LA IDENTIDAD NACIONAL LIBANESA

1.915 visitas

-¿Qué significado tiene la palabra «árabe» en expresiones como «nación árabe», «pueblo árabe» o «patria árabe», aplicados en singular a un conjunto de países tan diferentes entre sí como Sudán, Somalia, Egipto, Líbano, Mauritania, Arabia Saudita, Marruecos, Yemen y otros más, muchos de los cuales han sido entidades independientes desde hace siglos?

Luis Miguel Cobo

Hoy en La Voz del Árabe rendimos un pequeño “gran” homenaje al hombre Líbano, el amigo de todos, Antonio “Tony” Trabulse Kaim, gran libanés que siempre defendió la causa libanesa, la causa del promover a su amado Líbano, la causa siempre de tener un ojo para México y otro ojo para Líbano, como lo dijo varias veces.

Es necesario recordar a los jóvenes, descendientes de libaneses o no la parte de la tradición árabe, de dónde viene y de dónde son sus abuelos, sus padres o sus amigos, la cultura que se ha sido distorsionada desde hace mucho tiempo, y lo sigue siendo, aquí este artículo que LVÁ publicó en 2014, en la Quinta Semana Árabe del CIDE en México.

¿Se han preguntado el significado de la palabra ÁRABE? Aquí encontrarán varias respuestas…

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, noviembre 12 del 2014 – Dentro de los eventos realizados en el marco de la QUINTA SEMANA ÁRABE EN MÉXICO (CIDE), en conjunto con la Alianza Francesa (Polanco), ayer entrada la noche se presentó en el auditorio María Félix en un agradable ambiente de parte de los asistentes, el maestro Antonio Trabulse Kaim, Director General del Instituto Cultural Mexicano Libanés, A.C., dio su conferencia “La Identidad Nacional Libanesa”. Fue presentada su trayectoria profesional en voz de la directora de la Alianza Francesa: Antonio Trabulse nació en la ciudad de México, hijo de inmigrantes libaneses. Ha sido director y conductor del programa radiofónico “La Hora Libanesa” durante 20 años, director del Comité Cultural de Difusión del Centro Libanés, en 1992 fue presidente del Consejo Directivo del Centro Libanés, Director General del Instituto Cultural Mexicano Libanés, ha ofrecido más de 300 conferencias sobre el Líbano y 200 recitales poéticos. Ha sido ganador de múltiples premios y reconocimientos a nivel internacional, en 2009 fue huésped distinguido en Santiago de Guayaquil, recibió un reconocimiento de la Universidad de Notredame del Líbano por su trayectoria en la difusión de la cultura libanesa, en 2011 ingresó en la Legión de Honor de la Ciudad de México, en 2013 obtuvo el premio de Honor al Mérito de la Generación de Entidades Líbano-brasileñas por su obra “El otoño del abuelo”, hasta ahí llegó la biografía profesional de Trabulse, tan sólo es una parte de su largo camino profesional que ha recorrido difundiendo la tierra de su familia, de sus padres, su amado Líbano.

La conferencia dio principio a las 19:30 hrs, su voz se escuchaba clara y con mucho ímpetu, la pasión por Líbano no podía ocultar, lo decía en serio, bromeando en partes, los asistentes atendían sin perder detalle, lo escuchado en todo momento fue siempre más que interesante, se remontó al principio de la humanidad, la historia que hoy recordamos pero también vivimos, gracias a ella hoy tenemos idioma, alfabeto, costumbres, Líbano es una cuna de esa gran historia, hoy se demuestra, hoy se vive y los documentos que posterior a la plática se mostraron en pantalla fue prueba definitiva, la constante que siempre se discute, “la identidad árabe”, ¿existe o no el árabe? ¿Cuál es el significado de la palabra?, es como si se dijera que ser mexicano es ser también guatemalteco, dijo, y no es así, cada país árabe tiene su propia identidad, sus costumbres y su gente, se dijo, lo que une a toda la gente de Medio Oriente es el idioma; leyó el significado de “Mundo Árabe” que contienen varios diccionarios importantes, no coincidían algunos, no está totalmente definido como debe de ser, aunque se le conoce como el Mundo Árabe por costumbre hay que investigar en realidad lo que es, además de un mundo grandioso donde todo comienza, es apasionante adentrarse en todo ello, se encuentran historias milenarias, quizá las primeras del mundo cuando comenzó a ser mundo, cuando el humano empezaba a trasladarse y al final tomaba lugares como sus propios hogares, apasionante como interesante seguirá siendo la Historia Universal que todos, absolutamente todos han y hemos vivido, desde el comienzo de los tiempos, Líbano es una joya del Mediterráneo, es un país pequeño pero con grandes hombres que la han construido desde el inicio, donde han nacido y se han creado a través de los siglos cientos de costumbres y cosas que hoy utilizamos, como el transparentado del cristal que se creó en Egipto y hoy se utiliza en todo el mundo, por nombrar alguna, y así Antonio Trabulse platicó durante más de una hora en la que nos mostró su saber de uno de los temas que domina, la cultura libanesa nos muestra demasiado al mundo actual, no tiene industria pero mucha gente trabajadora y un turismo que llega a ser la envidia de algunos vecinos, lo sabemos de siempre, se comenta entre amigos y se presume por libaneses orgullosos de su tierra, de su país milenario, reitero, que nos ha dado mucho al mundo.

Antonio Trabulse continuó hablando, se habló también de su más reciente publicación, “Dos pueblos un espíritu, libaneses en México” y “Yo soy Líbano” del que pronto podremos gozar del segundo volumen. Al final se reunió con los asistentes y se platicó de todo, la conferencia dejó mucho en la mente de los asistentes.

A continuación, un fragmento de la conferencia escrito por el mismo Antonio Trabulse para La Voz del Árabe:

EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA “ÁRABE”

Antonio Trabulse Kaim

Fragmento del libro YO SOY LÍBANO – Hay algo que hemos palpado desde que tenemos uso de razón y que es el hecho de que el sentido de la palabra «árabe«, varía muchas veces dependiendo del que habla. Definirla correctamente es un desafío. La confusión comienza, en ocasiones, en los propios diccionarios, muchos de los cuales escriben: «árabe habitante de la Península Arábiga». Hay lectores que se van más allá, llamando a marroquíes, libaneses, sirios o egipcios, simplemente «árabes». Y los hay tan desorientados que hasta engloban como “árabes” a los ciudadanos de Irán, que ni siquiera semitas porque son arios, o a los afganos y hasta a los pakistaníes. La enciclopedia brasileña «TUDO», dice: «árabes: Pueblos de lengua árabe y que se identifican con la cultura árabe». Y entonces me pregunto: ¿Cuál es específicamente la cultura árabe? ¿La de Marruecos, o la del Yemen, la del Sudán o la de Líbano? ¡Porque si analizamos sus costumbres, tradiciones, forma de vida, ideología, etc., comprobaremos que son radicalmente diferentes! En Larousse dice: «árabe, habitante de Arabia y los países musulmanes». El WEBSTER, por su parte, escribe: «árabe: miembro de un pueblo que habla el idioma árabe».

O sea que, hasta los diccionarios, confunden. La definición «árabe» no es para una raza o un pueblo, una religión o un idioma, ni tampoco para una cultura. Vale la pena ilustrar al sentido religioso fundamentalista que algunos pretenden darle, bien ilustrado con lo que escribió Falmi Huaidy en su revista «Al Arabi», de Kuwait: «Nuestra personalidad tiene dos fundamentos: Islam o arabismo. Ambas forman un solo cuerpo, una verdad única e inseparable, porque la palabra «árabe» va ligada al Islam y la palabra «Islam» se identifica con lo árabe”. Error craso, porque basado en ello, un libanés musulmán sería árabe, pero no un libanés cristiano. O un indonesio, por ser musulmán, sería árabe y no indonesio. Aquí, claramente, hay una faceta ideológica.

¿Qué significado tiene la palabra «árabe» en expresiones como «nación árabe», «pueblo árabe» o «patria árabe», aplicados en singular a un conjunto de países tan diferentes entre sí como Sudán, Somalia, Egipto, Líbano, Mauritania, Arabia Saudita, Marruecos, Yemen y otros más, muchos de los cuales han sido entidades independientes desde hace siglos? Siendo más emotivas que racionales, estas expresiones desligadas de la realidad constituyen un desafío poético a la realidad, a constituciones, regímenes políticos, condiciones económicas y, sobre todo, a la soberanía misma de los estados. Es un gran error, no es separatismo ni “anti” nada… queremos a los países árabes haciendo bloques para su integración cultural, económica y de defensa, y nuestro orgullo de que Líbano, en lo personal, sea cofundador y pertenezca a ese mundo, nos llena de orgullo y lo hemos demostrado sobradamente; Líbano ha respetado todos los lineamientos de la Liga de Estados Árabes desde que se firmó, lo que otros no han hecho. Pero, entendemos que el ser parte de una Liga perfectamente definida en sus objetivos, no hace que hablemos de una sola nación, un solo pueblo o una sola patria. En los objetivos de la propia organización dice: “La Liga de Estados Árabes se forma con muchas razas y muchos pueblos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Imagen –Archivo LVÁ-México ©-2014

La Voz del Árabe (LVÁ) – SOCIALES – Cd. de México, febrero 3 del 2021

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 2 votes
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x