GABINETE LIBANÉS PIDE NO CAER EN EL POPULISMO

-El gabinete libanés pide al poder judicial que no caiga en el populismo mientras los bancos planean una huelga – El abogado del hermano del gobernador del banco central dice que las pruebas contra él son «especulaciones de los medios de comunicación.

El sábado se convocó una reunión del Gabinete para abordar las acciones judiciales contra siete bancos en el Líbano. En la reunión se examinó el conflicto entre los bancos y el poder judicial. La sesión extraordinaria se celebró bajo el título «El interés superior del Estado».

El Consejo de ministros concluyó afirmando que el consejo de ministros había acordado que la ley seguiría su curso basándose en el principio de cooperación entre las autoridades sin ninguna discriminación ni discreción.

También acordó que los asuntos judiciales serían resueltos según las leyes por el personal de la autoridad judicial. Una fuente ministerial que participó en la sesión declaró a Arab News que los ministros consideraron que no está permitido que los jueces utilicen el dinero de los depositantes para lograr cierto populismo.

El juez no debe ser populista y tuitear en Twitter, según algunos ministros. «Los bancos se equivocan, efectivamente, y hay una crisis importante, pero debe abordarse de forma equilibrada y no aleatoria», sugirieron.

En respuesta a lo que describió como un «ataque judicial a los bancos», la Asociación de Bancos ha pedido que se promulgue la ley de control de capitales lo antes posible.

Además de la huelga, la asociación advirtió que podría «tomar otras medidas que sean necesarias para preservar la economía nacional y el supremo interés libanés».

La decisión sobre un conjunto de demandas presentadas por grupos de activistas contra algunos de los principales bancos de Líbano para recuperar el dinero de los depositantes coincidió con las investigaciones sobre los cargos contra el gobernador del banco central por sospechas de enriquecimiento ilícito y blanqueo de dinero.

Los procedimientos judiciales dieron lugar a la ejecución del embargo de los activos, acciones y bienes inmuebles de Fransabank y del Creditbank y las sucursales de Blom Bank en Trípoli.

La Asociación de Depositantes indicó su intención de «presentar más demandas ejecutivas contra los bancos en los próximos días». En un acontecimiento relacionado, el hermano del gobernador de Central Bak, Raja Salameh, fue detenido por la fiscal de apelación de Monte Líbano, Ghada Aoun, tras comparecer ante ella como testigo.

El abogado de Salameh, Marwan Issa El-Khoury, dijo que las acusaciones de «enriquecimiento ilícito y blanqueo de dinero» eran infundadas y que el caso era una «especulación mediática sin ninguna prueba».

El gobernador del banco central se abstuvo de acudir al despacho del juez Aoun hace más de una semana como testigo, ya que había presentado una demanda para responder al juez Aoun sobre el caso en el que se le investigaba. Aoun también ha emitido una prohibición de viajar contra Salameh.

Dijo que la posibilidad de que la autoridad política presionara al poder judicial era un «ataque inaceptable a los jueces que cumplen con su deber profesional, si a algunas personas no les gustaba tal o cual acusación».

El juez Aoun, afín al presidente, pidió en un tuit a los jueces libaneses que se armaran con «la verdad y el texto legal. En vosotros está la esperanza de salvar al país de la injusticia, el acoso a los débiles y la desviación de influencia».

Una de las salidas a la crisis actual es remitir el enfrentamiento entre depositantes y bancos al Tribunal de Apelación. Es posible que el tribunal decida el lunes aplicar la decisión de romper el embargo de las cajas fuertes y mantener la incautación del valor del depósito del demandante.

También el sábado, el líder del partido Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, dijo que «algunos propietarios de bancos y sus administradores tienen parte de la responsabilidad de lo ocurrido con los depósitos de los depositantes, y por tanto deben ser procesados legalmente».

Pero añadió: «Lo que está ocurriendo ahora con el tema de los bancos es una especie de farsa y un engaño a la opinión pública».

Geagea expresó su temor de que «estas medidas autoritarias que utilizan parte del poder judicial como herramienta para ellos, y que están amparadas por la ley, destruyan el sector bancario en lugar de reformarlo».

Geagea dijo que «el presidente, el gobierno actual y la mayoría parlamentaria son responsables del daño que sufren los ciudadanos libaneses como resultado de todas sus maldades personales, los continuos intentos de chantaje o los intentos de cambiar a algunos funcionarios para nombrar a los más malvados ladrones en su lugar».

 

Información: ArabNews / Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – ECONOMÍA – Cd. de México, marzo 22 del 2022

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.