DÍA MUNDIAL DEL EMIGRANTE LIBANÉS EN MÉXICO

2.396 visitas

“Si el Líbano no fuera mi patria, haría del Líbano mi patria” – Gibran Khalil Gibran

Luis Miguel Cobo

La cita fue en el Centro Libanés México en la CdMx, en la unidad Hermes el pasado domingo 8 desde las 12 de día. Al llegar al lugar siempre el saludo afectuoso de los grandes amigos libaneses dando la bienvenida. Poco a poco fueron llegando, poco a poco el lugar fue tomando otra cara, de pronto nos avisaron que ya sería la guardia de honor en la estatua del Emigrante Libanés, del autor Ramis Barquet, que se encuentra abajo en el área de la alberca. Ahí se juntaron las personalidades del Centro Libanés, el presidente actual, Lic. Amin Saiden Caram y los directivos y amigos, de ayer y hoy, todos juntos mostraron en varios minutos su respeto y recuerdo a lo que la estatua quiere decir, lo que representa, los que llegaron hace muchos años y que ya se fueron dejando se gran legado en México, el país que les abrió las puertas y entregó su corazón…

Después del acto llegamos al salón Baalbek, ahí se ofició la misa del domingo a cargo del Obispo Georges Saad Abi Younes. La gente llegando poco a poco hasta que se vio el salón lleno, jóvenes y adultos, de todas las edades participaron del acto, atentos todos, el embajador de Líbano en México, Sr. Sami Nmeir, el embajador Nouhad Mahmoud, el Lic. Amin Saiden, el que fuera embajador de México en Líbano, Lic. Jorge Álvarez Fuentes, Nabih Chertouni, Juliette Kuri de quien escuchamos su agraciada voz durante la misa. Mauricio Hanaine, Nour Kuri, Sadi Chabán, Gabriela Harfush, Ghazy Bulhosen, Gabriela Abud, Jorge Serio, José Atme, entre muchos más con los que no terminaríamos de nombrarlos, todos siempre amigos, todos siempre cordiales en cualquier momento.

La misa dio comienzo, llegó el momento en que el obispo habló en el sermón, dirigiéndose directo a “los mexicanos de origen libanés, a los libaneses, que fieles a sus raíces, al país que vio nacer a sus ancestros, que fieles a los valores y tradiciones que nos dan la identidad en todo el mundo, dijo, hemos venido a dar gracias, es decir, a ofrecer a Dios el sacrificio eucarístico que significa acción de gracias, de manera que nos encontramos reunidos en este momento para recordar únicamente los aspectos positivos de la migración…”

Una vez que la misa concluyó tocó el turno para el embajador del Líbano, el Sr. Sami Nmeir, quien dijo estar honrado por el evento, dijo también que todas o casi todas las migraciones han sido por causa mayor por lo que te hace dejar tu patria para enfrentarte a un futuro incierto, que promete dar nuevas y mejores oportunidades para seguir adelante, para ello se necesita tener características que son comunes en todos los emigrantes, tales como la valentía y la osadía, indispensables para llegar a tierras desconocidas donde hasta el idioma era familiar. Continuó: La comunidad libanesa en México es el resultado de esta emigración que ha dado mucho a este querido país, México, y al Líbano, por todos sus logros, la asociaciones culturales, académicas, profesionales y mucho más. La celebración del Día del Emigrante fue una iniciativa de esta comunidad, así como también la estatua del Emigrante Libanés que ya se encuentra en diversas ciudades del mundo.

Terminó recordando las palabras del poeta libanés Gibran Khalil Gibran: “Si el Líbano no fuera mi patria, haría del Líbano mi patria”. Viva el emigrante libanés, viva México, viva el Líbano, gracias…

Posterior a las palabras del embajador tocó el turno para el presidente del Centro Libanés, Amin Saiden Caram: Queridos libaneses y descendientes de libanes, dijo refiriéndose al día de la mujer: es para mí importante hacer una petición muy especial por la paz y la dignificación de la mujer en todo el mundo en este importante día… Son tantas las emociones al leer a Gibran Khalil Gibran que no puedo dejar de leer lo siguiente: “soy extranjero en este mundo, soy forastero, y en el emigrante la soledad es fabulosa y atroz la nostalgia, si el Líbano no fuera mi país yo lo hubiera escogido como tal. Líbano es un vocablo y no el nombre de una montaña, vocablo que simboliza un sentimiento, lo cedros que exhalan su aroma a incienso, cuando estés en mi Líbano maravilloso entre personas cultas, al lado de viejas ruinas y en lo ato de una montaña, por favor murmura mi nombre para que mi alma vaya hasta allá y flote sobre ti, quiero volver al Líbano, sí, y permanecer allá para siempre, para siempre…” Corría el año 2001 en esta institución cuando surgió más que la idea la necesidad de rendir tributo a aquellos héroes que salieron de su patria en busca de libertad y prosperidad. No tenían miedo ya que lo convirtieron por su gran valentía en el sueño de conquistar el mundo, y vaya que lo lograron, llegaron sin nada más que su corazón, pero eso sí, un corazón que vale oro, más que cualquier fortuna, aquellos tiempos difíciles todo lo que dejaron atrás fue su inspiración para construir un Líbano en cada rincón de todos los países a los que llegaron. Esto y más fue lo que inspiró al Centro Libanés a proponerle al entonces presidente de Líbano, Emil Lajud, que a su vez turnó la solicitud al consejo de ministros de su país para que se nombrara el Día Mundial del Emigrante Libanés, para rendir el justo homenaje a aquellos que nos dieron un nuevo hogar sacrificando sus vidas. Es así como desde la comunidad libanesa de México y para todo el mundo se logró la instrucción a todas las embajadas de Líbano para llevar a cabo este festejo el segundo domingo del mes de marzo de cada año, para darle las gracias a todos nuestros emigrantes de que hoy gocemos de un gran privilegio que es ser miembro de esta honrada comunidad libanesa… Nuestro queridos emigrantes han logrado que nosotros caminemos con la frente muy en alto por ser descendientes de seres valientes, honrados, audaces y respetuosos de nuestro país de origen Líbano, y también el país que nos adoptó, México.

De modo que este día celebremos a nuestros héroes, agradeciendo que nos hayan dado una nueva patria, sin olvidar a nuestro amado Líbano, que siempre estará tatuado en lo más profundo de nuestros corazones… Que Dios los bendiga, muchas gracias.

Nabih Chertouni Halil habló también, el amante y embajador de la Cultura Libanesa, es el maestro del idioma árabe en el Centro Libanés, hoy es el director de Difusión Cultural del Centro Libanés. Comenzó felicitando por su labor del Premio Biblos, al Arq. Antonio Musi, y agradeció al coro de Nuestra Señora del Líbano. Nos entregó una información que quizá pocos estén enterados, “fue el embajador Nouhad Mahmoud quien realizó todos los trámites para tener este día del emigrante, gracias embajador”.

Hoy sí estanos de fiesta celebrando el día de toda una emigración considerada una verdadera extensión de la patria libanesa en el mundo, continuó diciendo Nabih. Es un festejo cultural, lo celebramos con intelectuales de origen libanés reunidos aquí casi de toda la República Mexicana. La verdadera riqueza de una nación es su cultura, ¿qué jerarquía puede tener un intelectual en la sociedad? ¿Es significativo, interesante o es un número más? Las sociedades que trascienden son sin duda las que cuentan con un buen número de intelectuales para trascender en la escalinata de la grandeza y del orgullo de su país. Los libaneses somos un pueblo trabajador, sí señores, somos emprendedores, incansables, y orgullosos de serlo, pero también somos descendientes de aquel pueblo que enseó al mundo el alfabeto, principio de toda gloria y cultura.

Hoy ofrecemos un reconocimiento algunos doctos intelectuales en nuestra gran sociedad libanesa en la República Mexicana, para decir a todos que la cultura sigue siendo nuestra particular riqueza, la cultura es universal, y Líbano está en el universo del saber. Gracias…

Al terminar su discurso empezó la ceremonia esperada, los reconocimientos a intelectuales libanes-mexicanos o mexicanos-libaneses, del arte musical, de la plástica, literatura, de la escultura, de investigación, de cualquier materia se entregaron a los notables de la comunidad libanesa en México. Los galardonados podrán verse en las imágenes abajo, que seguramente se reconocerán rápidamente.

El Centro Libanés, los integrantes libaneses todos, la gran mayoría merecen el respeto siempre, llegaron a México, nuestro México querido abrió las puertas y recibió cordial, amistosamente a todos ellos, en cualquier época, en cualquier año y en cualquier situación, estando en tierras americanas mexicanas lo único que hicieron fue trabajar, darlo todo por ellos, por su familia y por México, tan solo recordando a su Líbano que sí, es verdad, siempre los extrañará…

Quien no tenga un amigo libanés que lo busque…” Fueron las palabras muy certeras del presidente mexicano Adolfo López Mateos, la verdad no se equivocó, un libanés se muestra como es, el amigo que buscabas como lo dijo el presidente, puede llegar a ser un hermano que vivirá en tu corazón simpre…

Muchas felicidades a todos los LIBANESES EMIGRANTES en México y todo el mundo…

ARTÍCULO RELATIVO: TRAS UN SUEÑO DE NOUR KURI

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

LOS HOMENAJEADOS:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Foto: LVÁ – ®-2020

La Voz del Árabe (LVÁ) – SOCIALES – Cd. de México, marzo 11 del 2020

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
José Luis Buere
José Luis Buere
7 months ago

Mi Abuelo Chicri Buere fue emigrante en los inicios del siglo 19. Felicidades a todos los paisanos Libaneses

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x