“SERGIO”: SERGIO VIEIRA DE MELLO -ONU- SU PELÍCULA EN NETFLIX

745 visitas

-Netflix estrenó biografía sobre el diplomático brasileño de la ONU Sergio Vieira de Mello, quien luchó por la paz en la invasión de EEUU a Irak.

Luis Miguel Cobo

Hace unos días vi la película SERGIO en la plataforma Netflix, recordaba su nombre y que pertenecía a la ONU, la verdad no recordaba sus acciones de trabajo en campo, sobre todo en Irak cuando la invasión y ocupación estadounidense a ese país por mano de los Bush. Resultó ser una muy buena producción, quien interpreta al brasileño hace muy buen papel, se conoce a un Sergio de Melo valiente, casado con su ideología política un tanto anti yanqui, o no casi, era de pensamientos que no cazaban con los del presidente de EEUU, según la película, cuando un director de la ONU en Irak le pregunta que si no sabe para quién trabaja, Sergio le responde que para los derechos humanos en la ONU, el “jefe” le dice que no se equivoque, él trabaja para el gobierno de EEUU…

Al terminar esta película no se puede pensar en nada más que la corrupción estadounidense y el error tan gigantesco que se realizó en la invasión a Irak, la muerte de Sergio, se podría apostar, no fue casual ni porque los iraquíes lo querían muerto, fue una obra más del país invasor, no cabe duda, dese el padre Bush hasta el hijo, era la consigna, era la corrupción y el lavado de dinero, de miles de millones de dólares vía ONU en Irak… “Petróleo por alimentos en Irak”, ¿recuerda este encabezado en los diarios de aquellos días? Aquí lo conocerá, corrupción pura al estilo del país de las barras y estrellas. Abajo se puede ver la liga para el video y otra para el artículo referente al tema.

Es una película recomendable si quiere aprender o enterarse sobre el tema, de igual manera hay otra más del mismo tema, la película real, el SERGIO real, también en Netflix, se intitula “Sergio el diplomático”, es recomendable, pero esta con actores “reales”.

Buscando en algunos archivos encontré los siguientes datos, de la película y de la situación que vivió SERGIO en aquellos años de tanta polarización política en aquella región. ¿Por qué el artículo en La Voz del Árabe? Preguntarás, pues simplemente porque Irak es la pieza principal, como en muchas otras películas, en la política de aquella época y en la actual.

La película “Sergio”, fue dirigida por Greg Barker a partir de un guion de Craig Borten estrenada el 17 de abril en la plataforma.

La película habla de la vida del diplomático de las Naciones Unidas Sergio Vieira de Mello, interpretado por Wagner Moura, el intérprete de Pablo Escobar en la serie “Narcos”, de Netflix. Ana de Armas, es la pareja de Sergio de Mello en el filme.

Fallecido a los 54 años junto a otros 21 funcionarios en el ataque terrorista contra la sede de la ONU en Irak el 19 de agosto de 2003, el carismático, políglota, educado, aventurero y atractivo diplomático brasileño Sergio Vieira de Mello, entonces un Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La larga agonía que Vieira de Mello sufrió entre los escombros de hotel Canal de Bagdad, horas malherido, prácticamente enterrado vivo y sin esperanza de rescate, sirve al director de la película para realizar una estructura narrativa bastante convencional de flashbacks en los que el diplomático reconstruye sus últimos años.

Además, se relata su romance con la economista argentina Carolina Larriera (De Armas), que estaba a su lado durante el atentado pero que, según denunció ella misma después, pese a trabajar y vivir juntos desde hacía años en Ginebra, Nueva York y Timor Oriental, fue ninguneada en las investigaciones posteriores al no estar casados de forma oficial.

La muerte de Sergio Vieira de Mello en Bagdad nos remite a dos versiones totalmente incompatibles, como si su vida y su muerte permitiesen dos lecturas totalmente excluyentes.

Por un lado, podemos ver inmediatamente después de su muerte, la intervención de George Bush buscando capitalizar este nuevo atentado para involucrar a otros países en su «lucha contra el terrorismo».

Sergio Vieira de Mello habría muerto como si fuese un hombre más en el combate de Washington contra el que consideraba enemigo de la «civilización occidental».

Varios gobernantes occidentales, en general aliados de EEUU, repetirán esa versión reduccionista de la muerte de Sergio Vieira de Mello. Se trata de una reafirmación de la «guerra de civilizaciones«, en la que occidente estaría bajo ataques de otras civilizaciones, islámicas en este caso, movidas por el fanatismo y la envidia, según algunos occidentales, y por el rencor, dijeron otros.

Sergio Vieira de Mello habría sido apenas una víctima más de una lista que incluye a los muertos de los atentados de septiembre de 2001 y a todos los muertos en la invasión de Irak, cuyas bajas no cesaron de aumentar. Esta versión da un sentido determinado a la muerte de Sergio Vieira de Mello, de forma a su propia vida, como si se tratase de un diplomático incorporado a la estrategia estadounidense de guerra preventiva y unilateral.

Con esto se desconoce su trayectoria profesional en Timor Oriental y el papel digno cumplido por Vieira de Mello en la reconstrucción de aquel país, como recordó Xanana Gusmao. Pronunciarse, como hicieron tantos gobernantes, es expresar una verdad aparente que revela una absoluta falsedad, si analizamos más a fondo lo que Sergio Vieira de Mello y el personal de la ONU hacían en Irak.

Todo parece apuntar hacia otra vida y otra muerte. En realidad, la invasión de Irak que, como se ve con claridad ahora, tan solo aumentó los riesgos y los enfrentamientos violentos, fue realizada desconociendo a la ONU, rompiendo su Carta, violando sus principios, debilitando el organismo y todas las normas del derecho internacional. Reinó, desde luego, la corrupción más grande y atroz conocida en esa región y en la misma ONU, abajo en el video y artículo relativo se podrá leer.

En el caso de que se hubiese respetado al Consejo de Seguridad de la ONU, habría sido posible verificar que las armas de destrucción masiva no existían y habría sido posible también dar otro tipo de solución al conflicto, diferente a la de la invasión y a todas las muertes que produjo y sigue produciendo. Resultado: EEUU fue exclusivamente por el petróleo, que después movería por medio de ISIS o Daesh.

La misión enviada por la ONU y presidida por Sergio Vieira de Mello fue un intento desesperado de recuperar espacio para la organización en Irak y para intentar reconquistar la capacidad de acción para la ONU.

No era una misión suicida, pero acarreaba consigo todos los riesgos de una misión extranjera, mostrada a los enemigos invasores del país, sin que tenga, por ejemplo, el prestigio que la misión en Timor Oriental preservó para la ONU, a pesar de los graves errores cometidos en aquel país asiático, que permitieron las masacres por parte de los militares indonesios antes de abandonar el país.

En todo caso, la misión de la ONU llegaba a Timor Oriental a consolidar la independencia, ya sin tropas invasoras, lo que no aconteció en Irak. Aquí la ONU quedó totalmente identificada con EEUU, a tal punto que los periodistas reportaron que los iraquíes odiaban a la ONU tanto o igual que a EEUU.

Por eso, la sede la ONU, mucho menos protegida que las instalaciones militares estadounidenses, británicas y los pozos petroleros fue el blanco del ataque.

Dirigiendo la misión de la ONU, Sergio Vieira de Mello dijo con claridad, desde el primer momento, que su objetivo era la salida, en el menor tiempo posible, de las tropas de ocupación y la entrega de la reconstrucción del país a un poder democrático elegido por los iraquíes; este seguramente fue el punto de quiebre para él y que a Bush no le agradó en lo más mínimo.

Fue por ese intento que murió, pagando el precio de ser atacado por los invasores que combatía y de la responsabilidad que la ONU tenía en Irak puesto que su trabajo de vigilancia y de destrucción de parte de su armamento, debilitaba al país, facilitando el ataque de EEUU y Gran Bretaña, sin que la ONU garantizase en contrapartida que el país no fuera invadido.

Él muere luchando contra la doctrina del uso de la fuerza como tentativa de imponer el orden imperial, en defensa del multilateralismo y de la resolución pacífica y justa de los conflictos mundiales. Quien no entienda eso y no se pronuncie en esa dirección, no estará haciendo justicia a su sacrificio y no estará en condiciones de dar continuidad a su obra.

ARTÍCULO REFERENTE: CONFLICTO “PETRÓLEO POR ALIMENTOS” – IRAK – ONU – 2005

VIDEO: Corrupción en la ONU. Documental Completo

 Información: Agencias / Imagen: Agencia

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, mayo 1° del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x