LA ALIANZA ENTRE EL MI6, LA CIA Y LOS BANDERISTAS

-Crecen las tensiones (14)‎ – Después de haber mostrado cómo los discípulos de Leo Strauss prepararon desde ‎Washington la guerra en Ucrania y orquestaron el ataque de Kiev contra el Donbass el ‎‎17 de febrero, el autor nos recuerda la historia secreta que vincula a los anglosajones ‎con los banderistas desde la caída del III Reich. Lanzando una importante alerta, ‎Meyssan observa que la opinión pública occidental ha sido incapaz de percibir el ‎resurgimiento del racialismo nazi en Ucrania y en los países bálticos y que tampoco sabe que muchos ‎de los ucranianos que hoy llegan a Europa occidental están permeados por la ‎ideología banderista. ¿Habrá que esperar a que comiencen los atentados nazis ‎en Europa occidental para que despierte la opinión pública?‎ – Red Voltaire | París (Francia)

Thierry Meyssan*

Este artículo da continuación a los trabajos‎
1. «Rusia quiere obligar Estados Unidos a respetar ‎la Carta de la ONU», 4 de enero de 2022.‎
2. «Washington prosigue en Kazajastán el plan de la ‎RAND Corporation, que ya continúa ‎en ‎Transnistria», 11 de enero de 2022.
3. «Washington se niega a escuchar a Rusia y ‎a China‎», 18 de enero de 2022.‎
4. «La increíble sordera de Washington y Londres», ‎1º‎ de febrero de 2022.‎
5. «Washington y Londres tratan de mantener su ‎dominación sobre Europa», ‎8 de febrero de 2022.‎
6. «Dos interpretaciones sobre la cuestión de Ucrania», 16 de febrero de 2022.‎
7. «Washington hace sonar el clarín pero sus aliados retroceden», 22 de febrero de 2022.‎
8. «Vladimir Putin en guerra contra los “straussianos», 5 de marzo de 2022.‎
9. «Banda de drogadictos y de neonazis”», ‎‎6 de marzo de 2022.‎
10. «Estupor de Israel ante los neonazis ucranianos», 9 de marzo de 2022.‎
11. «Ucrania, otra gran manipulación», 22 ‎de marzo de 2022.
12. «El Nuevo Orden Mundial que nos preparan con el pretexto de la guerra en Ucrania», 29 de marzo de 2022.
13. «Propaganda de guerra bajo una nueva forma», 5 de abril de 2022.

‎‎El apoyo de Occidente al nazismo (1933-1940) – El apoyo masivo que Estados Unidos y sus aliados aportan a los “banderistas” ucranianos ‎contra Rusia es comparable al apoyo que Occidente aportó antes a la Alemania de Hitler contra ‎la URSS. Debemos recordar que absolutamente todos los Estados de Occidente creyeron en ‎algún momento que los nazis eran la solución para la crisis económica de 1929. Creyeron que ‎sólo los nazis podían proponer una alternativa creíble al capitalismo. Por supuesto, casi todos ‎esos Estados cambiaron de opinión cuando el peligro nazi se volvió contra ellos.

Como ejemplo, vale la pena recordar que el ministro de Exteriores de Francia, Georges ‎Bonnet, encantado ante la política del Reich hacia los judíos, propuso a su homólogo alemán, ‎Joachim von Ribbentrop, deportar a los judíos de Francia, de Polonia y de Alemania a una lejana ‎colonia francesa, Madagascar [1]. ‎El propio Georges Bonnet firmó a nombre de Francia el Compromiso Franco-Alemán de ‎Colaboración Pacífica con el ministro de Exteriores del Reich, Joachim Ribbentrop, el 6 de ‎diciembre de 1938. El primer ministro británico ‎Neuville Chamberlain organizó por su parte los Acuerdos de Munich –‎firmados el 30 de septiembre de 1938– que liquidaron Checoslovaquia en beneficio del Reich ‎‎ [2], mientras que el gobernador del Banco de Inglaterra, Montagu Norman, robó ‎‎27 toneladas de oro checoslovaco para ayudar a reforzar los ejércitos nazis [3].  También hay que mencionar que, en 1940, Prescott Bush –el padre del presidente estadounidense ‎George H. Bush y abuelo del presidente George W. Bush– invirtió en las fábricas del campo de ‎prisioneros de Auschwitz –que se transformaría en campo de exterminio en 1942 [4].‎

Después de la caída del nazismo, ninguno de aquellos personajes tuvo comparecer ante la justicia. ‎Al contrario, se hizo el mayor esfuerzo por enterrar aquellas infamias. Hoy deberíamos evitar ‎que eso vuelva a suceder. ‎

El papel de los banderistas ucranianos en la guerra fría – Durante la Segunda Guerra Mundial, Alfred Rosenberg, teórico del nazismo y ministro del Este ‎‎(Ostminister) del III Reich, confió al letón Gerhard von Mende la misión de lograr que los ‎pueblos de la URSS se pusiesen del lado de Hitler. Von Mende concibió entonces un modelo de ‎manipulación de las minorías que la CIA retomó posteriormente. Con la cooperación del ‎Gran Muftí de Jerusalén, Amin al-Husseini, Von Mende creó escuelas de clérigos musulmanes en ‎las ciudades alemanas de Gottingen y Dresde, hizo nombrar un Gran Muftí en Crimea y enroló ‎musulmanes en las SS. Von Mende fue también el oficial encargado de “atender” al ‎‎«nacionalista» ucraniano Stepan Bandera. ‎

En Washington, el presidente Harry Truman y su sucesor Dwight Eisenhower decidieron esforzarse ‎al máximo en la guerra psicológica contra los soviéticos. Fue así como la CIA creó el «Comité ‎Americano para la Liberación de los Pueblos de la URSS» (AmComLib), que manejó las ‎transmisiones de Radio Liberty desde Munich. ‎

En otras palabras, la CIA “recicló” al nazi letón Gerhard von Mende, quien propuso a sus nuevos ‎jefes estadounidenses abrir en Munich una mezquita, que en definitiva fue puesta en manos de ‎Said Ramadan –el yerno del fundador de la Hermandad Musulmana, Hassan al-Banna [5]. ‎

También fue Von Mende quien “arregló” los problemas de Stepan Bandera y lo “recicló” en ‎el MI6 y en la CIA [6]. ‎

Por orden del III Reich, el ex lugarteniente de Stepan Bandera y primer ministro ucraniano ‎impuesto por los ocupantes nazis, Yaroslav Stetsko, fue uno de los fundadores del Bloque de ‎Naciones Antibolcheviques (ABN, siglas en inglés), durante la Segunda Guerra Mundial. ‎Posteriormente, durante la guerra fría, Stetsko perpetuó la existencia del ABN, pero al servicio de Estados Unidos, y se convirtió en un pilar de la Liga Anticomunista Mundial (WACL), creada por ‎la CIA [7].‎

La sede del ABN se instala en Munich, desde donde Stepan Bandera y Yaroslav Stetsko dirigen ‎operaciones de sabotaje dentro de la URSS. El presidente del ABN es el danés Ole Bjorn Kraft, ‎ex presidente del Consejo del Atlántico Norte –la autoridad civil que dirige las fuerzas de ‎la OTAN. Varias operaciones fueron organizadas en colaboración con la CIA y con el MI6, o sea ‎bajo la supervisión de Frank Wisner –el abuelo por alianza de Nicolas Sarkozy– y de Kim Philby. ‎Pero Philby trabajaba para los soviéticos y transmitió al KGB la información necesaria para ‎hacerlas fracasar [8].‎

Uno de los colaboradores de Yaroslav Stetsko, Lev Dobriansky, ‎, se convirtió en embajador de Estados Unidos en Bahamas‎ y su hija Paula Dobriansky fue ‎subsecretaria de Estado para la democracia (sic) en la administración de George Bush hijo. Fue ‎precisamente Paula Dobriansky quien financió –durante 10 años– una serie de estudios ‎‎“históricos” tendientes a hacer olvidar que el Holodomor –la gran hambruna que afectó Ucrania ‎en 1932-1933– también asoló Rusia y Kazajastán y a hacer creer que fue organizado por Stalin ‎para acabar con el pueblo ucraniano –los banderistas utilizan ese mito para afirmar que existe ‎un odio secular ruso contra los ucranianos. Posteriormente, Paula Dobriansky ocupó altos cargos ‎en la agencia de prensa Reuters y hoy trabaja en el Atlantic Council. Paula Dobriansky era ‎vicepresidente de la NED en el momento del putsch de Maidan.‎

Stepan Bandera es asesinado por el KGB en 1955. Stetsko falleció en 1986. Los dos están ‎enterrados en Walffriedhof, Alemania.‎

El apoyo de los anglosajones a los yihadistas – En 1979, el presidente estadounidense James Carter autoriza la “Operación Ciclón”, para enviar ‎yihadistas árabes –miembros de la Hermandad Musulmana– a que luchen contra ‎el gobierno comunista afgano. Es entonces cuando aquella pequeña organización terrorista ‎se convierte en un verdadero ejército [10]. ‎Después de la guerra en Afganistán, vendrán las de Yugoslavia y Chechenia y finalmente ‎‎“aparece” el Emirato Islámico (Daesh) en Irak y en Siria [11].‎

Durante 40 años, se invita a todos los países miembros de la OTAN a que concedan «asilo político» ‎a los yihadistas «perseguidos» por las «dictaduras» árabes. Al menos 17 países miembros de ‎la OTAN participan en la operación “Timber Sycamore” de entrega de armas a los yihadistas ‎por valor de miles de millones de dólares [12]… ¡hasta el día ‎que esos terroristas acabaron por amenazar a los países occidentales! Habría que aprender a ‎no cometer otra vez los mismos errores. ‎

El apoyo de Occidente a los banderistas ucranianos, a los ustachis croatas y a los neonazis de ‎los países del Báltico – Durante la guerra fría, Estados Unidos incorporó a su dispositivo antisoviético numerosos nazis ‎especializados en tareas de represión. Entre ellos había individuos como Klaus Barbie –el ‎‎«Carnicero de Lyon», “reciclado” como jefe de la represión en Bolivia– y Alois Brunner quien, ‎después de haber exterminado judíos en Austria, Grecia y Francia, fue convertido en consejero ‎especial del presidente sirio en 1954 –antes de la llegada del partido BAAS al poder. Parecía que, ‎después de la desaparición de la URSS, la CIA y el MI6 habían puesto fin a todo eso. ‎

Sin embargo, a raíz de la disolución del Pacto de Varsovia y de la independencia adquirida por ‎ciertos Estados ex soviéticos, aparecieron en el espacio público milicias banderistas, ustachis ‎y nazis… y obtuvieron el respaldo de los anglosajones, en nombre de la colaboración de ‎sus padres durante la guerra fría. ‎

Veamos varios ejemplos:‎ En Bulgaria, desde unos 15 años, se realiza anualmente en Sofía, la capital, una manifestación ‎pública en recuerdo del general Hristo Lukov [13]. En Estonia, la misma tendencia comenzó, en 2009, con la repatriación de las cenizas del coronel SS ‎Alfons Rebane, llamado «el Rommel estonio». Vino después la inauguración de una placa ‎conmemorativa [14], también con el apoyo del presidente Toomas Hendrik Ilves –quien fue ‎funcionario estadounidense. En 2012, el ministro de Defensa estonio, Urmas Reinsalu, estuvo en ‎la isla de Saarema para participar en una ceremonia de la Alianza de Combatientes por la Libertad ‎de Estonia –una organización de estonios que colaboraron con los nazis– y para felicitar allí a ‎ex miembros de las SS por haber «liberado la patria» [15].‎  En Letonia, la presidente Vaira Vīķe-Freiberga (1999-2007) afirma que «los SS eran héroes de la ‎lucha antisoviética». Esta señora presidente letona hizo modificar los manuales de Historia de las ‎escuelas y autoriza la realización de manifestaciones en recuerdo de esos «héroes». En Letonia, ‎con un 25% de habitantes de origen ruso, se ha prohibido el uso del idioma ruso en las escuelas de ‎nivel secundario. Junto con Estonia, Letonia construyó en 2018 un muro en su frontera con Rusia ‎‎ [16]. En Bolivia, el MI6 británico se apoyó en la comunidad ustachi existente en ese país para derrocar ‎al presidente Evo Morales, en 2019 [17]. ‎

El 18 de noviembre de 2020, la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU adoptaba ‎una resolución sobre la Lucha contra la glorificación del nazismo, del neonazismo y otras prácticas ‎que contribuyen a alimentar las formas contemporáneas de racismo, de discriminación racial, de ‎xenofobia y de intolerancia asociadas (Nations Unies A/C.3/75/L.49). Sólo votaron en contra ‎Estados Unidos y Ucrania y todos los miembros de la OTAN y de la Unión Europea ‎se abstuvieron.

Las mismas causas producen los mismos efectos – El 8 de mayo de 2007, en la ciudad ucraniana de Ternopol, grupúsculos nazis e islamistas crearon ‎un «Frente Antimperialista» para luchar juntos contra Rusia. Organizaciones de Lituania, ‎Polonia, Ucrania y Rusia participan en ese frente, que incluye separatistas islamistas de Crimea, ‎de Adiguea, de Daguestán, de Inguchetia, de Kabardino-Balkaria, de Karachayevo-Cherkesia, de ‎Osetia y de Chechenia. Al no poder viajar a Ternopol –debido a sanciones internacionales ‎contra él– el emir autoproclamado de Ichkeria (Chechenia), Doku Umarov, a quien la ONU ‎considera miembro de al-Qaeda, envía un texto que será presentado a los participantes.

‎El presidente de ese «Frente Antimperalista» es el ucraniano Dimitro Yarosh, quien se va a ‎luchar en Chechenia. Junto con el llamado «Fuhrer blanco», Andriy Biletsky, Dimitro Yarosh crea ‎Pravy Sektor (Sector Derecho), grupo de extrema derecha muy presente en el putsch de la Plaza ‎Maidan. Yarosh y Biletsky también crean después el batallón Azov. Desde el 2 de noviembre ‎de 2021, Diimitro Yarosh es consejero especial del jefe de las fuerzas armadas de Ucrania. ‎

‎Después de la disolución de la URSS, Ucrania resucitó sus viejos demonios. Los manuales de ‎Historia de los escolares fueron modificados y hace ahora 30 años que se enseña a los niños ‎ucranianos que su país sólo fue independiente gracias a los nazis. También se les inculca que ‎no tienen genes comunes con los rusos, los cuales son una raza inferior. Cada año, decenas de ‎miles de niños y adolescentes ucranianos van a los «campos de vacaciones» de los banderistas, ‎como las Juventudes Hitlerianas de la Alemania nazi. Esos son los jóvenes, niñas y niños que hoy ‎encuentran asilo en los países miembros de la Unión Europea. Como antes sucedió con los jóvenes, niños y ‎niñas vinculados a la Hermandad Musulmana, es muy probable que acaben perpetrando atentados ‎en los países que hoy los reciben. ‎

En este instante, los banderistas ya están reclutando cadetes en Alemania, Canadá, Francia y ‎Polonia, así como en Reino Unido y en Estados Unidos, e incluso captan oficiales en las ‎academias militares de esos países. Con ese objetivo crearon, en 2019, una orden secreta llamada ‎Centuria que difunde la ideología banderista y pronazi. Centuria se opone a los procedimientos ‎democráticos y al sufragio universal. Sus miembros recitan la «Plegaria de los Nacionalistas ‎Ucranianos», redactada por Josef Mashchak durante el breve periodo que separó las dos guerras ‎mundiales, y enarbolan la Cruz del Sol danesa mientras multiplican las referencias a la Sociedad ‎Thule, de la cual provenían los más altos dignatarios nazis. Los ejercitos occidentales de hoy ‎no han tomado en serio esa amenaza. Como ya sucedió en el Medio Oriente con la ideología de ‎la Hermandad Musulmana, la ideología pronazi de los banderistas se extiende en Occidente ‎como un reguero de pólvora. ‎

La bestia inmunda ya está entre nosotros. ‎¿Cómo podemos ser tan ciegos? ‎

 

*Thierry Meyssan – Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump. Ante nuestros ojos la gran farsa de las «primaveras árabes» (2017).

 

Información: Red Voltaire / Imagen: 1- Joachim Ribbentrop y Georges Bonnet firman el Compromiso Franco-Alemán de Colaboración ‎Pacífica en 1938.‎  / 2- La sede de Radio Liberty en Munich. Stepan Bandera, líder de los ‎colaboradores ucranianos de los nazis, y Said Ramadan, el heredero de Hassan al-Banna a la ‎cabeza de la Hermandad Musulmana, trabajaron al mismo tiempo en Radio Liberty. / 3- El emblema de la División SS “Das Reich”. / 4- El logo del Bloque de Naciones Antibolcheviques (ABN). / 5- El emblema del Regimiento Azov. / 6-En 1983, el presidente estadounidense Ronald Reagan y su vicepresidente, ‎George Bush padre, reciben a los banderistas en la Casa Blanca. Entre los visitantes está Yaroslav Stetsko, el primer ministro designado por los nazis.‎ / 7- El 23 de septiembre de 1953, el presidente Eisenhower recibía una ‎delegación de la Hermandad Musulmana en la Casa Blanca. A partir de ese momento, esa ‎organización terrorista dispone del respaldo de la CIA. / 8- En esta imagen de 2006, jóvenes ucranianos miembros de la OUN-B –la ‎Organización de los Nacionalistas Ucranianos-Banderista– reciben un curso de sabotaje en una ‎base de la OTAN, en Estonia. El aprendizaje terminó con un homenaje a los soldados ‎alemanes, estonios y finlandeses que dieron sus vidas por el III Reich. / 9- Dimitro Yarosh, agente ucraniano de las redes stay behind de la OTAN. / 10- El 7 de abril de 2022, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski (a la derecha) habló por ‎videoconferencia ante el parlamento de Grecia. Durante esa intervención, Zelenski mostró un ‎corto video donde un ucraniano de origen griego (a la izquierda) se presentó como miembro del regimiento ‎Azov y explicó la lucha de esa fuerza contra Rusia. ‎

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Artículo bajo licencia Creative Commons  La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND). Fuente: «Londres y Washington se hacen discretos», por Thierry Meyssan, Red Voltaire , 20 de febrero de 2022, www.voltairenet.org/article215760.html

 

La Voz del Árabe (LVÁ) – INTERNACIONAL – Cd. de México, abril 20del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.