LOS PAÍSES DEL MEDIO ORIENTE Y EL ESTRECHO DE BAB EL-MANDEB

2.114 visitas

El estrecho seguirá siendo de gran importancia para el comercio mundial, por lo que hay que estar al pendiente y dar seguimiento al desenvolvimiento de lo que parece ser una nueva rebatinga por ese codiciado accidente geográfico.

Dr. Román López Villicaña

El estrecho de Bab el-Mandeb (La puerta de las lagrimas), es geopolíticamente uno de los puntos de ahogo en el mundo (Choke points), como también lo son: el canal de Panamá, el estrecho de Ormuz y el Estrecho de Malaka, entre otros.

Este estrecho comunica al Golfo de Adén con el Mar Rojo, o en términos más generales al Océano Indico con el Mar mediterráneo. Es una arteria comercial de primer orden, pues por ahí pasan unos 19 000 barcos al año, llevando mercaderías de Asia a Europa y viceversa. Es la ruta marítima más corta entre Asia del Sur, Sudoriental y del Este, con Europa. Si no existiera este estrecho, así como el canal de Suez, la comunicación marítima entre Europa y Asia tendría que dar la vuelta al continente africano para llegar finalmente a la Europa Mediterránea por el estrecho de Gibraltar.

El estrecho de Bab el-Mandeb ha sido a lo largo de la historia pretendido y ocupado por diversas potencias mundiales. Por esto encontramos alrededor de dicho paso un interesante fraccionamiento político. Existe por esto una gran cantidad de Estados, como son: Eritrea, Arabia Saudita, Yemen, Somalilandia (no reconocida, pero república independiente de facto), Somalia, Sudán, Etiopía, Yibuti y la región autónoma de Puntlandia.

Históricamente han pretendido y ocupado el área las siguientes potencias: A) Portugal que no puede ocuparlo y para quien hacía poco sentido quedarse en la zona puesto que no existía el canal de Suez. Sin embargo, se queda con el cercano estrecho de Ormuz. B) el imperio Otomano, controló durante mucho tiempo el área siendo el Mar Rojo un lago Otomano, sin embargo, entrado en decadencia y en auge Europa se construye el Canal de Suez en Egipto, siendo una provincia nominal del Imperio, pero de facto controlado por las potencias europeas y finalmente por La Gran Bretaña. C) Francia aparece con el ingeniero Ferdinand de Lesseps quien construye el canal de Suez, formando una compañía en la que Francia y Egipto poseían la gran mayoría de las acciones de la empresa. Al momento de su inauguración por la Emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III el 17 de noviembre de 1869, Egipto poseía 44% de las acciones y Francia el resto. Para 1822 Gran Bretaña tenía más de la mitad. El canal dio gran importancia al estrecho. Por esto iniciado el colonialismo europeo: Francia de apodera de Yibuti; Inglaterra de Yemen de Sur, Omán, Sudán y los Emiratos del Golfo; e Italia de Somalia y Eritrea.

Con el fin del colonialismo luego de la Segunda Guerra Mundial, en la que los vencedores fueron Estados Unidos y La Unión Soviética, la Unión entra en el Yemen del Sur, los Estados Unidos entran en Eritrea entonces provincia del Imperio Etíope, en Arabia Saudita y a partir de los años setenta del siglo pasado en el Golfo Pérsico como potencia protectora de las monarquías petroleas de región.

Hoy con el fin de la guerra fría y la emergencia de un mundo cada vez mas multipolar, la zona no ha perdido su importancia, al contrario, parece acrecentarla. Ahora son las potencias regionales, las que pretenden controlar el estrecho, o por lo menos custodiarlo. Por ahí pasan 1.5 mil millones de barriles de petróleo al año, y es básico tanto para las exportaciones petroleras de los países del área como para los países consumidores de Europa.

Por esto la Unión de Emiratos Árabes firmaron con Eritrea un acuerdo para establecer una base naval en el puerto eritreo de Assab (vecino al estrecho), en septiembre de 2015. También en octubre de ese mismo año Arabia Saudita acordó con Yibuti un acuerdo para usar la base de Camp Limonier, donde también están Francia y los Estados Unidos.

En febrero de 2017 Los Emiratos firmaron un acuerdo por 30 años con Somalia para usar la antigua base soviética de Berbera. En abril de 2017 la Unión de Emiratos firmó acuerdo con Somalia para establecer una base en Bossaso y otra en la región autónoma de Puntlandia. Eritrea ahora ha caído dentro la esfera de influencia saudita, y ha mandado unos 400 soldados a combatir a los Houtíes enemigos de los sauditas en Yemen. Assab se convierte en un puerto importante para Etiopía quien ha descubierto petróleo en el sureste de ese país, y le es indispensable el puerto de Assab para exportarlo, por esto en septiembre de 2018 se firmó un acuerdo frente el Rey Salman de Arabia Saudita, en el cual Etiopía y Eritrea han terminado el estado de guerra y el problema territorial que los enfrentaba. Cabe destacar que este acuerdo de paz le valió al primer ministro Abby de Etiopía el premio Nobel de la paz. Es precisamente la Arabia Saudita la que construye el oleoducto de Addis Abeba a Assab que servirá a Etiopía. Etiopía también ha aprovechado el nuevo paso con su antiguo rival eritreo, para reconstruir las carreteras que van de su territorio a los puertos eritreos de Massawa y Assab, en previsión de salidas seguras de sus exportaciones, y para aliviar su falta de costas marítimas.

Irán, por su parte, no se desentiende de la zona. Como es sabido, ya ha expresado ser protectora del del vecino estrecho de Ormuz. También se considera que brinda alguna ayuda a los Houtíes de Yemen, quienes están en guerra con la Arabia Saudita que desea, eliminarlos del poder y poner un régimen títere obediente a los deseos de la clase dirigente de ese país, esto ha llevado a un castigo aéreo sin misericordia, poniendo en peligro a grandes sectores de la población yemení, que sufre por el embargo impuesto y por los constantes bombardeos sobre áreas militares y civiles, como escuelas y hospitales, Yemen está al borde de ser uno de los peores desastres humanitarios que haya visto el planeta . Los Emiratos Árabes Unidos por su parte han entrado a este conflicto apoyando a los sauditas en la parte sur del país, específicamente en la zona de Adén y del Hadramaut.

Etiopía por su parte ha buscado acuerdos para el posible uso de Port Sudan en Sudán y de Berbera en Somalia. Arabia Saudita parece dispuesta a invertir en la agricultura etíope, y también ha logrado concesión por 99 años de 700 000 Km2 de tierra agrícola en Sudan.

Turquía no se ha quedado fuera y ha vuelto por su antigua posición que ocupó en la era otomana, para este 2020 tiene planeado inaugurar una base militar turca en el puerto de Sawakin en Sudán, además de respaldar a su aliado Qatar para tener una presencia importante en la zona.

Como puede verse, ante un posible retiro de los Estados Unidos del área, (lo cual se ve improbable en un futuro cercano), países como Rusia, se apresuran a consolidar su presencia en la zona, lo mismo que Irán, Israel, la Unión Europea, China, India y Pakistán. El estrecho por su geografía seguirá siendo de gran importancia para el comercio mundial, por lo que hay que estar al pendiente y dar seguimiento al desenvolvimiento de lo que parece ser una nueva rebatinga por ese codiciado accidente geográfico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Dr. Román Villicaña: Prof. Pensionado UDLAP

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, enero 6 del 2020

 

CONOCE Y COMPRA PRODUCTOS ÁRABES EN

La Voz del Árabe STORE

 

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación sitio web en Internet son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x