LA CERVEZA EN EGIPTO

– Se ha tratado esencialmente de la historia de un producto comercializado que gozó de una popularidad muy amplia y un robusto crecimiento en este país árabe e islámico a lo largo de cien años…

Alejandro Puente*

¿Sabías que Stella, la popular cerveza de origen belga fue elaborada en Egipto desde 1897?

Los orígenes de esta bebida con alcohol, considerada brebaje para algunos paladares cerveceros, tiene casi cien años de historia. El logotipo y la mercadotecnia de la cerveza Stella Artois rinden homenaje a la cervecería Den Hoorn, establecida en 1366. Sin embargo, esa cervecería se convirtió en Brouwerij Artois hasta que el maestro cervecero Sebastian Artois la compró en 1717 y finalmente la marca registrada Stella Artois debutó más de 200 años después, en 1926.

Contrario a las percepciones comunes, haciendo énfasis puntual dentro del imaginario colectivo occidental, la historia de esta firma cervecera, incluso de otras bebidas con alcohol, considerando el contexto de la narrativa en la mayoría de la sociedad musulmana predominante en Egipto, no ha sido precisamente una historia de política y funcionarios que buscan exhaustivamente extirpar la supuesta “maldad del alcohol” como si se tratara de un cáncer social, pero al mismo tiempo que los cerveceros de traspatio, los licántropos bohemios, bebedores sociales y todo aquel que disfruta de la mezcla entre la vida nocturna y el alcohol, se quedaron un paso adelante. De hecho, se ha tratado esencialmente de la historia de un producto comercializado que gozó de una popularidad muy amplia y un robusto crecimiento en este país árabe e islámico a lo largo de cien años; entre 1880 y 1980 aproximadamente, el cual estuvo a la vanguardia dentro de la innovación tecnológica en Egipto durante aquel período.

El éxito no solo fue evidente por la rentabilidad de las empresas que vendieron el producto como tal, pero también por su creciente aparición en todas las formas de arte y medios populares.

Décadas atrás, Egipto estaba pasando de ser un estado cuasi colonial, bajo la ocupación británica después de 1882 y, hasta 1914, también bajo la influencia del Imperio Otomano, a ser un país independiente en cierta medida dentro de una economía global altamente competitiva. Existen fuentes de respaldo y archivos estadounidenses, holandesas y egipcias, así como fuentes literarias árabes que forman parte de los acervos bibliográficos documentados de estas transiciones.

Ahora bien, la cerveza Stella en Egipto fue fundada originalmente por expatriados belgas que, a lo largo de sus diversas encarnaciones, desarrolló al lado de otras compañías, la industria de la cerveza egipcia y cultivaron una amplia base de clientes.

La historia que va más allá de la década de 1950, cuando el gobierno egipcio del entonces Presidente Gamal Abdel Nasser nacionalizó la industria de la cerveza (entonces dirigida por Stella Beer y propiedad principalmente de Heineken), de la misma manera que también nacionalizó el Canal de Suez como una medida proteccionista en contra del Imperio Británico. Es imprescindible recalcar el rol que juega el Canal de Suez en la economía global; siendo una vía fluvial artificial a nivel del mar que conecta el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo y divide África y Asia. De hecho, el Canal de Suez puede ser considerado un indicador circunstancial de gran importancia para la industria de la cerveza belga que conecta la historia de Egipto con Bélgica, Holanda, Gran Bretaña y otros lugares de Europa; la historia de una empresa, los desarrollos en tecnología, política y cultura del consumidor y la narrativa de la población local; es decir, de los ciudadanos egipcios comunes y corrientes a las élites empresariales. Con esta observación vista a través de una jarra de cerveza, podríamos hacer un análisis y contar la crónica económica, política y cultural de Egipto en general.

Actualmente la marca Stella Artois es propiedad de Anheuser-Busch InBev como parte de una adquisición en 2008. Se trata del mismo conglomerado belga-brasileño que también produce Budweiser, Becks, Busch y docenas de otras marcas de cerveza nacionales, artesanales e importadas.

Stella Artois se considera para algunos analistas un caso de negocios que demuestra la eficacia que desarrolla la mercadotecnia. Dependiendo a quién le preguntes, Stella puede ser elegante, popular, vulgar o simplemente ordinaria. Una broma común entre muchos entusiastas de la cerveza belga es que los consumidores de cerveza consideran Stella Artois es una importación muy elevada, mientras que, en Bélgica, “Stella Artois se considera, en el mejor de los casos, una cerveza muy ordinaria”.

 

*Alejandro Puente, trabaja como analista de información en política exterior de Medio Oriente y Norte de África. Es profesor en la Universidad De Las Américas UDLA-CDMX en Relaciones Internacionales. Ha realizado estancia de investigación en Israel sobre los drusos y su rol como importante minoría étnica y religiosa de Medio Oriente. Colaborador de La Voz del Árabe.

 

 

Imagen: Autor – LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, junio 10 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.