MARRUECOS, A LOS COMICIOS MÁS IMPORTANTES DE SU HISTORIA

340 visitas

– Más de 18 millones de votantes están llamados a renovar su parlamento y a nombrar a los 395 parlamentarios que los representarán en la Asamblea Nacional.

Este miércoles se llevarán a cabo las elecciones legislativas en las que se decidirá el futuro gobierno de Marruecos. Esto implica definir inversiones públicas masivas, un ecosistema industrial en auge, una economía resiliente: en el papel, Marruecos tiene todo para escalar hasta la cima de los países emergentes.

Más de 18 millones de votantes están llamados a renovar su parlamento y a nombrar a los 395 parlamentarios que los representarán en la Asamblea Nacional, en la que es considerada como las terceras elecciones legislativas más importantes de su historia desde la reforma constitucional de 2011 y, sobre todo, en contexto de la pandemia de Covid-19,

Por curioso que parezca, estos comicios se realizan durante la tercera consagración de la nueva democracia marroquí resultante de la Primavera Árabe de los años 2010-2011. En esta nueva configuración política que la dinámica social exigirá un cambio, las elecciones marroquíes parecen asumir un tema de gran importancia que, más allá del aspecto político, también afecta a los sectores sociales y económicos.

UNA ELECCIÓN MARCADA POR LA CRISIS SANITARIA – La pandemia del Covid-19, que también está afectando al país magrebí, ya ha provocado una reorganización del proceso de campaña electoral, que se inició en agosto. Por primera vez, se centró en respetar las medidas de distanciamiento social, así como en el uso de canales digitales para llegar a los votantes. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, cabe destacar que la celebración de estas elecciones en buenas fechas es el resultado de una estrategia proactiva de gestión de la crisis sanitaria.

Es importante destacar que, tan pronto como apareció el primer caso de coronavirus en territorio marroquí, las decisiones de política sanitaria adoptadas por las autoridades se reorientaron muy temprano para contener la propagación de la enfermedad en territorio marroquí. Ya en marzo de 2020, cuando el país se encontraba apenas en la etapa 1 de la pandemia, el gobierno anunció la adopción de medidas de contención restrictivas y estrictas, poniendo en marcha una estrategia que no se había adoptado sólo en las etapas 2 y 3 del enfermedad en los países occidentales.

De hecho, muchos analistas consideran que Marruecos es el país que mejor ha resistido la pandemia, ubicándose en lo más alto del podio africano en términos de vacunación (más del 60% de su población objetivo hasta la fecha ha recibido al menos una dosis). habiendo logrado movilizar recursos considerables para su recuperación económica durante los últimos dos años, al tiempo que desplegó una gigantesca red de seguridad para las poblaciones más vulnerables. A nivel industrial, el Reino de Cherifian, que se ha centrado desde mediados de la década de 2000 en la producción de automóviles en particular, ha visto saltar sus exportaciones y debería cruzar el hito simbólico de 10 mil millones de dólares en valor para 2023 con cerca de 700,000 mil vehículos producidos por año.

 “El Reino logró reorganizar el tejido productivo para bloquear las olas de contaminación, al tiempo que desplegó importantes medidas destinadas a servir como amortiguador económico del significativo choque social inducido por las medidas de contención. El país también ha aprovechado esta crisis para iniciar reformas fundamentales, como la generalización de la protección social, lanzada en la primavera de 2021, así como la digitalización paulatina de los servicios públicos ”.

¿EL PLANO GEOPOLÍTICO? – Estas terceras elecciones desde la «Primavera Árabe» y la reforma constitucional de 2011, que redistribuyeran los poderes entre el Palacio Real y el ejecutivo, se celebran a pesar de las limitaciones vinculadas a la pandemia y son de particular importancia ya que el equilibrio de poder en la región está evolucionando sustancialmente, especialmente entre Marruecos y Argelia.

Durante el último mes, el mundo ha tenido los ojos clavados en Afganistán , viviendo al ritmo de la toma del país por los talibanes y la desconexión estadounidense, emblemática de un cambio radical de doctrina por parte del Tío Sam. Se está produciendo una reconfiguración geopolítica, uno de cuyos momentos importantes serán las elecciones generales que se celebrarán en Marruecos el 8 de septiembre, aun cuando el Magreb atraviesa grandes cambios.

¿QUÉ CAMBIOS HA HABIDO EN MARRUECOS DESDE 2011? – Las reformas, que culminaron en una nueva constitución, aprobada abrumadoramente por los marroquíes en un referéndum en julio de 2011, otorgaron al primer ministro más poder ejecutivo, incluida la autoridad para nombrar funcionarios del gobierno y disolver el parlamento, poderes que anteriormente tenía el rey.

También ha habido una relajación de las restricciones a la sociedad civil desde 2011, incluida la creación de un organismo independiente, el Consejo Nacional de Derechos Humanos, para garantizar que el país cumpla con sus compromisos internacionales de proteger y promover los derechos humanos.

También se han realizado progresos encomiables en materia de derechos de la mujer. La edad mínima para contraer matrimonio se elevó a 18 años y, en 2018, una ley de violencia contra la mujer tipificó como delito algunas formas de violencia doméstica, estableció medidas de prevención y proporcionó nuevas protecciones a las sobrevivientes.

EL ORGULLO MARROQUÍ – Además de los aspectos económicos y sociales, estas elecciones también son importantes desde el punto de vista político y diplomático. Las reacciones recientes y los últimos éxitos de la diplomacia marroquí, ante las travesuras de Argelia y las turbias maniobras de España y Alemania, hacen que cada marroquí se sienta orgulloso de su patria y de sus instituciones. Por lo tanto, un mayor fortalecimiento de la buena gobernanza sólo puede consolidar esta imagen sin precedentes de un Marruecos fuerte que «no se deja pisotear» y que defiende su integridad por todos los medios, preservando sus alianzas con socios dignos de ese nombre.

VARIOS FACTORES EN CUENTA Es importante tener en cuenta el reconocimiento por parte de Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental en diciembre de 2020. Considerado uno de los conflictos de baja intensidad más antiguos del mundo, la disputa por el Sahara Occidental se opone a Marruecos, que administra este territorio en gran parte desértico del sur. del Reino, y el Frente Polisario, apoyado política, financiera y militarmente por Argelia. Reconoció que por una decena de países, el Frente Polisario exige la organización de un referéndum autodeterminación en el Sáhara Occidental, donde Marruecos ofrece una amplia autonomía para este territorio desde 2007. En segundo lugar, la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel, un país donde viven cerca de 700.000 judíos del Reino Shereefian, intensificó las tensiones entre los dos países. Más recientemente, una iniciativa del representante de Marruecos en las Naciones Unidas, destinada a apoyar el movimiento autonomista en Cabilia actuó como «Casus Belli» para Argelia, lo que llevó a este último a romper sus relaciones con su vecino, con quien se han reducido las fronteras terrestres. cerradas desde mediados de la década de 1990, a pesar de las numerosas llamadas de Rabat para reabrirlas.

TÁNGER, EL PUNTO DE ENCUENTRO – Tánger, la ciudad rebelde de Detroit, que ha fascinado a generaciones de escritores, es el escaparate y símbolo de las transformaciones económicas de Marruecos. Abandonada y marginada por Hassan II, la ciudad recibió mucha atención después de la adhesión en 1999 de su hijo, Mohammed VI. Creación de una zona franca y un gigantesco puerto de aguas profundas en el Mediterráneo (Tánger Med), carreteras, TGV (el país es, desde 2019, el único en África que tiene una red de líneas de alta velocidad): en un poco Durante una década, la región de Tánger se ha convertido en un importante centro logístico e industrial entre Europa y África.

La llegada de Renault también permitió despegar el sector de la automoción. El de Peugeot-Citroën, con sede en Kenitra, a unos cincuenta kilómetros al norte de la capital, Rabat, confirmó el atractivo del Reino. 700.000 vehículos salen anualmente de las plantas de montaje. El 85% se exporta. La aeronáutica no se queda fuera: embrionario al inicio del milenio, el sector aporta más de 1.500 millones de euros a las exportaciones marroquíes, las que se dirigen a Francia aumentan constantemente (ver tabla más abajo). Los principales fabricantes (Boeing, EADS, Safran) han instalado allí sus fábricas.

 

Información: VíaGlobal / Imagen: MAP    

La Voz del Árabe (LVÁ) – NOTICIAS – Cd. de México, septiembre 7 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 votes
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x