PAZ ENTRE ISRAEL Y PALESTINA «AVANZA CON EL GOBIERNO DE BIDEN”

-La paz entre Israel y Palestina «avanza con el gobierno de Biden trabajando discretamente entre bastidores – Cientos» de árabes estadounidenses trabajan en la administración de EE.UU., incluyendo varias docenas de nombramientos de alto perfil como el de Amr

Ray Hanania

El gobierno de Biden está haciendo cosas silenciosamente para unir a israelíes y palestinos, trabajando fuera de los titulares para mejorar la vida de la gente, dijo el Subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos Israelíes y Palestinos, Hady Amr, en una entrevista exclusiva con Arab News.

Amr, que definió sus responsabilidades como «la coordinación de la política exterior de EEUU con respecto a Israel y los palestinos (para el Departamento de Estado)», dijo que el presidente de EEUU, Joe Biden, y el secretario de Estado, Anthony Blinken, se han comprometido a garantizar que los árabes estadounidenses tengan un «papel real» en ese proceso.

En su primera entrevista pública desde que fue nombrado el 20 de enero de 2021, Amr dijo que una de sus principales responsabilidades es «coordinar la política exterior de EEUU con respecto a Israel y a los palestinos individualmente y también en los esfuerzos para salvar la división entre ambos» para crear una atmósfera en la que la paz sea posible. Dijo que la administración Biden ha avanzado en ese frente.

«Si usted es una persona corriente que vive en Cisjordania y la Franja de Gaza, ha visto algunos cambios en el último año. Israel ha aumentado el suministro de agua en Gaza en un 40%. No parece mucho, pero realmente marca la diferencia en la vida de la gente», dijo Amr.

«Israel ha concedido más de 10.000 permisos de trabajo a los palestinos de Gaza para trabajar en Israel. Eso no ocurría hace un año y es un número mayor que en cualquier otro momento en muchos, muchos años. Y como acabamos de oír en los últimos días, Israel ha anunciado que aumentará esa cifra a unos 20.000. Y, como resultado de ello, hemos visto que el desempleo ha disminuido de forma significativa para la población de Gaza por primera vez. Y así, la situación está mejorando».

Amr dio otro ejemplo: «Israel ha expedido tarjetas de identificación a miles de palestinos de Cisjordania que no las tenían. En nuestra opinión, no son sólo cuestiones administrativas o económicas. Son cuestiones que afectan a la libertad de movimiento. De tener un permiso de residencia que te permita viajar. Esperamos y deseamos que supongan una diferencia real en la vida de la gente».

Dijo que hay muchos ejemplos de cómo las presiones sobre los palestinos están disminuyendo, lo que a su vez ayuda a crear un ambiente positivo fuera de los titulares de los medios de comunicación para hacer las cosas.

Pero Amr subrayó que la Administración Biden, a través del secretario de Estado Anthony Blinken, está «trabajando silenciosa e implacablemente en una serie de otros asuntos entre bastidores» que no puede detallar.

«También dijo que íbamos a trabajar entre bastidores a través de una diplomacia silenciosa e implacable con ese fin, y esa es nuestra filosofía principal», explicó Amr, refiriéndose a Blinken.

«El secretario de Estado cree que eso es importante por sí mismo, pero también como medio para volver a una solución negociada. Ese es el panorama general».

Amr dijo que no quiere hablar de los esfuerzos que se están realizando actualmente para acercar a israelíes y palestinos en pos de la paz. «No quiero entrar en eso porque me parece que cuanto más hablamos de estas cosas por adelantado, menos probable es que ocurran. Pero mi esperanza es que vamos a seguir trabajando en estos pasos que mejoran la calidad de vida de la gente corriente, que esperamos que empiecen a crear una confianza y nos hagan volver a la dirección a la que queremos ir.»

Dijo Amr: «Estados Unidos ha reanudado lo que consideramos una ayuda vital para el pueblo palestino. Hemos proporcionado más de 500 millones de dólares en el último año, más de 400 millones de ellos a través de la UNRWA, la agencia de la ONU que proporciona servicios. Y creemos que estos fondos suponen una diferencia real que mejora la calidad de vida de la gente corriente». Dijo que se inspiró de niño en las palabras del reverendo Dr. Martin Luther King Jr., quien dijo: «La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes». La cita está incrustada entre varias en el monumento a MLK en Washington, DC.

La carrera de Amr ha incluido su trabajo en el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial y en varias organizaciones de las Naciones Unidas, entre ellas UNICEF, donde dijo: «Siempre he tratado de infundir el concepto de llevar a la gente la igualdad y la justicia que merecen en ese trabajo».

En la campaña de las elecciones presidenciales de 2000, Amr fue director nacional de compromiso étnico del candidato y ex vicepresidente, Al Gore. Más tarde fue administrador adjunto para Oriente Medio en la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, «ayudando a gestionar los programas de ayuda exterior.» En 2013 pasó cuatro años trabajando como enviado especial adjunto para las negociaciones palestino-israelíes para el secretario de Estado John Kerry.

Amr dijo que se sentía honrado de que la administración Biden le pidiera que trabajara bajo las órdenes de Blinken en el Departamento de Estado y que llevara a cabo una política para tratar a israelíes y palestinos por igual.

«El presidente Biden lo expresó cuando dijo que cree que los israelíes y los palestinos merecen por igual vivir con seguridad y disfrutar de las mismas medidas de libertad, prosperidad y democracia», dijo Amr.

Mientras los estadounidenses de origen árabe se preparan el 1 de abril para conmemorar el «Mes de la Herencia Árabe Americana», Amr insistió en que los estadounidenses de origen árabe están desempeñando un papel importante en la administración de Biden.

«Los árabes americanos tienen absolutamente un papel. Como joven que crecía y luego como estudiante universitario, nunca vi nombres como los nuestros en el gobierno. No digo que no estuvieran ahí, pero eran invisibles. En algún momento me prometí a mí misma que si alguna vez tenía la oportunidad de intentar cambiar eso, lo haría. Quiero que mis hijos crezcan en un Estados Unidos en el que sea normal que los estadounidenses de origen árabe tengan un papel visible en el gobierno», dijo Amr.

«Aunque los árabes-americanos sólo representan el 1% de la población de Estados Unidos, entre las decenas de miles de empleados del departamento de Estado, varios centenares son ahora árabes-americanos, desde el nivel de entrada hasta los altos cargos. Esto no era así cuando llegué a Washington hace décadas. Muy a menudo tenía la sensación de ser el único árabe-americano en la sala».

Hoy en día, hay «muchos árabes americanos aquí en la oficina de Oriente Medio donde trabajo», así como un «Grupo de Afinidad de Árabes Americanos en Asuntos Exteriores», que se creó hace más de una década y cuenta con unos 400 miembros, dijo. El «Grupo de Afinidad» es uno de los muchos que representan a los componentes étnicos estadounidenses, como los afroamericanos, los hispanos y los asiáticos.

«Junto a la diversidad que es Estados Unidos, hay árabes americanos en todos los niveles del Departamento de Estado. La jefa de gabinete del secretario de Estado, Suzy George, es árabe-americana. Hay estadounidenses de origen árabe en todo el departamento, incluso aquí en la Oficina de Asuntos de Oriente Próximo, en mi equipo, junto con toda una gama de estadounidenses diversos de todos los orígenes», dijo Amr.

«Realmente depende de la comunidad (árabe) decidir si el presidente cumplió o no sus compromisos. Pero lo que veo es que esta es una administración que se ha comprometido a cumplir las cosas. Hay cientos de estadounidenses de origen árabe en la administración pública, aquí en el Departamento de Estado y en el servicio exterior, que están ascendiendo en el escalafón».

Amr aseguró que la diversidad y la inclusión «contribuirán a la paz entre israelíes y palestinos». Amr se ha convertido en una pieza clave para ayudar a la administración Biden a definir sus políticas hacia los israelíes y los palestinos. El año pasado, surgieron informes de que Biden podría nombrarlo cónsul general de Estados Unidos en Palestina. Blinken había anunciado en mayo de 2021 sus esperanzas de restablecer el consulado de EEUU ante los palestinos en Jerusalén, donde el cónsul general prestaría sus servicios. Sin embargo, la idea sigue en suspenso.

«La paz, la libertad, la seguridad y la prosperidad que todos buscamos para todos los israelíes y palestinos es algo que cuesta mucho trabajo. No siempre es una cosa de titulares. Son cosas como los permisos de trabajo para que los palestinos de Gaza puedan trabajar en Israel, que han ayudado a reducir la tasa de desempleo en Gaza, los permisos de residencia para que los palestinos de Cisjordania puedan llevar una vida más normal, proporcionar más agua, proporcionar más electricidad». dijo Amr.

«La paz no es sólo una cuestión de grandes titulares. Se trata de construir y abordar las preocupaciones que afectan a la vida de la gente corriente. También se trata de evitar que ocurran cosas que no queremos que ocurran. En esencia, lo que tratamos de hacer es acentuar lo positivo, minimizar lo negativo y tratar de avanzar y

construir buenas relaciones que mejoren la vida de la gente corriente».

 

Información: ArabNews / Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – NOTICIAS – Cd. de México, abril 7 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

2 comentarios en «PAZ ENTRE ISRAEL Y PALESTINA «AVANZA CON EL GOBIERNO DE BIDEN”»

  • el 7 abril, 2022 a las 5:46 pm
    Enlace permanente

    Todo suena muy bonito, pero tampoco es como para colgarle a nadie una medalla. De hecho, ¡ya era hora! Después de robar la tierra a los palestinos (y continuar haciéndolo en este momento mientras el amable lector esta leyendo), el Sionismo y su organo regulador ONU hicieron legal tal hurto y desde entonces armaron hasta los dientes al ejercito de Israel. Si bien la carrera de Amr ha incluido su trabajo en el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial y en varias organizaciones de las Naciones Unidas, entre ellas UNICEF, por más propaganda que le inviertan a mi muy particular punto de vista, lejos de ser algo bueno, me suena como una carrera para implementar protocolariamente actos del crimen organizado. Quien aun crea que Biden tiene buena fe para ayudar a alguien sin estar buscando algo a cambio por favor pídale a los Reyes Magos que se los haga realidad.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.