NO MÁS DESPERDICIO DE ALIMENTOS EN ESPAÑA, ¡TE LO LLEVAS A TU CASA!

– El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha estado gritándole al mundo desde hace varios años que el desperdicio de alimentos en el mundo es alarmante…

Gerardo Yong*

¿Nunca te han dado ganas de llevarte la comida que ya no puedes consumir en un restaurante? Se ve mal, por cuestiones de reglas de urbanidad, pero a partir de ahora será posible hacerlo, bueno… al menos en España. Esto se debe a que hoy martes terminaron de diseñar una legislación que prohíbe tirar la comida o incluso dejarla en el plato por creencias de esteticismo banal. El mensaje que están dando es: ¡simplemente llévatela en una bolsa, guárdalo para la cena o, de plano, dásela a tu mascota.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha estado gritándole al mundo desde hace varios años que el desperdicio de alimentos en el mundo es alarmante y hasta vergonzoso. Este organismo señala que, tan sólo en 2019, más de 930 millones de toneladas se desecharon, lo que equivale a un recorrido de siete veces la vuelta al mundo hecho por camiones de 40 toneladas.

Por el momento los que están en la mira son los restaurantes y bares, pero se espera que la legislación también afecte el consumo doméstico, porque también las familias desperdician con ganas.

Las cifras son de verdad espantosas: la quinta parte de los alimentos disponibles para los consumidores en los anaqueles de supermercados, tiendas o en lugares de elaboración gastronómica como bistrós, cervecerías y otros, van a parar directamente a la basura.

Como siempre pasa, en caso de no cumplir esta medida, viene la sanción. Los comercios, supermercados, tiendas, perípteros, negocios callejeros, etcétera podrían enfrentar multas de hasta 60 mil euros, si no reducen su “basura” alimenticia.

Las granjas de todo tipo tampoco se quedan atrás, pues durante el proceso de producción y la cadena logística se pierden un tercio de los alimentos, los cuales nunca son consumidos.

¿Ahora bien, qué son los “doggy bags”? Su traducción es: bolsas para perritos. Es decir, que los comercios te las pueden ofrecer para llevarte lo que no te comas en sus mesas. La cosa no queda ahí, pues los negocios también estarán supeditados a bajar el precio de los alimentos que se estén acercando a su caducidad.

Se podrán salvar un poco del pago si hacen una limpia de sus estantes, almacenes y bodegas para hacer donaciones a ONG y bancos de alimentos. Al parecer, los tiempos en los que los refrigeradores mostraban la bonanza de las familias están cambiando por una actitud más lógica.

Me parece que estas medidas también han avanzado en cadenas restauranteras que ya ofrecen porciones más pequeñas. Sin embargo. cuando una persona quiere comer un menú infantil, se lo cobran como si fuera de adulto.

¿Habrá llegado el tiempo de los itacates? – Sólo para que lo sepan: el desperdicio de alimentos favorece el cambio climático porque a final de cuentas son elementos que terminan contaminando, creando vapores, filtraciones y fermentos que muchas veces también afectan a la salud humana por ser caldo de cultivos de fauna nociva. Por cierto, que este problema también tiene su día internacional, es el 29 de septiembre.

 

*Gerardo Yong – Periodista y analista internacional. Conductor televisivo y escritor de contenidos para diversos medios digitales. Licenciado en filosofía por la ENEP Acatlán. Lic. en Comunicación digital por la Universidad Tecnológica en Línea. Becario de la Unión Europea (2004) y de la fundación alemana Friedrich Naumann Stifung. Ha realizado diversas coberturas internacionales entre 2002 y 2014 en 28 países para medios como Canal Once, y las revistas Siempre y Alto Nivel. Colaborador en La Voz del Árabe.

 Información: EnfoqueCultural / Imagen: EnfoqueCultural     

La Voz del Árabe (LVÁ) – VIDA Y SALUD – Cd. de México, junio 15 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.