨). 21st Century Fox dirigida por lobbies sionistas y el sector bancario, JP Morgan quien aniquiló los esfuerzos de Tesla por proveer al mundo de energía libre, Elliot Associates L.P., Invesco Ltd, Waddell & Reed Financial Inc. y Deutsche Bank AG).

Todos esos medios de comunicación engloban en sus estructuras empresariales todo tipo de canales de televisión, radio, publicaciones, etc.

No menos controvertida y conocida es la frase de la portavoz israelí, Tzipora Menache sobre el poder de dichos lobbies judíos en la información en USA, y, por ende, en el resto del mundo. Dicho comentario fue debido a un bombardeo de Israel en la franja de Gaza en 2009, que impactó sobre bases de la ONU (coartada perfecta para desmentir su evidente relación cargada de conflictos de interés), y sobre la posible respuesta que Barack Obama tendría al respecto como parte de la pantomima.

Ustedes saben muy bien, y los estúpidos americanos saben igualmente bien, que nosotros controlamos su gobierno, independiente de quién se sienta en la Casa Blanca. Ustedes ven, yo sé esto y ustedes lo saben, que ningún presidente estadounidense puede estar en una posición de desafiarnos aun cuando nosotros hacemos lo inconcebible. ¿Qué pueden ellos (los estadounidenses) hacernos a nosotros? Nosotros controlamos el congreso, nosotros controlamos los medios de comunicación, nosotros controlamos el espectáculo, y nosotros controlamos todo en América. En América usted puede criticar a Dios, pero usted no puede criticar Israel”.

Desafortunadamente, esta declaración ahora aplica para muchas cosas más, y ya no puede cuestionarse la seguridad de las vacunas, de las tecnologías que emiten campos electromagnéticos, de las causas del autismo y de todo lo que incomoda a las élites sin escrúpulos.

Existen otros casos curiosos y que no dejan de ser paradigmáticos de las dinámicas del sector de la información internacional, como empresas que siendo de sectores no relacionados con el de la comunicación, entran en el negocio a través de la adquisición de empresas de dicho sector, siendo estas industrias bastante controvertidas, más si se vinculan a la industria de la información. Como es el caso de los grupos armamentísticos franceses Lagardere o Dassault Aviation, las empresas de armamento más grandes del país, y siendo Francia el cuarto exportador de armas del mundo, por detrás de USA, Rusia y China. Paradójicamente, dichas empresas controlan dos de los periódicos más importantes de Francia, Le Monde y Le Fígaro. ¿No les parece curioso?

Pero retomando el hilo conductor de nuestra crónica de la conspiración, un verdadero negacionista sería aquel que todavía pretenda calificarla como teoría, pues son miles de hechos consumados que demuestran que estamos documentando una Crónica acerca de un plan tan oscuro y descabellado que durante muchas décadas la mayoría de las personas se rehusaba a aceptar.

¿Quién hubiera pensado que el negocio de las Farmacéuticas no era la salud, sino la enfermedad, y que la creación de instituciones a quienes financian sólo sirve en función de su avaricia, mas no al bienestar de la población? La infame imposición de David Rockefeller y la familia Carnegie en contubernio con la AMA implementaron una forma de medicina que ha salvado muchas vidas, pero ha esclavizado a través de farmacodependencia a muchos millones de individuos al tiempo que también figura desde hace muchos años como una de las 3 principales causas de muerte en los Estados Unidos, haciendo de ese pueblo (experimento mundial) una de las poblaciones más enfermas del mundo. La FDA, los CDC y la OMS tienen un proceder tan falto de ética y respaldo científico (sin contar el comprado ni el manipulado) que los convierte en verdaderos criminales al servicio de una élite de psicópatas y su dinero mal habido cargado de muerte e inmundicia.

Una vez más te lo pido, no me creas a mí, pero por lo que más quieras ¡despierta, indaga y saca tus propias conclusiones!

“Aclaro que no soy anti vacunas y que de hecho me vacunaron cuando las cosas se hacían por el bienestar de los pueblos, pero sí soy anti industria sin ciencia y sin escrúpulos” Así que si las vacunas se vuelven mandatorias, desde ahora puedo asegurarles que mi muerte llegará antes de que yo permita que me inyecten los venenos que hoy por hoy las conforman, pero sobre todo me niego a permitir el chip de control que quieren inocular en cada individuo las mentes enfermas de poder y de ambición como Bill Gates (un títere más de quienes nos gobiernan bajo las sombras) y sus subtíteres de menor rango (Faucci, los CDC y la Organización Mundial del control y la Enfermedad).

Como David Icke aseveró: Qué le vas a decir a tus hijos o a tus nietos acerca de lo que ocurrió durante la supuesta pandemia; que obedeciste en cuarentena porque alguien te lo indicó y ¿no cuestionaste absolutamente nada? ¿Qué te conformaste con pretender educarte a través de la televisión? ¿Qué te pusiste más vacunas sin tener la precaución de cerciorarte de lo que contienen y el fraude que encubren en su inmensa mayoría? ¿Que no investigaste ni compartiste información que cambiara el destino de la raza humana? ¿Que el cerebro que nos dieron decidiste no utilizarlo a todo su potencial? ¿Que tu amo fue el miedo?

¡No hay nada que temer, y cuando lo entendemos el control se acaba! El miedo es la moneda del control, y cuando dejamos de tener miedo esa moneda desaparece. Nunca me entregaré a la pasividad, porque al no actuar me hago cómplice de preceptos y leyes que no creo. No entregaré mi poder de decidir por mí mismo qué es lo que me conviene y seguiré mi camino en búsqueda de la verdad, reconociéndolo cuando me equivoque, o gritándolo a los 4 vientos cuando crea que es por el bienestar de todos.

Escribir y difundir nuestras ideas es comprometedor, porque se quedarán plasmadas para siempre, pero no hacerlo tiene un precio muy alto, porque es traicionar mi capacidad de elegir, de razonar y de comportarme como un verdadero ser humano.

Te animo a hacer tu propia investigación con carácter de urgencia, a escuchar los testimonios valientes y precisos de Sayer Ji, la Dra. Chinda Brandolindo, Daniel Estulin, Dr. Mercola, Dr. Rashid Buttar y Dr. Bruce Lipton entre otros, porque las consecuencias para ti y tu familia en un futuro inmediato pueden ser infinitamente más devastadoras que el pretendido COVID-19. Haz una búsqueda en Internet y no te quedes con la primera página que google te proporcione, porque las búsquedas están sugeridas según su conveniencia. Escríbenos si precisas de fuentes informativas sobre un tema en específico y con gusto te apoyaremos en lo que podamos.

Sabemos es mucha información, y quizá no está por demás leerla de nueva cuenta; si algo te resuena, por favor compártela, porque si no despertamos hoy, no sé cómo se presentará el mañana.

Investiga sobre las siguientes cosas, especialmente si tienes alguna duda significativa de que hay más en la historia que sólo un «virus mortal» que en el lugar donde inició casi milagrosamente ya está erradicado:

1) Evento 201

2) Lockstep de Rockefeller de 2010

3) https://scontent.fcvj2-1.fna.fbcdn.net/v/t42.9040-4/10000000_66453
5947612554_7041261920132792320_n.mp4?_nc_cat=109&_nc_sid=985c63&efg=eyJ2ZW5jb2RlX3RhZyI6ImxlZ2FjeV9zZCJ9&_nc_ohc=QYzOUvEmnNcAX8g9tKn&_nc_ht=scontent.fcvj2-1.fna&oh=fd6671619ae219e773eafa75f3f4d1b5&oe=5EAB3E88

4) Eugenesia.

5) https://kaosenlared.net/quien-controla-y-financia-los-medios-de-comunicacion-que-nos-informan/

5) patente US10130701B2 de la vacuna del Coronavirus

6) Contenido del libro El Arcoiris Invisible, “The Invisible rainbow”

7) Las Piedras Guía de Georgia y sus 10 Mandamientos

8) https://www.naturalhealth365.com/covid-19-fraud-who-cdc-3376.html

9) https://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/11/06/las-epidemias-son-un-negocio-impulsado-por-la-oms/

NOTA CURIOSA: Que gran casualidad que los colores de la bandera de Israel sean los mismos utilizados por la ONU, los CDC, la OMS, el Banco Mundial y el movimiento Sionismo, como si los simbolismos y colores tuvieran que estar íntimamente ligados.

*MAURICIO SARAYA LEY – Creador de conceptos publicitarios recibió premios: “El Heraldo”, “La Letra Impresa” y “Premio Nacional Rincón Gallardo”. Más de veinte años en área creativa y dirección de arte. Escribió varios ensayos. En 2003 publica novela de suspenso “Efervescencia”. Ha escrito guiones para TV. Se han hecho adaptaciones de sus cuentos para cortometrajes. En “Ruido”, su cuarto libro, novela de denuncias con propuesta filosófica. Ha escrito variados e interesantes artículos de fondo para La Voz del Árabe desde su fundación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imagen: LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – VIDA Y SALUD – Cd. de México, mayo 4 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x