SABIDURÍA Y CULTURA ÁRABE EN LAS ARENAS DEL TIEMPO

279 visitas

La gran diversidad de grupos árabes en México, marcó la pauta para la formación de un sinfín de organizaciones sociales, culturales y religiosas que dieron unidad y sentido de identidad a las comunidades de inmigrantes.

 Ruth Figueroa*

Los inmigrantes árabes no olvidan sus raíces, pero tienen la virtud de aprender y nutrirse de nuestra cultura. Conocer la cultura árabe y su influencia es fundamental para entender el desarrollo de nuestro entorno. La fuimos adoptando a través del tiempo; y forma parte de la cotidianidad en México, un sincretismo que les dio una nueva cosmovisión. Nuestro país recibió sus grandes aportaciones culturales y artísticas que, a partir del siglo XVI, se han fusionado integrándose en un crisol arquitectónico, gastronómico, artístico y cultural de gran valor.

La gran diversidad de grupos árabes en México, marcó la pauta para la formación de un sinfín de organizaciones sociales, culturales y religiosas que dieron unidad y sentido de identidad a las comunidades de inmigrantes. Muchos de ellos se han asentado en nuestro país para instalar negocios o llevar a cabo estudios. Han hecho una contribución especial por su manera tan fluida de adaptarse a él y prosperar.

Durante la ocupación árabe en España, muchas de sus palabras fueron agregadas al castellano: más de cinco mil vocablos forman parte de nuestra lengua, conceptos como alfombra, aceite, aceituna, albañil, alcalde, alcantarilla, algodón, alhajero, almohada, cifra, jarabe, limón, sandía, taza, zanahoria, jarra, Guadalupe, Guadalajara, entre muchas otras.

No menos importante es su herencia en los números, las matemáticas, la geometría y el álgebra, así como sus aportaciones en el campo de la medicina.

La riqueza cultural de la convivencia y tolerancia entre las tres grandes religiones: cristiana, islámica y judía, influyó no solamente en la arquitectura, sino también en la orfebrería, joyería, la industria textil, la literatura, la música, la danza y la gastronomía; e introdujeron en la cocina tradicional y actual el uso de productos como los frutos secos y las especias en la carne, entre otros. Incluso el arroz con leche, que es uno de nuestros postres más populares, es de origen árabe.

“La mayoría de los árabes que se encuentran en México llegaron en búsqueda de un mejor futuro, o por atracción natural y cultural. El pueblo mexicano es muy próximo a los pueblos árabes, hay diferencias, pero la convivencia es posible, el mexicano es hospitalario, empático y solidario.

Mi país, Marruecos, es diverso y somos una mezcla de árabes, bereberes, saharauis y amazigh. Formábamos el oriente próximo para España, al mismo tiempo hacia las dos orillas, la mediterránea europea y la atlántica americana. Considero que México es un paraíso comparándolo con otros países: tiene absolutamente todo, es diverso y rico en valores culturales.

México merece estar entre las primeras potencias. “Jamás he tenido algún problema con mexicanos”, son palabras de mi amigo Marwane Elmohamadi, originario de Marrakech, Marruecos. Llegó a México hace siete años para hacer su doctorado en Economía en la Ciudad de México.

La herencia árabe-islámica, presente en México y en los demás países de América Latina, se refleja también en las similitudes que destacan en ambos pueblos: gusto por viajar, trabajar, vivir, comer y amar. México cuenta con una herencia árabe y bereber, tomando en consideración que muchos zuavos formaron parte de las tropas francesas que hicieron la guerra a México en el siglo XIX, pero que una vez en México, no aceptaron seguir esa guerra y se quedaron definitivamente en este país, donde se casaron con mexicanas y aportaron ellos también mucho de su cultura y de sus tradiciones.

*Ruth Figueroa – Originaria de Guadalajara, Jalisco, Mx. Inició su trayectoria profesional en el medio cinematográfico en 2001. Sus películas han sido comercializadas y proyectadas en Francia, Nicaragua, EUA, Nueva Zelanda, Argentina y recientemente en Venezuela. Los temas más destacados de las películas son en torno a las tradiciones mexicanas, migración y video danza. Es columnista en el periódico El Sol de León, en Avenida Digital 3.0. Es fundadora y directora del Centro Cultural Casa Aura en León, Guanajuato. En 2019 colaboradora en La Voz del Árabe.

Imagen: LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, mayo 20 del 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.