IMPACTO DE VENEZUELA EN MARRUECOS

24 visitas

Juan Guaido trabajará para restablecer las relaciones diplomáticas con Marruecos y su gobierno apoyará el proceso político para una solución pacífica de las Provincias del Sur…

Por: Dr. Mohamed Badine

Venezuela ha estado en el centro de las noticias internacionales durante varios días. Esto requiere, me parece, una explicación de las causas de la crisis. Terminaré con un informe y una perspectiva de las relaciones entre este país y Marruecos.

Juan Guaido, presidente de la Asamblea Nacional, se declaró a sí mismo presidente de la República Bolivariana de Venezuela el miércoles (23 de enero). Nicolás Maduro, presidente desde 2013, estaba cada vez más aislado a nivel regional. Venezuela está experimentando una sucesión de crisis: económica, social, geopolítica. La experiencia venezolana se ha caracterizado durante veinte años por la extrema polarización social y política.

El tiempo del chavismo triunfante parece lejano. El país se ha estancado en la crisis política y no parece capaz de aguantar el choque económicamente. Por su parte, Nicolás Maduro parece haber perdido la paciencia. Pasó el control de puertos, aeropuertos y áreas petroleras al ejército. Venezuela se está hundiendo cada vez más en la crisis política. Hubo la posibilidad de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro a fines de 2016. Los opositores, mayoría en la asamblea y encabezados por Henrique Capriles, lograron reunir las firmas necesarias para su citación, afirman 400 personas y 400 es el doble de lo que se necesita. La presión aumenta sobre la presidencia, que se está volviendo cada vez más común y acusa a los Estados Unidos de estar detrás de eso. Si hubiera sido antes de enero de 2017 y Maduro lo hubiera perdido, se celebrarían nuevas elecciones. Pero el caos estaba cerca porque Nicolás Maduro amenazaba con exigir la disolución de la asamblea a la justicia constitucional. Finalmente, la Corte Suprema se otorgó el poder legislativo en marzo de 2017. Luego, el 30 de julio de 2017 se eligió una Asamblea Nacional Constituyente, a pesar del boicot de la oposición. Totalmente a favor del régimen de Maduro, tiene el poder legislativo, a expensas de la Asamblea Nacional. Oficialmente, su trabajo está previsto para dos años y conducirá a un nuevo proyecto de constitución. Cabe señalar que, de las 50,000 solicitudes presentadas, solo 6,120 han sido validadas. Además, Nicolás Maduro prohibió los candidatos de los partidos políticos de oposición.

El jefe de estado parece estar listo para cualquier cosa para mantenerse en el poder. El sucesor de Hugo Chávez no tiene ni su carisma ni su excepcional situación económica. Sabe que solo tiene dos instituciones que lo apoyan: el ejército y la justicia. Los oficiales «chavistas» son numerosos y están listos para defender el poder hasta el final. Los privilegios que disfrutan en la economía nacional explican esto en gran medida. La militarización del régimen preocupa en la región. Los recuerdos de regímenes militares o dirigidos por militares todavía son recientes y dolorosos en muchos países como Brasil, Argentina y Chile. En mayo de 2018, Maduro fue reelegido presidente. La oposición boicoteó la votación. Tomó el cargo por su segundo mandato en enero de 2019, lo que explica la proclamación de Guaido.

La situación geopolítica de la región ha cambiado. Si a principios de la década del 2000, Chávez podría contar con el apoyo de Lula y Kirchner; ahora Brasil y Argentina, líderes del MERCOSUR, están liderados por los presidentes de derecha Macri y Bolsonaro. Pero ¿qué impacto tiene para Marruecos?

En enero de 2009, bajo Chávez, Marruecos retiró a su embajador y anunció la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, siguiendo las medidas de apoyo al pseudo-RASD (Venezuela reconoce desde 1983 el pseudo-RASD). Luego, en los últimos años se llevaron a cabo numerosos pases de armas en la ONU entre los representantes de los dos países, Omar Hilale y Rafael Ramírez.

Pero esta semana, Manuel Avendano, asesor de asuntos exteriores de la Asamblea Nacional de Venezuela, un organismo controlado por la oposición, dijo que Juan Guaido trabajará para restablecer las relaciones diplomáticas con Marruecos y que el gobierno de Guaido apoyará el proceso político dirigido por la ONU para una solución pacífica y mutuamente aceptable a la cuestión de las Provincias del Sur, en una declaración a la MAP.

¿Qué futuro hay para las relaciones bilaterales a largo plazo? Dependerá en gran medida de la secuencia de eventos en este país. El futuro de Maduro depende en gran medida del futuro de nuestra relación con Caracas. Sea como sea, América Latina está experimentando importantes cambios políticos y Marruecos debe posicionarse, como lo ha hecho en África.

*Dr. Mohamed Badine El Yattioui es profesor de tiempo completo UDLAP en Relaciones Internacionales y miembro del Seminario Permanente sobre el islam de la UDLAP. Presidente del Think Tank Nej Maroc. Colaborador de La Voz del Árabe.

Imagen: LVÁ-Pixabay

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, febrero 5 del 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.