LA NUEVA RUTA LIBERTADORA POR LA PAZ Y LA EDUCACIÓN

253 visitas

La realidad a la que se enfrenta la Comunidad Internacional actualmente es demasiado compleja y muchas veces abrumadora al momento de leer las noticias y percibir las grandes amenazas que hoy se enfrentan…

 Rabih Rayes*

 En diciembre del 2018 tuvo lugar el Foro Científico y Cultural entre dos orillas Ver Smara y VivirContacto entre las dos Lenguas árabe y español” se considera que este acto que refleja claramente la esencia de la diplomacia pública, es decir, fomentar nexos culturales y acercar a los pueblos sin los canales gubernamentales y protocolos tradicionales fue todo un éxito.

Mientras tanto, La Voz del Árabe publicó una serie de reseñas con la finalidad de brindar al lector una imagen “a grosso modo” de los acontecimientos durante ese evento. Asimismo, transmitir cómo es la vida en Marruecos, en especificó en Smara.

No obstante, comento que en esta ocasión se realizó otro acto de diplomacia pública dando continuidad al escrito líneas atrás. En este caso tuvo su sede del otro lado del Océano Atlántico, en específico en la Universidad Nacional de Colombia. En ese sentido, la Universidad ubicada en la ciudad de Arauca (Colimba) con el objetivo de seguir fomentando los lazos entre Marruecos y América Latina, además darle continuidad al coloquio de Smara que es “incrementar las relaciones entre los individuos a través de la cultura”.

Bajo la guía del sociólogo Gabriel Restrepo y Bachir Edkhil se efectuó un nuevo acto de diplomacia pública “La Nueva Ruta Libertadora Por La Paz y La Educación”, el cual tuvo su curso del 15 al 19 de febrero.

Ahora bien, ¿Qué relevancia tiene todo esto? ¿A dónde va dirigido este esfuerzo? Las respuestas ante estas interrogantes es la tarea que se pretende cubrir aquí. Como estudioso de las Relaciones Internacionales en específico del Medio Oriente, encuentro un elemento que es grato destacar.

La realidad a la que se enfrenta la Comunidad Internacional actualmente es demasiado compleja y muchas veces abrumadora al momento de leer las noticias y percibir las grandes amenazas que hoy enfrenta la comunidad internacional, el conflicto en Siria y la implementación de armas químicas, la devastadora crisis humanitaria en Yemen, mientras escribo estas líneas el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó que “cada día 8 niños son asesinados o heridos en Yemen”.

También, siempre se resalta la competencia geopolítica entre Arabia Saudita e Irán, una vez más los “terroristas islámicos” se adjudican otro atentado en contra de civiles inocentes, además los índices de violencia están aumentando desmesuradamente, la cantidad de migrantes es cada vez mayor debido a la crisis política y social en Venezuela y lamentablemente la lista puede seguir.

Sin embargo, pocos medios informativos resaltan el esfuerzo que realizan los académicos, periodistas y todo aquel individuo que pertenece a la sociedad civil y busca alcanzar un cambio desde la base de la sociedad.

Es decir, dejar que las elites políticas sigan sus pugnas internas por el poder y la propia sociedad civil la cual se debe decir que es dirigida por personas sumamente capaces, mentes privilegiadas, líderes de pensamiento y opinión, se unen y forman este tipo de encuentros con el objetivo de alzar la voz y buscar la paz y la solidaridad desde los países periféricos, y no solo eso sino desde la parte más baja de la estructura social, deshaciéndose de las expectativas puestas en los políticos y creando iniciativas propias.

Me es grato que iniciativas de esa índole provengan de personajes como el sociólogo Gabriel Restrepo y Bachir Edkhil, un colombiano y árabe cansados de la violencia y de los prejuicios que las grandes cadenas informativas inculcan a la gente con sus notas.

En ese marco, además de realizar un encuentro académico en donde se incluyeron cursos de Tai Chi, teatro, poesía y narrativa y un análisis sobre las fiestas y su relevancia para las distintas sociedades, que tuvo un público muy amplio más de 250 personas durante los días antes mencionados.

Al mismo tiempo, se generó un acta constitutiva de la cual es importante resaltar lo siguiente: Promover un intercambio científico en favor de la economía social, en donde historiadores, dramaturgos, científicos sociales internacionales, líderes de movimientos afro-descendientes, indígenas, mujeres, autoridades locales y líderes religiosos coincidieron en los principales principios del movimiento: “La Nueva Ruta Libertadora por la Paz y la Educación”, los cuales son:

Primero: clamar porque los conflictos politos y sociales se resuelvan mediante el dialogo. Segundo: se hace un llamado para que la conversación de paz iniciadas en la Habana se reanude con la finalidad de avanzar a una solución del conflicto armado.

Tercero: se hace un llamado a que los Estados resuelvan sus controversias guiados bajo el entendimiento y los principios internacionales que ponen en primacía absoluta la salvaguarda de la paz y la seguridad.

Cuarto: sin importar que la iniciativa viene de países diferentes como: Marruecos, México, Colombia, Venezuela, este movimiento que tiene su génesis en el “sur” tiene como objetivo la cooperación “sur-sur” para mejorar las posibilidades sociales de estas naciones.

Para finalizar, se puede resaltar que “La Nueva Ruta Libertadora por la Paz y la Educación” es un movimiento que tiene su base en la Sociedad Civil que lucha para beneficiar crear y estrechar lazos de entendimiento y cooperación sur – sur- entre países de Latinoamérica y África en especial “Marruecos, Colimba y México” en ese sentido no hay que soslayar que la tarea generar programas y acciones para proveer a las generaciones futuras de una sociedad más pacífica.

Movimiento que no discrimina nacionalidades, ni profesiones es una lucha que cada individuo consiente del malestar social que afecta a todos los individuos de la Comunidad Internacional está invitado a participar a través de la cooperación académica, científica y cultural con la finalidad de alcanzar menores índices de violencia y mayores índices educativos de la ecuación la palabra “Paz” no será una utopía sino una realidad la que se trabaja día a día y se defiende del mismo modo.

*Rabih Rayes, Internacionalista egresado de La Universidad La Salle. Ha fungido como asistente de analista político en la SRE, en el Departamento de África y Medio Oriente. Temas de mayor interés. La geopolítica y seguridad internacional y su influencia en La región del Medio Oriente. Autor del Artículo : La Paradoja del Factor Geopolítico en Líbano ante la Crisis Política y Social del Medio Oriente, a Raíz de la Primavera árabe en la Revista Académica de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Año X No.19 Julio 2012, p.207-220 de la revista: https://goo.gl/oYyjLO) Hoy colaborador de La Voz del Árabe

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imagen: LVÁ-Px

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, marzo 4 del 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.