LA ETERNA CRISIS LIBANESA

498 visitas

-El Líbano moderno

Ernesto Rosas Valerio

El Líbano tiene un pasado histórico y una posición geográfica que lo hacen especial. Desde la perspectiva geográfica el Líbano tiene fronteras con Siria, Israel y con el Mar Mediterráneo. Esta posición le ha dado a lo largo de su historia, y continúa dándole, la oportunidad de tener constantes contactos con el mundo árabe a través de Siria y con Europa, la ventana al occidente, a través del Mediterráneo. Sus fronteras territoriales actuales son relativamente nuevas y artificiales, como la de la mayoría de los países de la región por el Acuerdo Sykes-Picot de 1916, pues fueron trazadas en septiembre de 1920 con base en los intereses coloniales franceses. En particular, como menciona el profesor Fawaz Traboulsi, su trazo iba en contra de las pretensiones nacionalistas árabes y con la posibilidad de que Francia desde ahí pudiera controlar Siria. No obstante, la división territorial también respondió a la necesidad de proteger a la histórica minoría cristiana en la región que data de los siglos IV y V de nuestra era.

En 1923, la Liga de las Naciones otorgó a Francia el mandato de Siria y Líbano. Este último debido a su composición religiosa (maronitas católicos, cristianos ortodoxos, musulmanes chiitas y sunitas, drusos, entre otros) presentó mucha inestabilidad en esos años, pues los maronitas tenían un importante lugar político dentro de dicho mandato, pero que no correspondía con su peso demográfico. En respuesta a ello en 1926, se promulgó la Constitución de la República Libanesa, que de acuerdo con Traboulsi, tenía un carácter hibrido al hacer énfasis en las libertades y los derechos individuales, y en la igualdad política y judicial; pero en la cual también se insertaron artículos sobre representación y derechos comunales. Algunos ejemplos de esto último son los artículos 9, 10 y 95. El primero señala el respeto del Estado al sistema de estatus personal y de los intereses religiosos de las personas, independientemente de sus credos. El segundo, defiende el derecho de la educación privada religiosa siempre y cuando no perjudique a la educación pública. El tercero, garantizaba la repartición equitativa de los puestos gubernamentales y administrativos entre las distintas religiones. Actualmente este artículo menciona que “la Cámara de Diputados [debe ser] elegida con base en partes iguales entre musulmanes y cristianos, debe tomar las disposiciones adecuadas con el fin de lograr la supresión del confesionalismo político con arreglo a un plan gradual (…)”.

Frente a todo lo anteriormente dicho, el trazo institucional del Líbano dejado por los franceses a través de la Constitución se erigió bajo la idea de que el país era uno de minorías religiosas, lo cual ha tenido grandes implicaciones en la historia y desarrollo político del país. Por un lado, por más que se hacen los esfuerzos por eliminar el confesionalismo político que crea e impulsa el sectarismo en la sociedad libanesa, el cual incluso llevó a una larga y sangrienta guerra civil de 1975 a 1990, este sigue muy presente hoy en día. Esto también en parte porque dicho confesionalismo permite la intromisión de las potencias regionales en la política interna del país.

Por otro lado, como una mezcla de los factores religiosos y geográficos, el país del cedro también ha sido receptor de diversos éxodos como el palestino suscitado tanto en la creación del Estado de Israel en 1948 y de la anexión del Golán en 1967, o el reciente de sirios que huyen de la guerra en su país. Esta condición de país receptor no sólo alimenta la inestabilidad ya existente, sino que altera también las estructuras social, demográfica y política dentro del país. La ilustración de esto último radicó en el importante rol que jugó la Organización para la Liberación de Palestina, que se asentó un tiempo en el país durante la guerra civil libanesa.

Así, los mismos cambios demográficos han fortalecido el sistema sectarista, pues implican más diversidad y más identidades que chocan entre sí, esto último más propiciado por injerencias extranjeras que por una condición inherente de la diversidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Información: Foreign Affairs Latinoamérica / Imagen: LVÁ       

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, marzo 23 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x