LA SEMANA SANTA EN MÉXICO

644 visitas

Una de las celebraciones más auténticas de la Semana Santa quizá sea la de Iztapalapa. En la época virreinal las representaciones se hacían con personajes reales, como ahora, excepto el papel de Cristo.

En México la Semana Santa es una herencia de la España católica. Fue una imposición, en efecto, pero al paso del tiempo la población la aceptó porque es una religión más benévola frente a las religiones prehispánicas que incluían el sacrificio humano. Desde la perspectiva católica, se entiende que Cristo se había sacrificado por los seres humanos, de modo que la celebración de los rituales cristianos es un sacrificio simbólico.

Además, aparecieron técnicas arquitectónicas y artísticas que se fundieron con lo que había en esta tierra. Así como se edificaron construcciones de estilo europeo, también aplicaron técnicas prehispánicas en las representaciones visuales. Ya no representaban a los dioses prehispánicos sino a la virgen María o a Cristo, aunque con la técnica de la plumaria que, además, fue un orgullo para los artistas poseer ese conocimiento y aplicarlo en su obra.

Antiguamente esa costumbre se observaba durante 40 días. Desde que comenzaba la Cuaresma hasta que concluía la Semana santa. Se tomaban los alimentos solo una vez al día, por la tarde, después de vísperas, sin los alimentos prohibidos (carne, huevo, lácteos o vino).

La Semana Santa, también denominada Semana Mayor, es una de las conmemoraciones religiosas más importantes de México, siendo la mayoría de los habitantes parte de la comunidad católica. Esta semana inicia con el Domingo de Ramos e incluye varias celebraciones hasta culminar con el Domingo de Pascuas o Domingo de Resurrección.

Cada día de la Semana Santa ofrece en México diferentes tradiciones que incluyen celebraciones, ritos, misas, procesiones y representaciones que recuerdan parte de la historia de Jesús. Estas tradiciones se remontan a los tiempos de la conquista española, en la que los españoles organizaban representaciones de eventos de la Biblia para adherir a más personas a la fe cristiana.

El sincretismo entre el catolicismo y las tradiciones de los pueblos precolombinos ha dado como resultado diversos ritos y fiestas que continúan hasta hoy. Las tradiciones durante esta semana varían de ciudad en ciudad, pero no dejan de sorprender y agasajar cada año a extranjeros y locales que aprovechan a viajar y conocer los diferentes rincones y fiestas del país.

CELEBRACIONES TRADICIONALES DE SEMANA SANTA – Miércoles de Ceniza: Este rito no sucede en Semana Santa, sino cuarenta días antes. Este día marca el inicio de la Cuaresma, un periodo de penitencia y abstinencia que culmina en Semana Santa y recuerda los días en los que Jesús pasó en el desierto antes de su Pasión.

Muchos mexicanos participan de este ritual realizando ayunos y renunciando a algunos lujos y comodidades para acompañar a través de la fe.

Domingo de Ramos: Es el primer día de la Semana Santa. Este domingo los mexicanos llevan a la iglesia hojas de palma tejidas en forma de cruz y se reúnen con otros creyentes para encabezar una procesión que rinde homenaje a la entrada de Jesús en Jerusalén, de acuerdo con lo que dice la Biblia.

Los creyentes llevan las palmas a sus hogares y las colocan detrás de la puerta para proteger su casa. Esas mismas hojas al año siguiente son quemadas para el Miércoles de Ceniza. El Domingo de Ramos es uno de los días más celebrados de Semana Santa por los católicos.

Jueves y Viernes Santos: El jueves de Semana Santa ofrece diferentes rituales, dado que abre el Triduo Pascual, tiempo en el que se conmemoran la pasión, muerte y resurrección. En muchas ciudades mexicanas se hacen representaciones de la última cena, como también procesiones silenciosas donde la gente del pueblo y los visitantes se vuelven protagonistas.

El Viernes Santo es el día en el que se representa la Pasión de Cristo. En diversas localidades de México tiene lugar este ritual, pero uno de los más populares es el que se realiza en Iztapalapa, en Ciudad de México. Allí se hace una procesión a la que asisten millones de personas, donde se recrea la Pasión con destacados vestuarios y decoraciones.

La Pasión de Jesucristo en Iztapalapa es una de las celebraciones de Semana Santa más concurridas y famosas de México y del continente. Cada año se congregan cerca de 3 millones de mexicanos en el Cerro de la Estrella en Iztapalapa, una barriada al sur de México, CdMx, en el que se realiza un espectáculo en vivo que reproduce la Pasión de Cristo, tradición desde 1843, cuando sus habitantes decidieron agradecer así a Dios el milagro de alejar una epidemia de cólera que dejó miles de muertos y en el que participan miles de personas. Muchos asistentes cargan cruces o caminan descalzos para buscar una expiación de sus culpas.

Un hombre escogido del mismo pueblo actúa como Cristo, carga una pesada cruz a lo largo de tres kilómetros, desde la plaza central de Iztapalapa hasta la cima del Cerro de la Estrella, centro de la crucifixión y antiguo centro ceremonial azteca donde cada 52 años se encendía el fuego nuevo, como renovación de la vida. Los católicos crucifican a Jesucristo en este cerro cada año, como símbolo de renovación de su fe, peculiaridad del sincretismo que conjuga la cultura occidental con la prehispánica. A manera de aclaración: la crucifixión del actor obviamente es actuada y no real.

En la Ciudad de Taxco, muy cercana a Ciudad de México, también tiene lugar la ritualización de la Pasión de Cristo con una procesión en la que los participantes se flagelan y cargan grandes fardos de caña espinosa en sus espaldas.

El estado de Michoacán recupera sus tradiciones indígenas para la Semana Santa a través de objetos artesanales, como los cristos hechos de caña de maíz o de trigo y las orquídeas en cruces de espejos, que datan del siglo XVI.

Sábado de Gloria: Tras conmemorar la Pasión de Cristo, muchos mexicanos celebran el Sábado de Gloria, día en el cual se conmemora el Descenso al Abismo de Cristo y se espera su resurrección. Al anochecer, muchos son participes de la celebración de la Vigilia Pascual.

La quema de Judas es otra tradición de este día. Los habitantes de diversas localidades hacen figuras de papel maché para representar a Judas Iscariote, al diablo e incluso, a diversas figuras políticas del país y los cuelgan para luego incendiarlos frente a cientos de espectadores.

Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección: Es el último día de la Semana Santa en el que los católicos celebran la resurrección de Jesús. Este día es uno de los más alegres de toda la semana, por su importancia para los creyentes.

Luego de la misa del domingo, son muchas las personas que se reúnen en diferentes festivales para celebrar con música, baile, comida y diversas actividades organizadas para el disfrute de toda la familia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Información: Agencias-UNAM / Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – MÉXICO – Cd. de México, abril 2 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x