¿QUIÉN QUIERE ASESINAR LA RED VOLTAIRE?‎

329 visitas

¿Existe aún el estado de derecho en Francia?‎

 Red Voltaire | Paris (Francia)

Como un medio informativo a nivel internacional, La Voz del Árabe en solidaridad con la Red Voltaire se une a la acción de obtener la justicia por la libre expresión en la libertad de prensa. Su principal autor, el ya famoso Thierry Meyssan, francés importante por su crítica política a occidente por sus acciones hacia Medio Oriente, como lo somos todos en cierto momento de importancia política en el mundo, sobre todo allá en la zona caliente del Medio Oriente o Mundo Árabe causada por el triángulo sionista que ya conocemos, hoy tiene problemas este tan leído medio informativo y crítico de las acciones políticas mal intencionadas, aquí la historia esperando desde aquí, en México, que el Sr. Thierry Meyssan  y su equipo puedan lograr la libertad de expresión definitiva y que sus detractores muestren respeto a lo dicho por el periodismo libre, si no les gusta lo que se publica, es muy sencillo, no actúen mal…

Mucha surte Red Voltaire, los apoyamos y seguiremos siempre…  LVÁ

 Red Voltaire | Paris (Francia) – Hace 8 años que la Red Voltaire no logra abrir una cuenta bancaria en ningún país occidental. ‎En cualquiera de esos países, después de haber recibido una respuesta positiva, se nos ‎ha informado que la solicitud de creación de nuestra cuenta bancaria ha sido rechazada por el ‎Banco Central del país… sin motivo alguno. Tal parece como que existe una lista negra secreta ‎internacional, a la que se pliegan los Bancos Centrales. ‎

Actualmente tenemos que reembolsar los gastos ocasionados por el hosting y el mantenimiento ‎de nuestro sitio web durante los últimos años. Eso representa 48 000 euros. ‎

En Francia, un sistema de donaciones a través de internet fue creado por una filial del Crédit mutuel ‎Arkéa, el sitio web Leetchi, dedicado a la llamada “economía colaborativa”. En junio pasado, la ‎justicia francesa bloqueó ese sitio web, después de que este último decidiera por sí mismo cerrar ‎una recaudación destinada a recoger fondos para que el boxeador Christophe Dettinger pudiera ‎pagar su defensa ante los tribunales. Para justificar el cierre de la colecta, se acusó al boxeador ‎de pretender utilizar el dinero para pagar posibles multas, lo cual sería ilegal. El boxeador ‎Christophe Dettinger había sido enviado a los tribunales por haber peleado a mano limpia contra ‎gendarmes equipados con cascos, bastones, escudos y toda la panoplia de protección usual en las ‎fuerzas antimotines francesas, porque los gendarmes habían empujado a una mujer durante una ‎manifestación de los “Chalecos Amarillos”.‎

Surgió entonces Le Pot Commun, otro sistema de recaudación de fondos a través de internet. ‎Un sistema idéntico al anterior. El sitio web Le Pot Commun es, en efecto, una copia ‎al carbón de su antecesor, lo cual hace pensar que depende de la misma firma.

Hace 2 semanas, ‎nos dirigimos a ese sitio web para organizar una colecta. Nuestra solicitud fue aceptada, al igual ‎que los datos administrativos que le hicimos llegar. Sin embargo, cuando le enviamos la orden ‎para que nos transfiriera el dinero ya recogido a una cuenta bancaria creada expresamente con ‎ese fin, Le Pot Commun dejó de respondernos. ‎

El 25 de julio, el sitio web mostraba que la orden de transferencia había sido registrada pero que ‎no estaba efectuada. Escribimos varias veces al sitio web pero seguía sin respondernos. ‎Repentinamente, el 1º de agosto, el sitio web clausuró nuestra colecta y envió a las personas que ‎habían donado fondos para Voltairenet un mensaje anunciándoles que iba a devolverles lo que ‎habían donado, devolución que se realizaría supuestamente «a pedido» de los propios ‎donantes. ‎

En resumen: ‎
Seguimos teniendo que reembolsar 48 000 euros y no hemos recibido ni un centavo. ‎El dinero que ustedes, nuestros donantes, aportaron tan generosamente no nos fue entregado;
el sitio web Le Pot Commun se ha negado a respetar su contrato, pero no por sospechas sobre la ‎existencia de algún delito sino por simple discriminación, debido a nuestras opiniones políticas;
Le Pot Commun nos ha robado la suma ya recolectada –más de 46 000 euros. Al decidir ‎unilateralmente devolver el dinero a nuestros donantes, Le Pot Commun se protege de las ‎posibles acciones judiciales que estos podrían emprender acusándolo de robo. Pero Voltairenet si ‎puede acusarlo.
Para devolver los fondos a nuestros donantes, el sitio web Le Pot Commun relacionó entre sí ‎una serie de datos que no tenía ningún derecho a vincular unos con otros. Le Pot Commun creó ‎así una base de datos nominativa ilegal que incluye, además del nombre de la colecta, los ‎nombres de los donantes y sus datos bancarios. ‎ Por el momento no sabemos quién ordenó la comisión de esos delitos. ‎

La Red Voltaire –identificada en francés como Réseau Voltaire– fue fundada en 1994 en el ‎Parlamento Europeo. Inicialmente reunió en su seno varios partidos políticos de gobierno, ‎sindicatos nacionales y diarios para defender la libertad de expresión en Francia, ya entonces ‎amenazada por una enmienda legislativa. A partir de 1999 y de la incorporación de Francia a la ‎guerra contra Serbia, nos dedicamos a la política exterior en aplicación de nuestro espíritu ‎crítico. Luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Red Voltaire publicó numerosas ‎investigaciones sobre ese tema, con el respaldo de todos sus miembros. Pero cuando su fundador ‎y presidente, Thierry Meyssan, publicó en 2002 un libro recapitulativo, numerosos organismos ‎optaron por retirarse. Poco a poco, Red Voltaire se convertía en una fuente de información y ‎de análisis sobre los conflictos del momento. Hoy en día,‎ los artículos de Red Voltaire ‎se traducen a varios idiomas y son reproducidos en los resúmenes de prensa de numerosos ‎gobiernos. ‎

Perseguir la Red Voltaire y eventualmente hacerla desaparecer es, por consiguiente, una ‎cuestión de política internacional. ‎

Hoy estamos solicitando a ustedes:
Verificar si han recibido realmente el reembolso integral de los fondos que tan generosamente ‎donaron ustedes, y que no se haya deducido de esas donaciones ningún tipo de gasto. En el caso ‎de la colecta a favor del boxeador Christophe Dettinger, hay donantes que se quejaron de haber ‎sido robados. Si se encuentra usted en ese caso, póngase en contacto con nosotros a través de ‎sdrimini@gmail.com
Que nos ayuden efectuando urgentemente una transferencia bancaria a la cuenta bancaria creada expresamente con ese fin por nuestro representante ‎en Francia, Alain Benajam. Como motivo o razón de la transferencia, escriban en francés «Soutien à Voltairenet.org», lo ‎cual significa “Apoyo a Voltairenet.org”. Las coordenadas de esa cuenta son:‎

‎También hemos iniciado una colecta a través de PayPal, accesible mediante este vínculo.

Nos comprometemos a mantenerlos a ustedes informados sobre lo que suceda en lo adelante. ‎Este asunto nos permitirá a todos comprobar si en Francia sigue existiendo o no el estado de ‎derecho. ‎

Artículo bajo licencia Creative Commons  – La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND). – Fuente : «‎¿Quién quiere asesinar la Red Voltaire?‎», Red Voltaire , 3 de agosto de 2019, www.voltairenet.org/article207205.html / Ayude a la Red Voltaire  Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.  / ¿Cómo participar en la Red Voltaire? – La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.  /  Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

VISTA Red Voltaire

Foto ticket: Títular: Alain Benajam‎
IBAN: FR76 1659 8000 0113 8513 8000 182‎
BIC: FPELFR21‎
RIB: 16598 00001 13851380001 82

 

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, agosto 6 del 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.