sábado, diciembre 2, 2023

La Voz del Árabe

La Voz del Árabe. Medio Informativo sobre las actividades económicas, sociales, culturales y políticas del Mundo Árabe en México y el mundo.

POZOLE BLANCO ESTILO JALISCO

Su historia es antigua y cargada de mitos. La realidad es que se trata de un platillo absolutamente mestizo que cuando lo pruebas seguramente gustará por sus ingredientes todos naturales… En este mes patrio, un platillo más del gourmet mexicano…

El pozole es siempre una fiesta. Se prepara en los hogares jaliscienses cuando hay algo que celebrar. Y cuando no, la propia preparación de este emblema de Jalisco se convierte en el motivo del festejo. Si hay pozole hay reunión. Amigos, parientes, vecinos. Siempre se elabora en grandes cantidades y siempre queda para el recalentado, que suele ser todavía más sabroso.

Y si en las casas el pozole no es de diario, sí se le encuentra con facilidad en fondas, cenadurías callejeras y mercados. Se ofrece siempre como comida o cena. Lo preparan y lo sirven casi siempre las mujeres.

Cuenta la leyenda que, en marzo de 1530, luego de vencer a los indígenas, el conquistador español Núño Beltrán de Guzmán entró a Tonalá donde fue recibido “por la Itzoapilli Tzapontzintli y sus cortesanos con danzas y un suculento pozole. Dicen que acercándose don Nuño Beltrán de Guzmán a la olla pozolera vio que en el maíz había restos humanos inconfundibles, por lo que iracundo echó mano a la espada y quebró de un tajo la olla de arriba abajo, conminando a la reina y tonaltecas a ya no comer carne humana” (Hernández, 2000: 14).

Los historiadores advierten que es poco menos que imposible que el sabroso pozole que la reina de Tonalá ofreciera al conquistador hubiese tenido carne humana, pues no existe evidencia de antropofagia por estos lugares.

Lo que sí es un hecho es que el pozole es un platillo ancestral, típicamente jalisciense y un claro ejemplo del mestizaje culinario que dio origen a lo que hoy es la comida mexicana más tradicional.

El pozole “es la quintaesencia de las confecciones jaliscienses. Feliz conjunción de algunos de los elementos culinarios que más se estiman por estos rumbos, maíz, carne de puerco y chilacates, su historia es antigua y cargada de mitos. La realidad es que se trata de un platillo absolutamente mestizo que a todos gusta, reconocido internacionalmente coloca la cocina mexicana en un lugar de mucha altura.

Esta preparación básica de pozole blanco varía según la región en donde se haga. Es una receta fácil con variaciones basadas en el tipo de carne que se utilice y las guarniciones que acompañen este platillo de la cocina tradicional mexicana de origen prehispánico. En esta ocasión la propuesta es con carne de cerdo, pero también se puede hacer con pollo, dependiendo de los gustos de cada quién.

POZOLE BLANCO ESTILO JALISCO

La receta: 

INGREDIENTES – Para 8 personas:

  • 1 kg de maíz precocido
  • 1 cabeza de ajos
  • ramillete de hierbas de olor (opcional)
  • 3 kg de carne de cardo mixta de cabeza, maciza y patas
  • 10 limones rebanados
  • sal gruesa al gusto
  • chile piquín en polvo
  • orégano triturado
  • 2 cebollas picadas finamente
  • 1 lechuga rebanada
  • 10 rábanos rebanados

PREPARACIÓN:

El maíz bien lavado se pone a cocer en hoya a presión en cuatro litros de agua con la cabeza de ajos machacada y el ramillete de hierbas.

  1. La carne se corta en trozos regulares.
  2. Después de terminar de limpiar el maíz ponlo en una olla con agua y agrega la cabeza de ajo y 1 cebolla entera y déjalo hasta que reviente o esponje el maíz.
  3. Pon la carne a cocer por separado y cuando esté cocida y el maíz reventado, agrega el caldo de la carne a la olla del maíz para que quede espeso.
  4. Licúa los chiles y agrégalos a la olla del pozole para que se pinte de rojo, después sazonar con sal.
  5. Sirve un plato con el maíz y carne, adorna con lechuga picada, rábanos y la cebolla picada.
  6. Se coloca en la mesa platitos de cebolla, rabanitos rebanados, lechuga, chile piquín, orégano y limones; para que el comensal se sirva a su gusto. También tostadas de maíz. Como opción, se completa con crema y aguacate, según los gustos de cada quién.

Aseguran que este pozole es el más rico de todos los diferentes tipos de pozole.

Dependiendo del lugar donde te encuentres, podrás hallar diferentes formas de prepararlo, como en el estado de Guerreo, Jalisco, Sonora, Sinaloa, Guanajuato y Nayarit, no dudes en probar el pozole y saborear los distintos estilos.

¿CARNE HUMANA? EL ORIGEN DEL POZOLE https://lavozdelarabe.mx/2021/09/10/carne-humana-el-origen-del-pozole/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Voz del Árabe (LVÁ) – GOURMET – Cd. de México

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.