APIO: UNA DELICIA CROCANTE

– Puede apoyar la salud intestinal y digestiva. El apio está lleno de fibra insoluble, que puede aumentar la saciedad y ayudar a perder peso, y también puede ayudar a promover la regularidad.          

Muchos de nosotros conocemos mejor el apio como las cosas que quedan en el plato crudo cuando las zanahorias, los pimientos rojos y los tomates cherry se han ido. O el bocado de una sopa para clima frío que estimula el sistema inmunológico. O el vehículo perfecto para un dip con crema, o acorde a los gustos de nuestros vecinos del norte, con mantequilla de maní y pasas. Pero, ¿cuáles son algunos beneficios para la salud del apio? ¿Es lo suficientemente saludable para incluirlo como parte regular de tu dieta? Y si es así, ¿cuáles son algunas formas deliciosas y creativas de prepararlo y comerlo?

La Popularidad del Apio: El apio pertenece a una familia conocida como las «umbelíferas». Algunos miembros de esta familia, como las zanahorias y las chirivías, son vegetales de raíces bien conocidas y deliciosas. Otros miembros incluyen algunas de nuestras especias favoritas, como cilantro, comino, alcaravea, eneldo y perejil. Y hay incluso unas pocas, como la cicuta, que pueden ser venenosas.

El apio ha existido durante mucho tiempo y es nativo del Mediterráneo y Oriente Medio. Hay evidencia de que los humanos estaban moviendo semillas de apio por todo el mundo en el año 4000 a.C., encontrando su camino a Suiza y a otros lugares. También ha tenido muchos usos a lo largo de la historia. El apio y el extracto de semilla de apio se han utilizado medicinalmente durante siglos en China, India, Egipto y Roma para cosas como la gota, la artritis y el alivio del dolor.

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con el apio de tallo común conocido como apio verde o Pascal. ¿Pero sabías que no siempre se veía así? Hasta el siglo XVII, el apio tenía un sabor mucho más amargo y era hueco por dentro. Los italianos desarrollaron el apio de tallo verde más dulce y suave que conocemos hoy en día,

Si bien estamos mucho más familiarizados con las partes de este vegetal que crecen por encima del suelo, la raíz también es una fuente de alimento deliciosa y valiosa. Conocida como apio (y apodada, de manera poco práctica, «la raíz fea»), la parte subterránea de la planta de apio agrega cuerpo y sabor a muchas sopas y guisos de invierno.

Nutrición del Apio. Datos nutricionales: Dado que el tallo de apio es principalmente agua (95% en peso), se le perdonaría asumir que contiene muy poco en cuanto a nutrición. Un mito es que el apio es un «alimento con calorías negativas», es decir, supuestamente quemas más calorías masticándolo de las que ingieres al consumirlo. Si bien este no es el caso, es cierto que el apio contiene una buena cantidad de beneficios nutricionales en un paquete muy bajo en calorías.

Sólo porque requiere mucha masticación y es una gran fuente de agua, no significa que debas volver la nariz hacia ella. El apio contiene una buena dosis de algunas vitaminas y minerales importantes. Por ejemplo, un mero tallo puede proporcionar el 25% de tus necesidades diarias de vitamina K. Y contiene el 5% de tus necesidades diarias de vitamina A, folato y potasio. En cantidades menores, encontrarás calcio, manganeso, magnesio, fósforo y vitaminas B. También está lleno de fibra, alrededor de 1 gramo por tallo. Probablemente hayas notado esto si alguna vez te han pegado cuerdas de apio fibrosas en los dientes. (Hilo dental, ¿alguien?)

El apio no sólo es una buena fuente de antioxidantes y otros compuestos vegetales saludables que combaten enfermedades, como fitonutrientes y flavonoides, sino que también es rico en electrolitos. Los electrolitos son sustancias químicas en el agua que son esenciales para las funciones corporales. Ayudan a hidratarse, mantener una presión arterial saludable, reparar el daño tisular (tejidos) y asegurarse de que los músculos y los nervios funcionen correctamente.

Uno de esos electrolitos está en forma de sodio. Teóricamente, esto podría ser un problema para aquellos que siguen una dieta baja en sodio por razones médicas como presión arterial alta o retención de líquidos. Sin embargo, un tallo sólo contiene 50 mg de sodio. Por lo tanto, a menos que estés comiendo una gran cantidad además de una dieta ya rica en sal, probablemente no haya mucho de qué preocuparse aquí.

5 sorprendentes Beneficios para la Salud del Apio: Además de su perfil nutricional positivo, aquí hay cinco beneficios para la salud del apio a considerar.

  1. Puede ayudar a combatir el cáncer. El apio es rico en antioxidantes, que ayudan a eliminar los radicales libres que promueven el cáncer de las células. De hecho, el extracto de apio se ha estudiado para dos compuestos potenciales contra el cáncer: apigenina y luteolina. La apigenina destruye los radicales libres en el cuerpo y puede promover la muerte de las células cancerosas. También parece promover la autofagia, un proceso en el que el cuerpo elimina células o componentes disfuncionales, lo que ayuda a prevenir enfermedades.

La investigación también sugiere que la luteolina, un flavonoide vegetal en el apio, podría ser responsable de sus posibles efectos anticancerígenos. En un estudio, los investigadores encontraron que la suplementación con luteolina redujo las tasas de tumores de ratones casi a la mitad. Y ralentizó la progresión de los tumores restantes. Si eso no es suficiente, estudios de China sugieren que comer dos tallos por semana podría reducir el riesgo de cáncer de pulmón hasta en un 60%. Otras investigaciones sugieren que comer apio puede ser eficaz para combatir los cánceres de mama, ovario, páncreas, hígado y próstata. ¡Órale!

  1. Puede reducir la inflamación asociada con enfermedades crónicas. Los extractos de semillas de apio se han utilizado y estudiado durante mucho tiempo por sus propiedades antiinflamatorias en el cuerpo. Varias preparaciones de apio y su extracto de semilla se han utilizado para tratar la inflamación a lo largo de la historia. Algunas investigaciones sugieren que el extracto de semilla de apio es tan efectivo como medicamentos como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno para tratar los síntomas de la artritis. También puede tener un efecto reductor del dolor, y puede proteger contra el daño estomacal que suele ocurrir al tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Además, un estudio de 2008 realizado por investigadores de la Universidad de Illinois encontró que la luteolina en el apio puede reducir significativamente la inflamación cerebral. Y puede tener el potencial de tratar enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple y el Alzheimer.
  2. Puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Comer este vegetal crujiente puede ser protector de tu corazón al mejorar los biomarcadores de enfermedades cardíacas comunes. Un estudio de 2009 en ratas encontró que, cuando se les administró extracto de apio durante 60 días, las ratas experimentaron una reducción significativa en sus lípidos en sangre, incluido el colesterol total, el colesterol «malo» LDL y los triglicéridos. El apio también puede bajar la presión arterial, a pesar de que es bastante alto en sodio, una paradoja fascinante. Una mezcla de jugo de apio y miel se ha utilizado en China para este propósito durante mucho tiempo con éxito. En Sudáfrica, el jugo de apio mezclado con vinagre se administra a las mujeres embarazadas para ayudarlas a bajar la presión arterial alta.
  3. Puede apoyar la fertilidad masculina. Una revisión de 2017 de 16 estudios sobre el apio y la fertilidad encontró que el apio puede tener un efecto protector contra sustancias que pueden dañar el recuento de espermatozoides. De manera similar, un estudio de 2015 sobre los efectos del apio en la fertilidad en ratas encontró que 30 días de extracto de hoja de apio podrían mejorar el conteo de espermatozoides. Esto puede deberse a que parece tener efectos inhibitorios contra los radicales libres, que pueden afectar negativamente a la fertilidad. Sin embargo, no se ha determinado la cantidad de apio que necesitarías comer o beber para ver estos beneficios.
  4. Puede apoyar la salud intestinal y digestiva. El apio está lleno de fibra insoluble, que puede aumentar la saciedad y ayudar a perder peso, y también puede ayudar a promover la regularidad. En otras palabras, puede prevenir y tratar el estreñimiento y ayudar a limpiar tus intestinos. En un estudio de 2010, los investigadores analizaron el impacto del extracto de apio en el tratamiento de las úlceras estomacales. Examinaron los beneficios protectores generales de la misma en el sistema gastrointestinal de las ratas. Las ratas que fueron pre-tratadas con extracto de apio antes de desarrollar úlceras estomacales experimentaron mucho menos daño gástrico que las que no fueron pre-tratadas. Los investigadores sugieren que esto se debe probablemente a las propiedades antioxidantes del apio, una conclusión que se repite en otros estudios sobre el apio y la salud.

Posibles inconvenientes de Comer Apio: Si bien incluir apio en tu dieta ofrece muchos beneficios para la salud, hay algunas razones por las que es posible que desees tener cuidado con él.

El apio está en la lista de Docenas Sucias del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG) de los productos más contaminados provenientes de los Estados Unidos de Norteamérica con pesticidas. Los pesticidas se absorben a través de la parte inferior de los tallos, donde absorben agua. Si bien eso no significa que debas evitarlo por completo (los productos convencionales son mejores que ninguno), es uno de esos productos que puedes comprar orgánicamente, si tu economía te lo permite. Por lo menos, echa un vistazo a este artículo para ver la mejor manera de lavar frutas y verduras para eliminar los pesticidas.

La fibra del apio es insoluble, lo que significa que tu tracto digestivo no la digiere bien. En otras palabras, ayuda a mover las cosas a través de los intestinos. Si bien obtener suficiente fibra insoluble es una buena idea para la mayoría de las personas (y la mayoría de nosotros no obtenemos suficiente fibra en general), hay casos en los que consumir demasiada podría provocar diarrea y heces blandas.

Aunque es bastante raro, existen alergias al apio. La mayoría de las alergias son a la raíz de apio, con síntomas como picazón e hinchazón de la garganta, los labios y la lengua. Y en los casos más graves, las personas con alergias al apio pueden incluso experimentar un shock anafiláctico. Si eres una de las personas raras que son alérgicas a este vegetal, entonces no importa lo que digan los estudios sobre sus beneficios para la salud: ¡no lo comas!

CONSERVACIÓN DE APIO. Si alguna vez has dejado apio en el mostrador, o tal vez sin protección en el refrigerador durante demasiado tiempo, probablemente lo hayas visto marchitarse. Con el tiempo, los tallos se vuelven flácidos y gomosos. Si planeas comerlo dentro de unos días, puedes guardar el apio en un contenedor de frutas y verduras en el refrigerador. Para mantenerlo en el punto máximo de frescura durante el mayor tiempo posible, aquí hay algunas opciones (todas las cuales requieren refrigeración):

Sumerge los tallos completamente en agua. Esto funciona bien debido al alto contenido de agua del apio. De hecho, puedes revertir el marchitamiento del apio viejo si lo atrapas lo suficientemente rápido. Pon los tallos recortados en un vaso o recipiente bajo agua y cubre el recipiente con una tapa.

Coloca los tallos en un vaso o frasco con agua como un ramo de flores, y déjalos descubiertos con la parte superior sobresaliendo.

Envuelve los tallos recortados en una toalla húmeda cubierta con papel de aluminio.

En el departamento «cool kitchen science», puedes cultivar apio en casa. Esto podría ser incluso más fácil que cultivarlo a partir de una semilla, ya que la planta funciona mejor en temperaturas más frías o en interiores.

Comienza con un manojo de apio de la tienda; corta los tallos y guárdalos en la nevera. Luego coloca el extremo de la raíz del muñón de tres pulgadas en un vaso de agua poco profundo. Cambia el agua cada poco día. También puedes agregar fertilizante para ayudarlo a crecer (totalmente opcional). Dentro de unos días, deberías ver nuevas raíces y hojas creciendo.

Nota: Ve lo fácil que es volver a cultivar apio a partir de restos en la sección de vídeos de esta página paso a paso.

EL FENÓMENO DEL JUGO DE APIO. Las propiedades curativas del jugo de apio han sido popularizadas por el orador y médium de Food Revolution Summit, Anthony William. Según William, el jugo de apio, cuando se consume solo con el estómago vacío, contiene sales de racimo sin descubrir que hacen lo siguiente:

Reconstruir el ácido clorhídrico en el estómago, que ayuda a eliminar los patógenos dañinos que conducen a la enfermedad, incluido el virus de Epstein-Barr.

Aumenta la fuerza y la cantidad de bilis en tu cuerpo. Las sales de racimo actúan como antisépticos para cualquier agente patógeno presente.

Restaura el sistema nervioso central eliminando venenos y toxinas antiguas que se acumulan en el cuerpo con el tiempo y causan estragos.

Limpia el hígado de pesticidas, solventes, herbicidas, metales pesados tóxicos y todo tipo de productos químicos peligrosos.

Parte de esto tiene validación por la investigación científica, mientras que parte no lo tiene (al menos, todavía no). Sin embargo, sabemos que muchas personas juran que beber jugo de apio cambió su vida para mejor. De cualquier manera, no hay duda de que el apio en sí es un vegetal saludable y es bueno para ti.

Anthony William escribió un libro sobre eso. Jugo de Apio Medio Medicinal: La Medicina Más Poderosa de Nuestro Tiempo Que Cura a Millones de Personas en todo el Mundo está disponible aquí. Si estás interesado en probar el jugo de apio, aquí hay algunos consejos para el éxito:

Muchas personas recomiendan evitar las licuadoras de alta velocidad por temor a que destruyan ciertos compuestos en el apio, como los antioxidantes. En su lugar, los fanáticos del jugo de apio sugieren usar un exprimidor de velocidad lenta de calidad. La velocidad lenta, dicen, evita que el apio se caliente y pierda nutrientes. Como beneficio adicional, los exprimidores de baja velocidad son menos propensos a obstruirse por sus «cuerdas».”

CÓMO USAR EL APIO EN RECETAS: Estés o no interesado en beber litros de jugo de apio, no descartes el apio. También hay muchas otras maneras de disfrutar de esta verdura de tallo crujiente y única. Algunos de estos incluyen:

Cortarlo para usarlo en sopas calientes.

Cortarlas para su uso en un revuelto de tofu orgánico.

Cortarlo en rodajas finas para ensaladas y envolturas.

Cortarlo para sándwiches de ensalada de garbanzos o ensalada de papas.

Añadiéndolo a los salteados.

Picarla cruda con mantequilla de almendra, maní o anacardo y espolvorearla con pasas o semillas de cáñamo.

Añadiéndolo a los batidos.

Recetas de Apio. Estas son algunas formas saludables y creativas de incorporar el apio a tu dieta.

Jugo de apio y jengibre de Detoxinista: Esta es una combinación audaz de sabores que se combina en una refrescante «limonada de jengibre» apta para el disfrute diario, según el autor.

Ensalada Waldorf vegana de Nutritionicity: Una agradable mezcla de apio crujiente junto con otras frutas y verduras, mezclada en un aderezo cremoso, es una ensalada rica en nutrientes para todas las estaciones.

Sopa de repollo por Simple Vegan Blog: Esta es una sopa versátil y colorida que aprovecha el crujiente repollo y apio. Pero puedes ajustarlo según sea necesario.

Sándwich de ensalada de atún ‘Garbanzo del Mar’ de Simple Veganista — Si alguna vez has sido fanático de un sándwich de ensalada de atún tradicional, ¡Apuesto a que te gustará esta versión aún más! El puré de garbanzos, mezclado con sabores familiares de apio, cebollas rojas y hummus cremoso, es una combinación ganadora.

¡El Apio Es Bueno Para Ti!

Sin importar cómo elijas disfrutarlos, no hay duda de que agregar más verduras como el apio a tu dieta es algo bueno para la mayoría de nosotros. El apio en sí es muy nutritivo, con muchos beneficios para la salud y desventajas mínimas. Y dado que es tan fácil de agregar a una serie de recetas, puedes promocionarlo como uno de los alimentos básicos de su cocina.

Publicado originalmente en inglés por https://foodrevolution.org/blog/celery-health-benefits/

Adaptado para su publicación por Mauricio Saraya Ley

 

Asociación Morelense de Lucha Contra el Cáncer A.C.

 

PDF – APIO

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

InformaciónAMORCC / Imagen: LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – VIDA y SALUD – Cd. de México, mayo 11 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

 *Descargo de responsabilidad: este artículo no pretende proporcionar consejos médicos, diagnósticos o tratamientos. Las opiniones expresadas aquí no reflejan necesariamente las de Asociación Morelense de lucha contra el Cáncer ACLa Voz del Árabe, o su personal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.