LA CRUZ: SU ORIGEN, SIMBOLISMO Y TIPOS

1.111 visitas

– La cruz encuentra presente en un sinfín de culturas tales como la persa, fenicia, griega, maya, india, egipcia, y un largo etcétera. El uso de la cruz como instrumento de suplicio se rastrea desde Asiria, atribuyendo su invención a Semiramis, la reina de Asiria en el siglo IX a.C.

Alan Mac Donald*

La cruz es un símbolo tan antiguo como el hombre mismo su uso sigue difundiéndose hasta hoy día, no obstante, debemos recordar al lector que la existencia de la cruz no se limita a los clásicos modelos utilizados por la iglesia católica o la esvástica, pues existen múltiples tipos de cruces, acotando que también existe una diferencia entre la cruz como instrumento de ejecución y como símbolo.

El uso de la cruz como instrumento de suplicio se rastrea desde Asiria, atribuyendo su invención a Semiramis, la reina de Asiria en el siglo IX a.C. Su uso fue difundido por los fenicios, sin embargo, civilización más conocida por utilizar este instrumento, fue la romana por la crucifixión de Jesús de Nazareth, no obstante, este imperio fue influenciado por la cultura de Cartago.

El tipo de cruz más popular en este rubro es la “crux immissa” o latina, que está conformada por un madero vertical, también llamado stirpes y uno horizontal o patibulum. Sus dos extremos horizontales son denominados brazos y donde el stirpes se divide por el patibulum, la parte superior es la cúspide y la inferior el pie. En la cúspide se encontraba el titulus con la leyenda del nombre del reo y en algunas ocasiones también su condena. Dentro de esta estructura, también se encontraba el sedileun incómodo asiento en forma de cuerno y el suppedaneum que era una banqueta para los pies, de esta forma los torturados podían sostener su peso y evitar desgarres por los clavos que los sujetaban.

Como símbolo, su aparición más antigua data del 3.000 a.C. con la svástica en la cerámica de la cultura elamita, pero se encuentra presente en un sinfín de culturas tales como la persa, fenicia, griega, maya, india, egipcia, y un largo etcétera. A continuación, nos sumergiremos en una gran número de variaciones y tipos de cruces, aunque, por no querer agotar al amable lector tuvimos que omitir algunas y mencionar las más relevantes.

Cruz griega: Fue la más utilizada en los tiempos anteriores al Renacimiento, posteriormente fue reemplazada por la cruzlatina. Sus brazos son de igual tamaño y es la forma de cruz más básica que existe. Pitágoras asoció su símbolo al número cuatro, que representaba equilibrio y orden en el mundo.

Sus variantes surgieron a partir de esta cruz; como la potenzada que fue muy popular durante las cruzadas, tiene pequeñas líneas perpendiculares a la trayectoria de cada brazo representando las cuatro esquinas del mundo para la religión católica y cuatro cruces en cada sector entre el ángulo de cada uno de sus brazos. Este fue el escudo del primer gobernante latino de Jerusalén y posteriormente, se utilizó por los cruzados, incorporando de diferentes colores dependiendo de las naciones de donde provenían. Cuando a esa cruz potenzada se contrapone con una cruz en forma de “X” se forma la cruz bautismal.

También existe la cruz celta, que tiene la característica de tener un círculo dentro de la cruz sin llegar a tenerla en su interior por completo, esta cruz era usada por los cristianos celtas de Gran Bretaña e Irlanda. A esta cruz griega se le utilizó abundantemente para representar la mayoría de las órdenes militares que existían durante el medievo, añadiendo flores de lis en los extremos, pintándola de diferentes colores y agregando motivos variados.

Y además está la cruz de Wotan que es una cruz griega inscrita dentro de un círculo, creada por los pueblos germánicos en adoración a su dios principal “Wotan”. Esta es más antigua, pero su construcción es similar a la cruz radial, que como lo indica en su nombre, sus brazos corresponden a cuatro radios del círculo sobre el que se halla. Se configuró del siglo VIII al X y fue adoptada por la Iglesia.

Cruz latina: Como ya hemos explicado anteriormente, esta cruz fue apropiada para simbolizar generalmente la crucifixión de Jesucristo, en algunas de sus versiones se puede ver con el titulus de “INRI” (“Lesus Nazarenus Rex Ludaeorum” o “Jesús de Nazareth, el rey de los judíos”). También se puede ver su variante con las letras griegas del alfa y el omega (primera y última letra del alfabeto griego) debajo de sus brazos representando la infinitud de Dios. También se encuentra con tres círculos intersecándose en cada extremo representando la trinidad católica (Cruz de Trinidad). Otra variación es la de la cruz triunfal, que toma el extremo inferior como centro de un círculo perfecto y del cual se extiende una línea en su diámetro, de forma horizontal, este símbolo representa el triunfo de Cristo y la evangelización del mundo.

Cruz de Evangelio: Otra de las variantes de la cruz latina, sus escalones representan a los cuatro autores de los Evangelios (San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan)

 

 

Cruz de San Pedro: Es una cruz latina invertida, ya que se cuenta que fue así como San Pedro fue crucificado. Es también utilizada por algunos cultos como símbolo satánico, representando la antítesis de la Iglesia católica y sus creencias.

 

Cruz de Rosacruz: Se identifican los símbolos de la cruz y la rosa como escudo de la familia Andreae; cuyo miembro Johan Valentín Andreae, teólogo luterano fundó la Orden de la Rosacruz en 1614, según el rigor histórico. Hay un gran número de variaciones de este símbolo particular en donde se presenta una cruz con diferentes símbolos cabalísticos y alquímicos.

 

Cruz Tau: Llamada así por su parecido con la última letra del alfabeto hebreo y decimonona del griego. Es conocida como la cruz de las profecías o del antiguo testamento, porque es el tradicional símbolo que los israelitas hacen con la sangre de los corderos sobre los postes y dinteles de sus puertas en la noche de Pascua en Egipto, de acuerdo con Ezequiel 9,3-6. Finalmente, también se la llama cruz de San Antonio. Francisco de Asis la utilizó como firma, es por esto por lo que igualmente es usada como símbolo de la orden franciscana.

Cruz patriarcal: Conocida también como cruz de Lorena en Francia y de Carvaca en España.

La portan frecuentemente los patriarcas en sus representaciones artísticas. Su barra superior representa la inscripción del titulum de la cruz de Jesucristo. La cruz utilizada por la iglesia satánica de LaVey usa este símbolo de base y posiciona en su extremo inferior el símbolo del infinito, aunque también se pueden encontrar como representación del azufre como símbolo alquímico.

Cruz papal: Fue creada para representar la suprema autoridad del Papa y su uso fue consolidado desde el siglo XV. El significado de los tres travesaños que porta no está definido de forma oficial, pero se especula que pueden ser la iglesia, el mundo y el cielo; las responsabilidades del Papa como obispo de Roma, clérigo de Occidente y sucesor de San Pedro. También se dice que pueden representar las cruces de los dos ladrones y la de Cristo cuando fueron crucificados en el calvario.

Cruz ansada: También llamada ankh o cruz egipcia, representaba la vida eterna. Es un símbolo dualista y de referencia andrógina, ya que concilia los dos géneros biológicos del hombre: el círculo representa la mujer y la T al hombre, la divinidad y la materia. Este símbolo está presente en diversas representaciones pictográficas de varios dioses y tiene un alto valor místico.

 

   Cruz Ancorada: Es también el símbolo de S. Clemente, Papa de Roma, quien fue atado a un ancla y arrojado al         mar por orden del emperador Trajano. Para los cristianos el ancla es símbolo de Esperanza.

 

Esvástica: Su nombre deriva del sánscrito swasti (sw= ‘bien’, as= ‘ser’) sus atributos son alusivos a la buena fortuna, felicidad y salud. También se asocia al movimiento continuo, puede estar girando en cualquiera de los sentidos y de esta forma, su significado también se ve alterado.  

Su uso en China data de la llegada del budismo desde la India y es relacionado con el carácter para referirse al número diez mil (wan), asociado con la divinidad y la creación.

También se encuentra en la antigua Creta, algunas sinagogas judías, Rusia y algunos pueblos nativo-americanos. Fue posteriormente adoptado por Hitler al identificarlo como un emblema de los pueblos arios, por lo que pasó a tomar un significado popularmente negativo.

Cruz cántabra o Lau-Buru: Es una variación de la esvástica a un motivo curvilíneo. Fue establecido por los pueblos de la antigua Cantabria y popularizado por los romanos luego del dominio de Hispania por Octavio César Augusto.

 

Cruz mexica: Este símbolo es encontrado en los pueblos del centro de México, en diversos códices, el de referencia aquí adjunto es del “Códice Mendocino”. Nos explica la estructura del mundo mexica a partir de la configuración de sus cuatro rumbos, mismos que asocian cada uno a un animal, una cualidad psicológica, un glifo, una edad del hombre y a una deidad o regente. El orden de estos rumbos y características es variado en su mayoría.

 

 

 

Ollin o Koamekatin: De origen nahua, fue primero denominado “bandas cruzadas” por Joralemon (1990, 13). Según explica Xalpa Benítez, este es en esencia un símbolo solar, que retrata las cuatro trayectorias del sol durante el solsticio de verano e invierno. Es el décimo séptimo signo nahua del calendario tonalpohualli o “cuenta de los días”, representa el movimiento y el sol. Tiene diferentes representaciones en varios códices.

 

Cruz de Palenque: Ubicada en el Templo de la Cruz en Palenque, Chiapas. Retratadas por la cultura maya. Debido a la presencia del signo te’ o “árbol” en la cruz, se supone que se hace referencia al árbol divino de la ceiba, que era considerada como el árbol de la vida. (Dibujo de Linda Schele).

 

 

Como hemos visto, el símbolo de la cruz no es exclusivo de una cultura, grupo o religión, sino que pertenece a todo hombre y se encuentra presente en diferentes espacios y tiempos, es un símbolo que jamás permaneció estático, sino que fue cambiando y evolucionando para adaptarse a las culturas con las que se sincretizaba a menudo y se volvieron un importante referente en torno a la arquitectura, como es el caso de algunos templos de la Iglesia católica, pues la presencia de la cruz casi redunda en cada elemento, no pasemos por alto que la base de la mayoría de ellas emula una cruz en planta.

Es curioso como su simbolismo expresa diferentes conceptos y abstracciones variando en torno a la cultura de cada pueblo. Podemos ver en la cruz, un intento del hombre por explicar y representar su propio espacio, posteriormente oficializado por la geometría con el plano cartesiano de dos dimensiones.

No obstante, en su gran mayoría, el símbolo de la cruz es alusivo a un símbolo de divinidad y dualidad, ambas líneas componentes y perpendiculares entre sí expresan conceptos divergentes que se complementan y unifican dentro de su cruce. Según explica René Guénon, su línea horizontal representa por un lado la existencia del hombre y su trayecto individual, representa el lado pasivo y femenino, mientras que la línea vertical representa su estado con respecto a una realización espiritual, activo y masculino. Por último, representa la unión y conciliación del hombre y la divinidad, de la integración humana y, por lo tanto, un símbolo de trascendencia o lo que es similar; de movimiento. 

REFERENCIAS:

  1. Monreal Casamayor, Manuel “La Cruz: Iniciación a un estudio tipológico”, Emblemata, 3. Pp. 9-44. 1997.
  2. Thomas Wilson, Conservador, Departamento de Antropología Prehistórica, Museo Nacional de los Estados Unidos, Capítulo «The Svastica, the earliest known symbol and its migrations; with observations on the migration of certain industries in prehistoric times,» from «Report of the National Museum» (1894), pp. 757-1030.
  3. Barbara Walker, «The Woman’s Encyclopedia of Myths and Secrets» (1983), y «The woman’s Dictionary of Símbols and Sacred Objects» (1988).
  4. James A. Michener, «The Source».
  5. Robert H. Mathews, «Mathews’ Chinese-English Dictionary» (Harvard, 1966).
  6. Morante López, Rubén B. “El universo mesoamericano. Conceptos integradores”. Saberes. 2004.
  7. Nagel Bielicke, Federico B. “El signo de Olin como elemento del ciclo adivinatorio prehispánico”, Humanidades.
  8. Guénon, René “El simbolismo de la cruz”. Obelisco, Barcelona, 1931. 

*Alan Mac Donald – Ingeniero civil egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, plantel FES Acatlán, donde tomó el cargo de presidente del Capítulo Estudiantil de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica y fue miembro directivo de dos organismos estudiantiles (CE-ACI y CECICM). Aficionado de la mitología e historia universales con especial entusiasmo por la cultura mexicana. Cofundador de la empresa mexicana MEKALI, donde funge como escritor y director creativo. Colaborador en La Voz del Árabe. Contacto: alan.mac05@yahoo.es

 

Imagen: Agencias – LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – MÉXICO – Cd. de México, junio 11 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x