ECONOMÍA JORDANA: PEQUEÑA, CON NUMEROSOS OBSTÁCULOS, BIEN DIVERSIFICADA

641 visitas

-La Economía Jordana: Pequeña y con Numerosos Obstáculos pero Bien Diversificada

Dr. Stephen Murray Kiernan*

La economía jordana se ha visto gravemente afectada por la afluencia de refugiados y una creciente dependencia de las subvenciones internacionales que siguió a la crisis en Siria y la posterior llegada de esa nación. El crecimiento económico subió hasta el 2% en 2019 desde el 1.9% del año anterior y fue apoyado principalmente por el sector de servicios en 2019, compensando ligeramente la desaceleración de la actividad industrial. Según las previsiones actualizadas del FMI a partir del 14 de abril de 2020, debido al brote de COVID-19, se espera que el crecimiento del PIB caiga al -3.7% y repunte al 3,7% en 2021, sujeto a la recuperación económica mundial pospandémica.

Jordania es uno de los pocos países del Oriente Medio que no depende tanto de sus recursos naturales debido a la escasez de hidrocarburos y recursos hídricos. Sin embargo, también es uno de los países más comprometidos con las reformas financieras dentro de su región: privatizaciones, reformas fiscales, apertura del sector bancario, entre otros. Jordania ha implementado reformas en virtud de los términos del servicio de fondo ampliado que negoció con el FMI en 2016, y las políticas de consolidación fiscal posteriores redujeron el saldo presupuestario del gobierno a un déficit del 3.2% del PIB en 2019 desde el 3.6% en 2018. Esta tendencia se espera que continúe y se prevé que el saldo público caiga a un déficit de 2.9 para 2020 y 2.4% para 2021. El FMI estima que la deuda pública será de 94.6 en 2019 y disminuirá a 94.1 en 2020 y 92.4 en 2021. Desde luego, es inevitable que la contingencia va a afectar estos números.

Al mismo tiempo, Jordania renovó su acuerdo con el FMI a principios de 2020 sobre un acuerdo de dos años en el marco del servicio de fondo ampliado por alrededor de EU$1,300 millones. Jordania había adoptado una ley integral del impuesto sobre la renta respaldada por el FMI a fines de 2018, que prevé un aumento gradual de las tasas impositivas corporativas de 2019 a 2024. Las actividades industriales, farmacéuticas y de vestuario, que actualmente se benefician de tasas impositivas reducidas, se impondrán en la misma tasa que el resto de negocios a partir de 2024.

Sin embargo, el impuesto corporativo efectivo será aún mayor, ya que Jordania introdujo a principios de 2019 un nuevo impuesto de contribución nacional sobre la renta imponible de todas las empresas en Jordania, con tasas variables del 1% al 7%, como parte de sus esfuerzos para pagar la deuda nacional. Si bien la dinámica macroeconómica de Jordania mejorará, las condiciones financieras mundiales y la inestabilidad regional continúan desafiando el crecimiento económico, limitando el alcance de la inversión extranjera.

Se espera que el déficit en cuenta corriente de Jordania se expanda al 5.3% del PIB para 2021 desde el 2.8% en 2019 debido al brote de COVID-19. Además, su posición externa sigue siendo frágil dados los considerables requisitos de financiación y un eurobono que vence en 2020. La inflación cayó al 0.3% en 2019 desde el 4.5% del año anterior, y se espera que repunte solo ligeramente hasta el 1.6% en 2021 en medio de políticas monetarias restrictivas y demanda lenta.

Además de la crisis humanitaria y financiera causada por la afluencia de refugiados sirios, Jordania también tiene que lidiar con una alta tasa de desempleo, que aumentó aún más hasta el 19.1% a fines de 2019, una alta tasa de pobreza y altos niveles de desigualdad. Además, el desempleo afecta mucho más negativamente a los titulados universitarios y a las mujeres, lo que contribuye aún más a las desigualdades. Sin embargo, el desarrollo de Jordania se ha beneficiado de la ayuda internacional ya que el país ha podido convertirse en un elemento central de estabilidad en el Cercano y Medio Oriente, asegurando la paz en las fronteras que comparte con sus países vecinos.

Indicadores Principales 2017 2018 2019 (e) 2020 (e) 2021 (e)
PIB (billones USD) 40.77 42.29 44.17 46.36 48.76
PIB (Precios constantes, % cambio anual) 2.1 1.9e 2.0 -3.7 3.7
PIB per Capita (USD) 4,202e 4,270 4,387 4,542 4,724
General Government Balance General del Gobierno (en % de PIB) -3.1 -3.6 -3.2 -2.9 -2.4
Deuda pública bruta (en % de PIB) 94.3 94.4 94.6 94.1 92.4
Tasa de Inflación (%) 3.3 4.5 0.3 0.2 1.6
Tasa de Desempleo 

(% de la fuerza laboral)

18.1 18.6 19.1 0.0 0.0
Cuenta Actual (billones USD) -4.31 -2.97 -3.10 -2.88 -3.21
Cuenta Actual (en % de PIB) -10.6 -7.0 -2.8 -5.8 -5.3

           Fuente: FMI/IMF – World Economic Outlook Database. Los siguientes indicadores se actualizaron en abril de 2020: PIB (precios constantes, variación porcentual anual), tasa de inflación (%), tasa de desempleo (% de la población activa) y cuenta corriente (en% del PIB). El indicador PIB (precios constantes, variación porcentual anual) fue actualizado por el FMI en junio de 2020. El resto de indicadores se actualizó por última vez en octubre de 2019.

Principales Sectores Industrials – La agricultura representa el 5.6% del PIB y emplea al 3.4% de la población activa. La falta de agua crea un obstáculo para el desarrollo agrícola. Los principales cultivos son trigo, cebada, lentejas, tomate, pepinos, berenjenas, cítricos, aceitunas, fresas y uvas. Los fosfatos y el potasio son los únicos recursos naturales importantes del país. En los últimos años se descubrieron seis depósitos de uranio, que representan el 3% de las reservas mundiales, y el país ha firmado alrededor de 20 acuerdos internacionales en el campo de la energía atómica.

La industria aporta el 27.6% del PIB y emplea a casi el 24.7% de la población activa. La minería y la explotación de canteras (principalmente fosfato y potasa) se encuentran entre las principales industrias. El sector manufacturero es bastante limitado y está dominado por los textiles, un sector actualmente en estado de crisis debido a la competencia internacional.

El sector de servicios, que emplea a casi el 71.9% de la población activa, aporta el 58.8% del PIB. Las tecnologías de la comunicación y los servicios financieros son particularmente activos en el país. Los sectores de distribución e infraestructura turística también contribuyen sustancialmente al PIB, aunque experimentaron una desaceleración en los últimos años. Los sectores de la construcción y el transporte están en constante expansión.

  Desglose de la      actividad       económica por      sector     Agricultura        Industria           Servicios
Empleo Por Sector 

(% de empleo total)

         3.4              24.7              71.9
Valor Agregado 

(% de PIB)

          5.6             27.6              58.8
Valor Agregado 

(% de cambio anual)

          3.2              1.3              2.6

                 Fuente: Banco Mundial.

El gobierno de Jordania implementó una de las respuestas COVID-19 más completas y efectivas de la región. El 17 de marzo, un día en el que Jordania tuvo solo 19 casos nuevos (de sus aproximadamente 10 millones de habitantes), el gobierno declaró el estado de emergencia; tres días después, impuso un toque de queda obligatorio que se hizo cumplir estrictamente. El gobierno cerró las fronteras terrestres y aéreas, prohibió las reuniones de 10 personas o más, y desarrolló centros de cuarentena para prepararse para un aumento de casos. Si bien las estrictas medidas del gobierno provocaron cierto descontento público, la población las aceptó en gran medida. La rápida y amplia respuesta inicial del gobierno logró frustrar una importante crisis de salud pública: los nuevos casos diarios nunca superaron los 77, y durante el período del mes de agosto, el promedio diario de nuevos casos se situó en 39.

Desde junio, Jordania ha aliviado significativamente las restricciones a la actividad económica y el reino sigue teniendo un número muy bajo de casos de COVID-19. Sin embargo, Jordania no ha podido prevenir las dañinas consecuencias económicas del COVID-19, que seguramente perdurarán en los próximos años.

Actividad Empresarial Estancada – Inevitablemente, Jordania está sufriendo una recesión en 2020 (¿qué país no?). El sector de viajes y turismo se debilitará significativamente debido a las restricciones al turismo de Jordania y la disminución del apetito mundial por los viajes, que probablemente continuará durante todo el 2021. La industria del turismo del reino, que generó EU$5.8 mil millones en ingresos en 2019 (de un PIB nominal de EU$43,000 millones en 2019), fue un sector crítico para el crecimiento. Jordania planeaba reabrir el país a los turistas de un conjunto limitado de países pre-aprobados con bajos números de casos de COVID-19 el 5 de agosto (no ha permitido la entrada de turistas al país desde marzo de 2020), pero retrocedió en el último minuto debido a temores sobre la importación de más casos de COVID-19. Como COVID-19 no muestra signos de desaceleración, es poco probable que el turismo se recupere hasta que se descubra, produzca en masa y distribuya una vacuna a nivel mundial.

La economía de Jordania también sufrirá la pérdida de remesas, valoradas en EU$3,700 millones en 2018. El Foro Estratégico de Jordania, una ONG local, informó que en 2014 se estimaba que 786,000 jordanos vivían en el extranjero y sus remesas representaban alrededor del 8% del PIB de Jordania. El Banco Mundial ha estimado que las remesas para la región caerán un 19.6 por ciento en 2020. Los jordanos verán menos remesas de sus familiares, muchos de los cuales viven y trabajan en los estados del Golfo, ya que pierden sus trabajos o enfrentan recortes salariales.

Mientras las familias pierden ingresos, el gasto del consumidor interno disminuirá y las empresas en Jordania probablemente necesitarán recortar costos, lo que generará un mayor desempleo y una reducción de la inversión. La inversión extranjera probablemente disminuirá en los próximos meses, ya que las empresas siguen dudando en iniciar nuevos proyectos en medio de la continua incertidumbre sobre la trayectoria de la pandemia.

Desafíos Soberanos – Para combatir eficazmente la pandemia de COVID-19 y continuar financiando al gobierno, Jordania hizo grandes incursiones en el mercado de deuda. El 1 de julio, el Ministerio de Finanzas emitió un eurobono de 500 millones de dólares a cinco años, habiendo emitido un eurobono de 1,250 millones de dólares a 10 años solo un día antes. Esto se produjo después de que el FMI otorgó un préstamo de emergencia de EU$396 millones en mayo y accedió a proporcionar un programa de préstamos de EU$1,300 millones por cuatro años en marzo. Los nuevos préstamos probablemente impulsarán la relación deuda / PIB del gobierno de alrededor del 96% (diciembre de 2019) a más del 110%, según el economista político jordano Laith Al-Ajlouni.

Exportaciones e importaciones generales (2018)
Exportaciones (en millones de US $) 
   7,750
Importaciones (en millones de US $) 
20,310
 Destinos de exportaciones:

Estados Unidos 26.3%

Arabia Saudita 10.8%

India 10.4%

EAU 10%

            Fuente: Banco Mundial (https://wits.worldbank.org/countrysnapshot/es/JOR), Encyclopedia Britannica.

Esto significa que Jordania deberá destinar una mayor parte de su presupuesto al servicio de la deuda en lugar de invertir en la creciente economía del conocimiento, proyectos de infraestructura y servicios públicos. También hará que acceder a los mercados de bonos sea más caro en el futuro, ya que es probable que los inversores exijan tasas de interés más altas. Las nuevas emisiones de deuda y los programas de préstamos permitirán al gobierno continuar brindando beneficios a los desempleados y subsidios para bienes básicos durante el próximo año. Sin embargo, es muy probable que la deuda externa de Jordania obligue al gobierno en los próximos años a introducir medidas de austeridad, que no son muy populares entre el público ya que a menudo reducen los programas de bienestar social.

Deterioro Económico Contribuye a la Inestabilidad – Los gastos de subsistencia en Jordania ya se encuentran entre los más altos de Oriente Medio. En los próximos años – a medida que la economía de Jordania sufra los daños del COVID-19 y se vea sometida a una presión cada vez mayor para introducir nuevas medidas de austeridad y reducir aún más la red de seguridad social – inevitablemente aumentará el descontento popular. Los jordanos ven las protestas públicas como la herramienta principal para expresar sus quejas al gobierno, dadas las limitaciones impuestas a otras formas de participación política. Aunque Jordania tiene un parlamento elegido democráticamente, se percibe ampliamente que la verdadera autoridad política está en manos de la monarquía no electa y el poder ejecutivo compuesto por un primer ministro y un gabinete designado por el rey. Continuarán utilizando manifestaciones para presionar a las autoridades.

Desafortunadamente, las autoridades tienen pocos medios a su disposición para aliviar las preocupaciones económicas. Jordania no puede salir de los problemas como los países del Golfo Árabe, debido a la falta de recursos naturales. Los esfuerzos para reprimir a los grupos críticos con el gobierno – como la Asociación de Maestros de Jordania y los Hermanos Musulmanes, y los arrestos de críticos prominentes – persistirán, pero no abordarán las quejas ni silenciarán los disturbios.

Jordania, un oasis de relativa calma durante mucho tiempo, mira hacia un futuro con desafíos crecientes que serán difíciles de abordar, especialmente ahora que la región entra en otro período de agitación: el Líbano está atravesando un colapso político y socioeconómico, Siria permanece aislada y en guerra, la relación palestino-israelí en Cisjordania está aún más fracturada de lo habitual, y el gobierno iraquí no puede ejercer control sobre el entorno de seguridad en su propia capital y sus finanzas están menguando. Un telón de fondo regional de este tipo plantea desafíos únicos para Jordania: Ammán deberá continuar brindando ayuda a los refugiados sirios, el comercio con los vecinos seguirá siendo difícil, y los crecientes problemas en la región probablemente desviarán la ayuda extranjera que de otro modo podría haber ido al reino.

Si bien la monarquía conserva un apoyo popular significativo, el rey Abdullah II deberá enfrentar cuidadosamente las diversas fuentes de presión política sobre su gobierno. Los métodos anteriores para aliviar las tensiones no serán suficientes. El rey destituyó a los primeros ministros en respuesta a las protestas populares seis veces desde 2011 hasta la actualidad, pero esta acción se considera cada vez más como un chivo expiatorio ineficaz.

¿Qué Depara el Futuro? – Jordania está entrando en una nueva era de ansiedad en la que se verá obligado por sus circunstancias a tomar decisiones estratégicas con ramificaciones a largo plazo. Si bien el gobierno buscará mantener su propia versión de una política de «buen vecino» para preservar la perspectiva de vínculos económicos beneficiosos con los países adyacentes, también buscará profundizar su relación con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudita. Este cálculo probablemente influyó en la respuesta silenciosa de Jordania al acuerdo de normalización de los EAU con Israel, un acuerdo que socava la Iniciativa de Paz Árabe y elimina una fuente de influencia para los países árabes que presionan por un acuerdo de paz entre Israel y Palestina.

Jordania ya ha emprendido esta estrategia, proporcionando equipo militar al autodenominado Ejército Nacional Libio respaldado por los Emiratos Árabes Unidos y tomando medidas para socavar a la Hermandad Musulmana en su propio país en consonancia con la vehemente postura anti islámica de los Emiratos Árabes Unidos. En el futuro, Jordania apoyará firmemente la ascensión de Mohammed bin Salman al trono saudí y seguirá apoyando a los Emiratos Árabes Unidos en los lugares donde compite con Turquía, que apoya los movimientos islamistas en la región. Sin embargo, Jordania evitará unirse a la campaña de bloqueo y aislamiento contra Qatar, ya que el reino busca fortalecer su relación con el estado rico en gas natural para aumentar los lazos de comercio, ayuda e inversión.

El rey Abdullah II se abstendrá de criticar el liderazgo regional de los EEUU, lo que hábilmente logró hacer mientras el impulso de Israel para anexar partes de Cisjordania estaba alcanzando un punto álgido en junio de 2020, para asegurar más acuerdos de ayuda y cumplimiento de los EEUU  en cuanto a compromisos permanentes. En 2018, Washington y Ammán acordaron un Memorando de Entendimiento no vinculante, por el cual los EEUU proporcionarían EU$6,375 millones en ayuda extranjera durante un período de cinco años.

Ammán buscará aprovechar estas relaciones en más ayuda exterior y acuerdos de préstamos blandos, en un intento por reducir la deuda del gobierno y evitar medidas de austeridad desestabilizadoras en los próximos años. Sin embargo, el gobierno continuará implementando políticas económicas para restringir el estado de bienestar, como reducir la nómina del sector público al limitar las nuevas contrataciones, y disminuir los subsidios a la electricidad para los hogares. Las autoridades deberán proceder con cuidado con estos cambios e implementar reformas que no socaven significativamente el apoyo del gobierno de la población de Transjordania, que recibe un porcentaje desproporcionadamente alto de empleos y beneficios del sector público. Lo que sigue siendo cierto es que la monarquía mantendrá un estricto control sobre la autoridad de toma de decisiones, mientras Jordania busca aprobar reformas económicas y superar lo que probablemente serán unos pocos años difíciles.

*Stephen Murray Kiernan es el director del CILATAM (www.cilatam.com) en la Ciudad de México. Fue director de: la Universidad de Estados Unidos en la Ciudad de México, el Consejo de Posgrados de la Universidad Anáhuac, el Centro de Investigaciones en Educación y Negocios Internacionales (CIENI) en el World Trade Center, y el Liceo Mexicano Japonés. En el Banco Mundial fue Consultor Principal de Asuntos Universitarios: entre diversas actividades para el banco fue el fundador de la Universidad Africana de Ciencia y Tecnología y autor de las políticas sobre la educación técnica para 95 países en desarrollo. Editor de la sección ECONOMÍA en La Voz del Árabe. Su correo es smurrayk@cilatam.com.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imagen: LVÁ        

La Voz del Árabe (LVÁ) – ECONOMÍA – Cd. de México, octubre 22 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

5 3 votes
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x