VIDRIO SE DESCUBRE EN SIRIA

-¿Sabías que el descubrimiento del vidrio se atribuye a los sirios?

Una serie de investigaciones realizadas por el “London College” a partir de los años setenta del siglo XX indicaron que la cuna del descubrimiento del vidrio fue en Siria por un grupo de marineros fenicios que, tras regresar de un viaje de navegación en el mar, decidieron cocinar alimentos y prender fuego sobre la arena de la playa, por lo que apareció una sustancia pegajosa transparente, que tras de enfriarse se convirtió en sólida transparente, lo que entonces se conoció como vidrio.

Según las estimaciones de los científicos, hace 3500 años, en la Edad del Bronce moderna, durante el proceso de fabricación de bronce mediante la fundición de metales de cobre, aparecieron gotas de una sustancia azul en los bordes del fuego.

Otras evidencias confirmaron que estas operaciones de fundición se realizaron en las orillas de los ríos Éufrates y Orontes y en las costas sirias del Mediterráneo, donde se encuentran arenas y guijarros blancos…

La arena necesita unos 1900 grados centígrados de calor para derretirse para que el vidrio empieza a formarse, y esta temperatura no se puede alcanzar con las técnicas de aquella época. Entonces, ¿cómo los sirios lo hicieron?

Los científicos descubrieron que la leña de la planta “Shannan” que se encuentra exclusivamente en el desierto sirio “Badia, en sirio” y en pocos otros lugares del mundo como Afganistán, se usaba como combustible en el fuego, ya que tiene la propiedad de reducir la temperatura de fusión de la arena a solo 900 grados centígrados.

Los sirios solían monopolizar el comercio de vidrio en bruto, que se exportaba a todas partes del mundo en forma de lingotes similares a los de oro.

La fama del vidrio de Damasco ha llegado al mundo entero, particularmente en Europa, donde había un dicho que decía: “Fino y Bello como el Vidrio de Damasco”.

 

Información: SANA / Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, abril 26 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.